fbpx

El proyecto educativo de una Escuela Infantil de Valencia que defiende el acceso a la Educación

La Escuela Infantil "Itutu" de Valencia, con una comunidad activa de docentes junto a cientos de familias, desarrolla un proyecto social que defiende la inclusión y la equidad educativa a través de un modelo educativo en línea con los objetivos de desarrollo sostenible ODS aprobados por ONU.
Coni La GrotteriaLunes, 22 de noviembre de 2021
0

En el mundo más de 260 millones de niños y niñas no tienen acceso a la escuela, por situaciones bélicas, trabajo infantil, discriminación o pobreza. Una cifra que aumenta en zonas desfavorecidas, provocando la exclusión social y vulnerando los derechos humanos. Frente a esta situación, no sólo debemos denunciar la desigualdad educativa sino que es esencial crear acciones reales que ayuden a mejorar la Educación en el mundo.

La Escuela Infantil “Itutu” de Valencia, con una comunidad activa de docentes junto a cientos de familias, desarrolla un proyecto social que defiende la inclusión y la equidad educativa a través de un modelo educativo en línea con los objetivos de desarrollo sostenible ODS aprobados por ONU. Una de sus primeras acciones fue a través del lema: “Este mundo sí que da miedo”, realizando una campaña con las principales estadísticas de desigualdad educativa del mundo, ambientando el centro escolar, con una entrada impactante en donde se divisaban dos caminos.

La equidad educativa el auténtico antídoto frente a la pobreza infantil y la exclusión social

Por un lado, un camino con una larga alfombra roja, llena de oportunidades, urbanizado, hoteles, material escolar nuevo, montañas de libros, paquetes de regalos y al final un espejo. ¿Quiénes son los privilegiados?

En paralelo, encontrábamos un camino con escombros, palos, fábricas, contaminación, trabajo infantil, escasos libros, un degastado material escolar y algún juguete reciclado.

Una representación muy visual que nos recordaba que, no todos los caminos son iguales.

De esta manera la escuela lanzaba una pregunta, y tú ¿qué estás dispuesto hacer?

Con el compromiso adquirido en educar en valores, el Claustro preparó espacios informativos dedicados a personas con gran influencia educativa que a través de sus acciones y palabras cambiaron el mundo.

Entre ellas destacamos la figura de Malala, activista pakistaní, Premio Nobel de la Paz, en el que las familias, a través de un QR, pueden firmar una carta para apoyar el regreso de las niñas afganas a la escuela.

Sin duda la acción estrella fue el comienzo de una colaboración con la escuela CEIP “Adamancasis” de La Palma, afectados por la erupción del volcán. Donde a través de vídeo llamadas el alumnado mantuvo contacto, acompañándose emocionalmente con canciones, juegos, sesiones de yoga y mucha espontaneidad como sólo puede hacerlo la infancia.

Asimismo, se organizó una recogida de dinero que ingresó al AMPA del colegio, a través de unos imanes solidarios pintados a mano por los propios alumnos.

¿Misión imposible? La escuela debe trabajar junto a las familias, en la construcción de un mundo más justo y en ejemplos como este puede hacerlo desde la primera infancia.

La pobreza es una violación de los derechos de la infancia

Las claves para transformar tu centro apostando por una cultura de paz son:

  • Defender y visibilizar los derechos humanos a través de acciones educativas.
  • Crear espacios de diálogo y reflexión, enfatizando los valores democráticos.
  • Promover un compromiso social y global a través de proyectos solidarios.
  • Hacer parte a las familias de todo el proceso educativo y comunitario.
0
Comentarios