fbpx

Ana Alum, del Colegio "Orvalle", mejor estudiante STEM de España

En la segunda edición de los STEM Talent Girls Awards celebrada el miércoles 3 de noviembre en Burgos,  la Fundación ASTI y la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, reconocieron a las mejores estudiantes, así como a empresas, compañías, instituciones y proyectos con base tecnológica orientados a mujeres.
RedacciónMiércoles, 10 de noviembre de 2021
0

Ana Alum (centro, senatada), alumni de Orvalle, ha sido galardonada con el premio a la mejor estudiante STEM de Bachillerato de España.

Ana Alum, que acaba de comenzar un doble grado en Ciencia e Ingeniería de Datos e Ingeniería en Tecnologías de Telecomunicaciones en inglés, considera “un privilegio y una suerte” haber estudiado en Orvalle. “Considero que gran parte de lo que soy y de lo que llegaré a ser es gracias a todo lo que el colegio me ha aportado, tanto a nivel  humano como en el ámbito académico. Fue un momento de gran aprendizaje y sobre todo ha sido un lugar donde siempre he tenido el apoyo y el impulso que una mujer necesita en estos tiempos, para dedicarse a cualquier ámbito STEM”.

Asegura que no se lo esperaba, “porque es verdad que lo presenté coincidiendo con una semana de exámenes en la universidad, y no pude dedicarle todo el tiempo que me hubiese gustado. El hecho de llegar hasta ahí ya me parecía muy gratificante. Este miércoles, en la gala, cuando dijeron que había ganado, fue toda una sorpresa porque vi las otras candidaturas y había mucho nivel. Fue un honor para mí recibir este premio, fruto de todo el esfuerzo y dedicación hacia la ciencia durante estos años”.

Aún emocionada tras la recepción del premio, Ana sueña con llegar a trabajar en la NASA, la ESA, IBM o Google: “Siempre he concebido mi estudio y mi trabajo como una forma de aportar valor a la sociedad, y me parece superimportante mostrar que también las mujeres podemos llegar a los mismos cargos directivos que ahora ocupan hombres. Soy consciente que tengo un proyecto muy ambicioso, pero pienso que con perseverancia algún día llegaré a lograrlo”.

Entre sus referentes destaca –además de la primera mujer negra en trabajar en la NASA, Catherine Jonhson–, a sus padres:  “Al final todo esto del estudio y el trabajo lo tienes que saber compaginar con tu vida personal y familiar. Ellos siempre me han enseñado cómo hacerlo, ya que no es fácil. Me han apoyado en cada paso que daba y me aconsejaban qué hacer en alguna decisión más difícil”.

0
Comentarios