fbpx

Salma Khalil, la artista que guía a las jóvenes refugiadas

Participa en el proyecto 'La Luz de las Niñas' para ayudar a niñas y adolescentes refugiadas víctimas de violencia a reforzar su capacidad de expresión.
RedacciónMartes, 13 de abril de 2021
0

Una de las participantes en los talleres de creación del cuento infantil 'Afaf y el Huevo Dorado'. © ENTRECULTURAS

“La Educación es como los peldaños de una escalera para llegar a un destino preciso”, comparte Salma al recordar a su padre.

A los 6 años, pensaba que no podía llegar a ser escritora siendo mujer: “Papá, quiero ser un hombre, quiero escribir libros como los que lees tú”. “No tienes por qué convertirte en un hombre para ser escritora. Hay muchos libros escritos por mujeres”, le contestó.

Salma Khalil Alieu es hoy en día una artista multidisciplinar de nacionalidad chadiana.

Proyecto de vida

Khalil colabora con Entreculturas y con el Servicio Jesuita a Refugiados-Chad en el proyecto La Luz de las Niñas, donde ayuda a niñas y adolecentes refugiadas víctimas de violencia a fortalecer su capacidad de expresión, decisión y empoderamiento.

A través de una serie de talleres de escritura e ilustración ha logrado realizar un libro conjunto en el que se plasman las historias y perspectivas de futuro de un grupo de niñas y adolescentes.

Testimonios

El cuento infantil, Afaf y el Huevo Dorado, escrito e ilustrados por la artista chadiana, nace de seis talleres celebrados a finales de noviembre en Chad.

Afaf, la protagonista de la historia, y el resto de habitantes del pueblo Bonheur Bonheur parecen surgir de la más pura fantasía. Sin embargo, son un fiel reflejo del imaginario, los recuerdos y la vida cotidiana de las niñas en situación de desplazamiento forzoso en Chad.

El cuento es un fiel reflejo de los recuerdos y la vida cotidiana de las participantes en el proyecto

Más de 60 niñas y adolescentes, procedentes de tres campos de refugiados distintos, tuvieron la oportunidad de “expresarse y dar ideas” para crear conjuntamente el cuento. Muchas de ellas comenzaron contando cómo tuvieron que abandonar sus hogares en busca del bienestar, mientras que otras se centraron en sus perspectivas de futuro: “Quiero vivir donde esté bien, haya tranquilidad y pueda tener una buena Educación”, contaba una de las participantes.

La experiencia les ha permitido comprender el rol de la mujer en la sociedad

El libro se presentó oficialmente el pasado 10 de marzo en la Casa de la Mujer en Yamena, Chad. Uno de los momentos más esperados fue la lectura del cuento.

Cuatro de las niñas refugiadas que participaron en los talleres de creación, narraron el cuento junto con la artista, Salma Khalil, dando paso al visionado de un breve documental sobre el proceso de creación, en el que se exponen los testimonios de las niñas, que conversaron sobre sus sueños de futuro, la importancia de la Educación para sus vidas y su experiencia en los talleres, que tuvieron un gran impacto en sus vidas.

Igualdad de género

Esta experiencia permitió  a las participantes comprender el rol de la mujer en la sociedad. “Se dieron cuenta de que son las mujeres quienes hacen que el mundo se mueva” y que son “un sujeto de desarrollo y de paz”, cuenta Khalil.

Gracias a esta experiencia, ahora muchas de las niñas sueñan con ser médicas, maestras o, incluso, pilotas de avión. Dar a conocer historias donde la protagonista o la heroína es una mujer demuestra a las niñas que el pueblo puede ser liderado por una mujer y que también pueden ser ellas las que, el día de mañana, se conviertan en los personajes que admiran.

“Cuando sea mayor voy a ser enfermera para salvar la vida a la gente”, asegura Habiba, una de las participantes.

Cooperación

“Si queremos lograr el desarrollo y la paz necesitamos de las niñas y tenemos que animarlas como mi padre lo hizo conmigo”, asegura Khalil, que insiste en que “debemos trabajar juntos y juntas para erradicar las historias de guerra, migración y violencia que existen en toda sociedad”.

0
Comentarios