fbpx

Celaá anuncia que alumnos de 12 a 17 años empezarán el curso vacunados

La ministra Isabel Celaá ha anunciado que los alumnos de 12 a 17 años empezarán el curso vacunados contra la Covid-19 y ha recordado que la decisión depende del Ministerio de Sanidad, con el que trabajan "conjuntamente", ha dicho.
RedacciónJueves, 1 de julio de 2021
0

La ministra ha participado en un seminario sobre la Lomloe organizado este jueves por la Diputación de Barcelona.

La ministra ha hecho estas declaraciones antes de participar en el seminario La Lomloe: un paso adelante hacia la calidad, equidad y excelencia de la Educación en nuestro país, organizado este jueves por la Diputación de Barcelona. Según la ministra, “la intención del Ministerio de Sanidad” es que la vacunación a los alumnos se lleve a cabo dos semanas antes del inicio de curso.

Celaá se ha mostrado convencida de que el curso 2021-22 “empezará con mascarillas en las aulas” y ha valorado su uso durante este próximo curso como “altamente positivo”.

Por otro lado, la ministra ha anunciado que España invertirá en Educación casi 5.000 millones de euros hasta el año 2024, una inversión que ha calificado de “histórica”. De los 5.000 millones anunciados, “algo más de 2.000 se destinarán a la mejora de la Formación Profesional” con la incorporación de todo el tejido empresarial en la definición de perfiles y facilitando la formación y la competitividad del país, y “se destinarán otros 2.400” a digitalización y equidad, ha añadido la ministra. La Educación “es el principal motor de progreso de una sociedad”, por lo que “no se trata de un gasto, sino es una gran inversión”, ha afirmado.

La ministra ha desgranado los aspectos más destacados de la Lomloe, que ha definido como una “reforma educativa de calado”, y ha subrayado que uno de sus valores más relevantes es que “combate todas las formas de falta de equidad” porque “no hay calidad sin equidad”.

La Lomloe pone sobre la mesa que “nos hemos encontrado con una escuela que segrega por varias razones” y por ello “combate todos los formatos de segregación” con el fin de alcanzar una escuela inclusiva por “exigencias éticas, políticas, pero también económicas” dado que “necesitamos el talento de todos para ser una sociedad competitiva”, ha señalado la ministra. Para llevar a cabo esta lucha contra la segregación, el Gobierno cuenta con la red pública y con la concertada ya que “ambas tienen que asumir la tarea de educar con equidad, puesto que acceden al sistema público de financiación”, ha añadido.

La Lomloe pone sobre la mesa que "nos hemos encontrado con una escuela que segrega por varias razones" y por ello "combate todos los formatos de segregación" con el fin de alcanzar una escuela inclusiva

La Lomloe es una ley “urgente” porque la anterior estaba “desconectada de las corrientes pedagógicas más actuales” y ahora “urge incorporar conocimientos más allá de los académicos para ayudar a los alumnos a desarrollar un pensamiento crítico y a adaptarse a una sociedad en vertiginoso cambio constante”, ha agregado. Ello conlleva la “necesaria revisión del currículo” para que sea “más competencial”, en consonancia con la Agenda 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los principios de la Unesco y que tenga los derechos sociales “como pilar”, por lo que nos hallamos ante una “transición cultural y de mentalidad”, ha afirmado la ministra.

La ley prevé el refuerzo necesario para los alumnos con el fin de “evitar las elevadas repeticiones de curso” algo que “España está corrigiendo” porque es una medida “muy desmotivadora” y que conlleva riesgos como el abandono escolar. Asimismo, contempla la etapa de secundaria como “clave”, manteniendo un único título para que “todo el mundo pueda titular y seguir con la postobligatoria” y para conseguirlo prevé mecanismos de personalización de los aprendizajes, algo que, ha dicho, “es esencial y requiere muchas competencias”.

El sistema educativo que propone la ley es “más difícil” que el puramente memorístico, puesto que “busca sentido a cada una de las cosas y entenderlas”, ha señalado la ministra que ha destacado que el nuevo currículo incorpora aprendizajes y capacidades emocionales como la autorregulación, autoorganización, capacidad para socializarse, comunicarse, trabajar en equipo y ser creativos.

Isabel Celaá también ha destacado que la nueva ley “regula la etapa 0-3 y 3-6 años como etapa educativa” que “debe cumplir con sus objetivos propios” y que tiene un elevado valor igualador cuando en la etapa 0-3 “sólo estamos con una cobertura al 40%” y “debemos llegar a las capas más vulnerables”.

0