fbpx

Inma Franco: “Guardarte los problemas para ti no te hace más fuerte”

Esta joven extremeña, víctima de acoso escolar, comparte su historia personal con el objetivo de demostrar la importancia de quererse a uno mismo tal y como uno es.
Alba BartoloméMartes, 14 de septiembre de 2021
0

Inma Franco comparte su historia para que sirva de ejemplo a todas aquellas personas que estén sufriendo una situación parecida a la suya.

“Esta es una historia de amor verdadero del más puro que existe, el amor propio, es decir, aceptarte y quererte tal y como eres”, dice Inma Franco sobre su primer libro, Acéptate. Esta joven extremeña, nacida en 1999, decidió abrirse un canal de YouTube para olvidarse del acoso escolar que sufría y mostrarse tal cual es.

Cansada de los comentarios negativos referentes a su aspecto físico, de pequeña le diagnosticaron el síndrome de Saethre-Chotzen y las múltiples operaciones le dejaron algunas secuelas, decidió grabar un vídeo para contestar a todos aquellos que se metían con ella por ser “diferente”. El vídeo fue visto por más de un millón de personas.

“Muchas personas se burlaron de mí y me hicieron sentir que era un estorbo o, incluso, en los peores momentos, un monstruo. Me lo repitieron tanto que llegué a pensar que el problema era yo”. Comparte su historia para que sirva de ejemplo a todas aquellas personas que estén sufriendo una situación parecida a la suya. “Sé que no es fácil, pero tú también puedes lograrlo”, dice contundente.

Dedicas el libro a tu familia… ¿Por qué?
—Mi familia siempre me ha apoyado y ha estado ahí cuando más lo he necesitado. Siempre que me he sentido mal o he tenido algún problema, ellos han hecho todo lo posible por ayudarme.

Hablas de tu abuela con un cariño especial. ¿Fue una de las “culpables” de criar a esta mujer guerrera y valiente que intuimos en el libro?
— Mi abuela siempre ha sido mi segunda madre, me cuidó desde pequeña y me enseñó mucho, sobre todo a ser valiente y a quererme tal y como soy. Ha sido y siempre será un gran referente para mí.

"

Llegó un punto en el que los propios profesores me empezaron a mirar con desprecio. Si me hubieran ayudado, el problema se hubiera detenido a tiempo

"

De niña nunca te preocupaste por tu aspecto físico, pero en la adolescencia comenzaron los comentarios ofensivos. ¿Los adultos somos crueles?
—Supongo que cuando somos pequeños, apenas nos fijamos en el aspecto físico de los demás, pero a medida que crecemos, vamos juzgando al resto por su aspecto. La inocencia y la bondad se quedan en el pasado; de mayores nos preocupa más nuestra imagen y no soportamos ver a alguien diferente al resto.

Un día la profesora te mandó al patio antes que al resto para hablar con la clase sobre una de tus operaciones y prepararte una sorpresa. ¿Cómo te sentiste?
—La verdad que ese día para mí fue muy raro. Tenía 7 años y no entendía por qué la profesora me mandaba salir antes de clase que al resto. Ahora entiendo que era la única solución para poder hablar con los demás sin que me enterase. En una situación así, creo que hubiera hecho lo mismo. A fin de cuentas, el objetivo era darme una sorpresa y que no me enterase. Jamás me imaginé que estaban tramando algo así, fue un gran momento.

No todos los docentes del centro tuvieron la misma empatía…
—Las orientadoras del centro permitieron que el acoso siguiera. Después de hablar varias veces conmigo y darse cuenta de que los rumores eran falsos, siguieron creyendo a los demás, permitiendo que, poco a poco, me fueran desplazando. Llegó un punto en el que los propios profesores me empezaron a mirar con desprecio. Si me hubieran ayudado, el problema se hubiera detenido a tiempo.

"

YouTube me permitió acabar con los falsos rumores, que me estaban dañando psicológicamente, y darme a conocer

"

Quedarse solo en la excursión del colegio o en los grupos de clase son situaciones que, por desgracia, muchos niños y niñas sufren a diario. ¿Cómo consideras que se deben abordar?
—Siento que los profesores deben asegurarse de que ningún alumno se sienta solo o incómodo. Algo que en mi instituto no se logró. Las excursiones se realizan con la intención de aprender, conocer y disfrutar. En el momento en que una persona no disfruta, se tiene que intervenir. Creo que la clave está en prestar atención para poder intervenir en las situaciones de acoso a tiempo. Todo depende del centro y de cómo se actúe.

Con el afán de encontrar tu sitio decidiste abrirte un canal de YouTube, ¿cómo te ayudó?
—YouTube me ayudó mucho a crecer como persona y a darle un sentido a mi vida. Además, me permitió acabar con los falsos rumores, que me estaban dañando psicológicamente, y darme a conocer.

No todos los comentarios en redes son positivos, ¿en cuáles te fijas más?
—Intento fijarme más en los comentarios positivos y en las críticas constructivas que me ayudan a crecer y mejorar, pero, aunque no debería ser así, a veces pesa más lo negativo que lo positivo.

"

Mi mente está tranquila, perdonar me ha ayudado a liberarme del pasado. Me he dado cuenta de que yo no era el problema

"

¿La situación que viviste te ha hecho más fuerte?
—Yo creo que sí. El vivir una situación así y el ser capaz de superarla me ha hecho afrontar la vida con más fuerza. En este camino de bajadas y subidas, he aprendido que, por mucho que cueste, siempre debemos luchar por lo que nos gusta. Además, me ha enseñado mucho a nivel personal: a quererme, valorarme y aceptarme tal y como soy. He descubierto facetas de mí que me gustan y que pueden ayudarme a conseguir lo que quiero.

¿Qué le dirías a todas aquellas personas que te han hecho sufrir tanto?
—Que les he perdonado. Pensar en negativo y querer vengarme, sería caer igual de bajo que ellos. Mi mente está tranquila, perdonar me ha ayudado a liberarme del pasado. Me he dado cuenta de que yo no era el problema.

¿Te arrepientes de algo?
—Me arrepiento de haberme dejado llevar y haber sido débil, pero, gracias a todo lo que he vivido, ahora estoy aquí y sé que puedo ayudar a muchas personas. Eso es lo más bonito: ayudar, no destruir.

¿Qué consejo le darías a los que están viviendo una situación parecida a la que viviste tú?
—Que, aunque dé miedo y no sepan cómo, hablen y pidan ayuda. Guardarte los problemas para ti mismo no te va a hacer más fuerte. No tiene nada de malo pedir ayuda. Aunque creas que nadie te va a entender, siempre va a haber alguien dispuesto a darte la mano. No os calléis, no podemos esperar a que el resto sepa lo que nos pasa, no nos pueden leer la mente. Hablad, sed fuertes y no caigáis en la oscuridad. Siempre existe una salida.

Contra el bullying

  • Porcentaje. Según datos de la Asociación NACE, uno de cada cinco niños escolarizados sufre bullying en España y solo el 15% de las víctimas se atreven a contarlo a familiares o profesores.
  • Visibilizar. Son necesarias iniciativas que visibilicen el problema y contribuyan a concienciar a la sociedad y a quienes tienen la responsabilidad de actuar.
  • Redes sociales. Los casos de bullying han aumentado y empeorado con el uso de las tecnologías y el acceso a redes sociales por parte de menores sin control parental.
0
Comentarios