fbpx

Por primera vez en cinco años aumenta el riesgo de pobreza en España

El informe Arope, que realiza la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, ofrece una radiografía de la situación de pobreza en España.
Raquel Hernández MorontaMartes, 19 de October de 2021
0

El 17 de octubre se celebró el Día Mundial para la Erradicación de la Pobreza, en este contexto se ha presentado el XI informe El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008-2020. Un informe que estudia el indicador Arope, que mide el riesgo de pobreza y de exclusión social, y sus componentes en España.

Los datos

En el año 2020, un total de 12,5 millones de personas (el 26,4% de la población española) están en riesgo de pobreza y/o exclusión social. Supone un incremento de más de un punto respecto al año anterior, que era del 25,3%, y el fin de la tendencia descendente de los últimos cinco años.

En cuanto a privación material severa, la sufren casi uno de cada diez niños y adolescentes, una de cada siete personas que viven en familias monoparentales, una de cada cuatro personas extranjeras que provienen de países de fuera de la UE y uno de cada 20 españoles. 

El porcentaje de personas que llegan con mucha dificultad a fin de mes también ha aumentado: pasa del 7,8% al 10% de la población, es decir, 4,73 millones de personas.

La brecha de pobreza también incrementa por segundo año consecutivo, lo que significa que a pesar de que el PIB crezca, los pobres son cada vez más pobres. Las personas pobres son, todavía mucho más pobres de lo que lo eran en el año 2008, antes de la crisis económica.

En 2020, el 9,5 % de la población española (4,5 millones de personas) viven en pobreza severa, casi la mitad de la población pobre está en pobreza severa. La cifra es tres décimas superior a la del año 2019.

Impacto de la Covid-19

Los datos corroboran que el impacto de la pandemia ha sido mayor en los estratos de población que ya se encontraban en situación de mayor vulnerabilidad antes del inicio de la última crisis. La privación material severa ha aumentado un 50% el último año, afectando a 3,3 millones de personas, 1,1 millones más que el pasado año. Una cifra que aún no había llegado a recuperarse tras la última crisis. 

Este indicador se ha incrementado para toda la población en 15 de las 17 comunidades autónomas y para todos los grupos y segmentos analizados. Juan Carlos Llano, responsable de investigación de EAPN-ES y coordinador del informe, señaló: “En términos de privación material severa, la Covid-19 ha tardado un año en conseguir lo que la crisis económica anterior tardó seis en alcanzar”.

La pobreza infantil es una de las cinco dianas que el informe considera como dianas de la pobreza, que son los segmentos de la población que son aún más vulnerables a los efectos de la pobreza. Estas personas soportan una inferior calidad de vida con respecto al total de la población.

Más hijos, más pobreza

Tener hijos en la familia supone un riesgo de pobreza y/o exclusión. Todos los hogares en los que viven niños, niñas y adolescentes tienen tasas más altas en los principales indicadores de pobreza que aquellos donde hay adultos solamente. Esto no es una cuestión circunstancial, sucede siempre, para todos los años. Debe subrayarse especialmente la situación de los hogares monoparentales, casi la mitad de los cuales están en riesgo de pobreza y/o exclusión social: un 49,1% este último año.

Respecto a la privación material severa ocurre lo mismo.  En los hogares con hijos (niños, niñas y adolescentes), la tasa es en un 44% mayor que la de las familias sin hijos. Las familias con hijos tienen una tasa de privación material severa del 8,2% mientras que los hogares formados solo por adultos un 5,7%. De nuevo las familias monoparentales sufren aún más este indicador de pobreza, un 14%, cifra que duplica la media.

0
Comentarios