fbpx

Más presencia paterna y menos agenda infantil, claves para educar a los hijos

Aumentar la presencia de los padres en el día a día de sus hijos y reducir la excesiva "agenda infantil" que padecen los niños hoy en día son dos de las claves que recomienda el maestro y formador Ares González para disfrutar de la crianza y la educación de sus hijos.
RedacciónLunes, 19 de abril de 2021
0

"Cuando estamos en la crianza nos vamos dejando llevar", pero es importante reflexionar sobre lo que pasa en la familia. ADOBE STOCK

En su libro Educar sin GPS (Planeta), Ares González recoge seis puntos clave para “volver a la esencia” de la educación, ya que existe “un grave problema” de falta de presencia de los padres y de “adultización de los niños”, asegura el propio Ares en una entrevista con Efe. En su opinión, para que los niños y niñas crezcan seguros es necesaria, entre otras cosas, la presencia de las personas de referencia, además de que se les “permita ser” ellos mismos. Para ello, considera imprescindible “generar tiempos, espacios y posibilidades” en los que los menores no “tengan que estar cumpliendo con las expectativas de algo externo, sino que puedan desarrollar su propio programa interno”.

El libro, asegura este padre de familia numerosa, “ayuda a volver a la esencia, a pararnos y reflexionar sobre cuestiones” que a veces no se tienen suficientemente en cuenta porque “vamos corriendo y deprisa”, y habría que hacer igual que ocurre en el mundo laboral, “todo el mundo para y hace una evaluación para ver si lo que está realizando funciona o no, cambia cosas y mejora”. Sin embargo, lamenta, “cuando estamos en la crianza nos vamos dejando llevar”, pero es importante reflexionar sobre lo que pasa en la familia y “cómo poder mejorarlo para que todo el mundo lo viva con mayor bienestar”.

Una brújula de seis puntos

“Lo principal es que las familias disfruten”, afirma, y para ello propone una brújula con seis puntos, que son todo lo que la infancia necesita y que “no se compran con dinero”, ya que todo lo que necesitas para criar y educar a tus hijos e hijas “lo tienes tú o lo puedes generar tú”.

Estos puntos son: la presencia continua de las personas de referencia, cuidados de calidad, adultos que favorezcan su autonomía, límites claros y respetuosos, tiempos y espacios para poder ser ellos mismos, y sobre todo, bienestar familiar. No obstante, advierte el autor, este libro no es una lista de lecciones que hay que estudiar para ser mejor padre o madre, sino que en él se proporcionan diversas herramientas a las familias en forma de teoría y ejercicios prácticos, para que tengan ideas claras sobre la crianza y puedan encontrar su propio camino.

Falta de presencia

González asegura que uno de los grandes problemas actuales de la infancia es la falta de presencia de los padres, debido a que muchas veces nos encontramos con familias con dos personas trabajando y con niños y niñas yendo a extraescolares, lo que hace que los tiempos compartidos se vayan reduciendo. “Los niños para estar seguros necesitan la presencia de sus personas de referencia, que estén disponibles y presentes en el tiempo”, afirma, y señala que los pequeños necesitan tener “la batería de seguridad cargada para poder explorar y hacer otras cosas nuevas”.

Permitirles ser

Otro de los problemas que detecta en las sociedades actuales es “la adultización de los niños”, y es que la sociedad no respeta el “tempo de la infancia”, ni permite a los niños ser y jugar libremente, pues se les impone “un horario muy cerrado”, tanto en los centros educativos como fuera. “Tenemos que proporcionarles espacios en los que puedan explorar, expresarse, simbolizar, moverse y descansar”, defiende, y lamenta la poca atención que presta el sistema a la infancia y las familias, algo que se ha puesto de manifiesto durante la pandemia. “Han sido los grandes olvidados”, denuncia.

Otro de los problemas que detecta en las sociedades actuales es "la adultización de los niños", y es que la sociedad no respeta el "tempo de la infancia"

“Podías ir a pasear al perro porque tiene unas necesidades pero no se contempló que los niños y niñas tienen también unas necesidades de movimiento y de desarrollo psicológico, y podrían haber salido al parque durante una hora o a correr en el momento en que estuvimos peor en pandemia”, señala.

Cuidados, límites y autonomía

Educar sin GPS aborda, además, la importancia de los cuidados, especialmente del sueño y la alimentación, y de potenciar la autonomía de los niños, dejándoles enfrentarse a las consecuencias de sus movimientos, pensamientos, decisiones y emociones, mientras los acompañamos desde la distancia. Asimismo, defiende la necesidad de establecer unos límites claros, sin perder de vista que el objetivo de éstos es “aprender, no obedecer”, así como de encontrar equilibro, estabilidad y bienestar familiar.

González anima a “ponerse las gafas de niño de vez en cuando para ver la vida con sus ojos”, y recuerda que criar y educar es “un proceso de ir creciendo poco a poco” y que el objetivo es “disfrutar” del camino.

0
Comentarios