fbpx

Rafel Mas Tous: “Nuestro objetivo es formar personas abiertas al cambio”

El responsable de Pastoral, Identidad y Misión de los centros educativos de las Franciscanas Hijas de la Misericordia explica el valor de la Educación integral.
Anastasia FedulovaMartes, 2 de febrero de 2021
0

Rafel Mas es también gerente de la obra social Misol. © R.M.

Desde los orígenes de la Congregación Franciscanas Hijas de la Misericordia, su gran labor educativa y social está reconocida en países de Europa y América. El trabajo educativo y social se dedica a favorecer que niños y niñas puedan acceder a “una Educación basada en la formación de personas íntegras y responsables consigo mismas y con la sociedad de la cual forman parte”.

Rafel Mas Tous es responsable de Pastoral, Identidad y Misión de los Centros San Francisco de Asís y gerente de la obra social Misol que también pertenece a la misión educativa de la Congregación.

¿Cuáles son los principios básicos que unen a todos los Centros San Francisco de Asís?
—Centros San Francisco de Asís (CSFA), titularidad de las Franciscanas Hijas de la Misericordia, forman una comunidad estrechamente unida, centrada en procurar una Educación integral, tanto en lo académico como en lo humano.En la formación que brindamos y en la convivencia diaria tenemos en cuenta valores tan importantes para el desarrollo personal y social como la solidaridad, el amor, el respeto, la amistad, la innovación, el compromiso social y el esfuerzo.

¿Cómo se aplican las metodologías innovadoras en los centros?
—Nuestro interés primordial es poner al alumno en el centro del proceso de aprendizaje para integrar conocimiento y basar el proceso educacional en la experiencia. Desde hace unos años estamos planteando un modelo de gestión basado en la transversalidad de los diferentes centros y los servicios generales de la Congregación. Una nueva estructura de servicios en red optimiza las herramientas informáticas con el fin de dar mejor soporte a la comunidad educativa. Nuestro objetivo es formar personas abiertas al cambio, con una profunda vida interior, inspiradas en la espiritualidad franciscana.

"

Poner al alumno en el centro del aprendizaje es nuestro interés primordial

"

El lema del curso académico 2020-21 en los CSFA es ‘Conéctate y confía’. ¿Cómo se interpreta?
—Durante los últimos meses, y de manera totalmente desprevenida, hemos vivido una experiencia compartida de conexión y soledad al mismo tiempo. Hemos sentido una nueva proximidad con nuestro núcleo de vida fundamental, mientras que hemos buscado recursos para estar “conectados” y superar la separación física del resto de seres queridos: la familia, los amigos, los compañeros de trabajo. En este sentido, el lema quiere ser una invitación a estar conectados y confiar a nivel de tres dimensiones: uno mismo, el exterior y Dios.

¿Cómo han gestionado las consecuencias del Covid-19 en los centros?
—Los CSFA, junto con las otras obras de la Congregación, Misol y Mater, hemos intentado responder a esta situación tan excepcional de manera creativa. A pesar de las dificultades, es profundamente alentador saber que nuestros centros se han adaptado a la nueva situación con rapidez y profesionalidad. Tanto en los momentos de confinamiento duro como ahora, se están desarrollando procesos, estrategias y acciones en todos los niveles para continuar siendo “colegios familiares y cercanos”.

En cuanto a las competencias digitales y recursos necesarios para el proceso educativo a distancia, ¿se han enfrentado a un problema por su carencia?
Una de las principales dificultades que hemos tenido es la llamada “brecha digital”. Hemos comprobado que la falta de recursos impide a las familias disponer de más de un dispositivo digital, no solo en Perú y Bolivia, pero también en España.
Para hacer frente a este problema, hemos procurado flexibilizar la enseñanza, además de acompañar a los alumnos y familias con más dificultades. Hemos intentado dar repuesta, tanto a través de nuestra obra social, Misol, como mediante una actuación de intermediarios con las diferentes administraciones que proveían de apoyo social.

"

La falta de recursos impide a las familias tener más de un dispositivo digital en Perú y Bolivia y también en España

"

¿Cuáles son las características cruciales que la comunidad educativa de los CSFA está fomentando en el alumnado?
Nuestros alumnos deben ser capaces de aprender el dominio de unas herramientas digitales, y formar parte de una manera positiva de la transformación digital de la sociedad. Otro elemento importante del proyecto educativo es que nuestros centros sean fuente de amor, respeto y cuidado de la Tierra.
También destacamos el proyecto transversal Educar la Interioridad en el que se completa el proceso educativo del alumnado con la integración de un nuevo ámbito, basado en el desarrollo de la identidad personal, siempre desde una doble perspectiva: el autoconocimiento y el crecimiento personal, y sus consecuencias en la comunidad de la que formamos parte. Pretendemos que los niños y jóvenes de nuestras escuelas puedan aportar, como miembros activos de la sociedad, ahora y a lo largo de su vida adulta, valores positivos como la sencillez, la justicia, la misericordia, la solidaridad y la alegría.

¿Cómo integran a las familias en el proceso educativo y la vida escolar?
—Nuestra comunidad funciona como una gran familia en la que cada uno de sus miembros tiene un gran peso específico. Nos esforzamos en tener una relación de máxima cercanía para que los padres y las madres estén al tanto de la situación y del día a día de sus hijos. Nos comunicamos con ellos de manera presencial y también hemos adaptado herramientas tecnológicas para mantener una relación continua a través del ámbito digital. Generamos espacios de encuentro como celebraciones o actos solidarios para generar el encuentro y el intercambio.

El proyecto Misol es otro pilar de la labor de las Franciscanas Hijas de la Misericordia. Siendo una obra social, ¿cuál es la aportación educativa del proyecto?
Desde su origen, la Congregación ha centrado gran parte de sus esfuerzos en llegar allí donde hay sufrimiento y carencia de oportunidades. Intentamos que la Educación en la solidaridad sea un elemento de formación para toda la comunidad educativa de una forma trasversal. Empoderamiento de la mujer, Educación y formación para los niños y jóvenes, así como atención sanitaria y alimentación son los cuatro ejes básicos que definen los proyectos de Misol.
A lo largo del curso son múltiples las acciones que se llevan a cabo para que nuestros alumnos tengan un espacio de participación activa en estos proyectos y desarrollen un espíritu y actitudes solidarios, la empatía y la capacidad de actuar.

Experiencia educativa
  • Los Centros San Francisco de Asís son seis colegios y dos guarderías en Mallorca y un centro educativo en Ciudad Real. Otros centros de Educación (refuerzo escolar, internado y escuelas de formación técnica) en Perú, Bolivia y los EEUU también forman parte del proyecto.
  • La titularidad de los centros educativos pertenece a la Congregación de Franciscanas Hijas de la Misericordia, cuya historia comienza en el pequeño pueblo mallorquín de Pina en el año 1856. Tanto en España como en países de América Latina se llevan a cabo los proyectos de ayuda a través de la obra social Misol. La labor educativa se extiende a la organización Mater donde brindan apoyo a las personas con discapacidad intelectual.
  • La solidaridad y el cuidado de la creación son ejes irrenunciables de los CSFA. “Ser respetuosos con la vida se ha convertido en un eje de nuestro día a día y está presente en la actuación cotidiana, desde el gesto más sencillo hasta los diferentes planes y el proyecto educativo”, añade Rafel Mas Tous.
0
Comentarios