fbpx

Francesc Nogales: “Soy absoluto defensor del buffet libre metodológico. La excelencia es lo que se hace día a día”

Francesc Nogales es el mejor maestro de Primaria de España, según los Premios Educa Abanca, pero además fue galardonado el curso pasado con el premio Grandes Iniciativas 2020 y el Premio Nacional Aprendizaje-Servicio 2020.
Fernando BoillosLunes, 22 de noviembre de 2021
0

Este docente comprometido es maestro del Colegio “San Enrique”, de Quart de Poblet (Valencia) desde 2001 y colaborador de Intef en la elaboración de contenidos didácticos para el programa “Aprendemos en Clan” de RTVE desde 2020. Además, ha escrito en más de 20 libros educativos y es autor de obras como Escuela y Familia: misión imposible de Edelvives (Khaf). Pero, por si esto fuera poco también es formador y conferenciante internacional y TEDx.

Felicidades por el premio ¿Cómo sienta eso de ser el Mejor Profesor de Primaria de España? ¿Se lo esperaba?

–Es una responsabilidad, yo no soy mejor que otros grandes docentes, muchos conocidos públicamente, pero otros muchos maestros silenciosos que realizan cosas espectaculares en sus clases. Muchos docentes me han felicitado y me han manifestado que les represento, yo creo que somos muchos los maestros que desde la sencillez y desde la práctica luchamos día a día por darle la mejor educación a nuestros alumnos.

¿Qué sintió cuando fue nominado?

–Fue una enorme alegría, no era la primera vez que me nominaban a estos premios, pero sí se vive de manera diferente en cada caso. En esta ocasión ninguna familia me lo había comentado y fue una grata sorpresa recibir la noticia.

Nos consta que muchos de los finalistas son conocidos y amigos suyos. ¿Qué cree que le hace diferente a ellos?

–Veo positivo que los Premios Educa Abanca nos dan a conocer a grandes profesionales, y con las distintas ediciones vamos conociendo maestros que son geniales. No creo que yo tenga nada especial, más bien al contrario, hay cosas que ellos hacen y que me han enseñado a mí, como Loida, que es una genio creando espacios educativos, o Irene Alegría, que hace un tratamiento emocional en sus propuestas sorprendente. Bernardo es un experto en gamificación, Carmen Quinteiro trabaja la literatura de una forma preciosa, o Ricardo y Joaquín son dos grandes ejemplos de dirección dinámica a nivel educativo… En general, junto a Ana, Jessica y Pablo son todos maestros maravillosos, y soy más de fijarme en lo que nos une que en lo que nos diferencia.

Creo que el mejor docente es aquella persona que nunca deja de aprender y leer sobre Educación, que además sabe equilibrar entre actividades tradicionales e innovación para generar paisajes de aprendizaje, y que finalmente dota al alumno de capacidades y destrezas no sólo para la escuela sino para la vida

¿Cuáles son las claves para ser el mejor docente de Primaria?

–Ya lo decía Aristóteles: “La excelencia es lo que se hace cada día, por tanto la excelencia es un hábito”. Si queremos ser excelentes debemos ser constantes, corregirnos a nosotros mismos y hacer cada cosa por los alumnos. Los reconocimientos nunca deben ser una meta. Creo que el mejor docente es aquella persona que nunca deja de aprender y leer sobre Educación, que además sabe equilibrar entre actividades tradicionales e innovación para generar paisajes de aprendizaje, y que finalmente dota al alumno de capacidades y destrezas no sólo para la escuela sino para la vida. Yo tengo fe en mis alumnos, y cuando el alumno sabe que confías en él, la relación se transforma.

¿Qué metodología o conjunto de ellas son las que utiliza en clase?

Soy absoluto defensor del buffet libre metodológico. En ese sentido me gusta empezar las unidades con algo de gamificación, pero sin recursos tecnológicos, por eso hacemos Escape Rooms, el curso pasado también teníamos una propuesta de cartas gamificadas en el aula. Luego también hago uso del libro de texto como elemento de trabajo (ahí el alumno tiene gran parte de la teoría). Creo que no debemos perder propuestas que son efectivas sólo por realizarse desde hace tiempo, a veces, como sucede con los dictados cooperativos, pequeños cambios pueden ser interesantes. También me encanta trabajar usando recursos audiovisuales, y creo que cuando el alumnado elabora sus propios vídeos de explicaciones o incluso documentales puede consolidarse mucho el aprendizaje. Finalmente creo que siempre es positivo acabar las unidades con algo manipulativo y vivencial, que implique si es posible a las familias, por ejemplo mediante aprendizaje servicio para que ayudemos a los abuelos o padres.

¿A qué da más importancia en el aula: a las competencias o al currículum?

–Creo que no podemos desvincular una de otra. Siempre he defendido que los proyectos o propuestas de innovación vayan vinculadas a los contenidos que el alumno debe aprender, pero a su vez trabajar por proyectos y mediante metodologías activas como ABP, gamificación, APS y propuestas audiovisuales nos hace generar alumnos competencialmente preparados. Es cierto que los contenidos, en su gran mayoría, se encuentran a golpe de dedo en un smartphone, pero también es cierto que si no trabajamos las competencias digitales el alumno posiblemente no sepa valorar la veracidad y validez de la información que Google le ofrece.

Siempre he defendido que los proyectos o propuestas de innovación vayan vinculadas a los contenidos que el alumno debe aprender, pero a su vez trabajar por proyectos y mediante metodologías activas como ABP, gamificación, APS y propuestas audiovisuales nos hace generar alumnos competencialmente preparados

¿Recuerda al docente que más le ha marcado? ¿Podría hablarnos de él o ella?

–Hubo muchos, en mi niñez mi profesora Mª Dolores me enseñó combinando emoción y aprendizaje, sus clases eran divertidas, contaba chistes, y a la vez nos hacía aprender. Recuerdo en el instituto a doña Pilar, era exigente y me costó superar su asignatura, y recuerdo en la facultad a Vicente, que supo orientarnos más allá pensando en nuestra visión como docentes. Yo fui maestro por los profesores de mi hermano, en un centro de Educación Especial, ellos me enseñaron la gran ayuda que un docente puede suponer para una persona y lo importante que es implicar a las familias (ellos me implicaron a mí). Al final, de cada uno de ellos he aprendido que es necesario ser exigente, que es necesario ser emocionalmente competente y cercano al alumno, que es necesario tener ese corazón de PT y es necesario implicar a las familias.

¿Cree que el cambio educativo está por llegar o ya ha llegado?

–Es una constante, la Educación se encuentra en constante transformación por el simple hecho de ser un proceso constructivo para la persona. La sociedad evoluciona día a día, y la escuela debe dar respuesta a esa evolución. Creo que el cambio educativo empezó a finales del s. XIX (Freinet, Montessori…) y desde entonces se intenta implantar y gestionar. La nueva pedagogía pasó a ser vieja y ahora vuelve a estar en el candelero. Al final lo que marca la diferencia es la generalización de una metodología, y estamos en un momento en el que apoyados por los medios de comunicación especializados, por las redes sociales, por iniciativas como los Premios Educa Abanca, cada día se dan a conocer nuevas experiencias positivas de metodologías activas. Esa difusión logra dos cosas: que veamos su efectividad y que descubramos que hay miles de docentes desarrollándolas.

¿Qué le falta a la actual ley de Educación?

–Queridos Reyes Magos, para el curso que viene les pido mayor subvención para la Educación, tanto para la escuela pública como para la concertada. Les pido una bajada de ratios, tienen la oportunidad ahora y deben aprovecharla. Les pido un consenso educativo y laboral, no sólo en Educación deben estar todos de acuerdo, sino también en temas laborales, ya que muchas familias llegan a casa tan tarde que no pueden ni hablar con sus hijos sobre lo que aprenden en la escuela. Finalmente, les pediría un último deseo, no piensen a corto plazo, la Educación es un arte culinario que se cocina a fuego lento. No se trata de un pastel a repartir entre agentes educativos, sino de poner a los agentes a cocinar juntos para que el alumno disfrute del mejor pastel posible.

¿Qué le diría a la actual ministra de Educación si la tuviera delante?

–La invitaría a conocer y hablar con grandes docentes que están ahora mismo en el aula. La acompañaría a estar en la clase de Coni La Grotería, para ver cómo crear una base sólida de la Educación, a visitar la clase de Elisa Beltrán para fortalecer los primeros aprendizajes, al aula de Toni García para descubrir cómo finalizan la etapa de Primaria alumnos bien preparados, y la llevaría a la clase de Lluís Bonet, para que descubra cómo hacer que las mates nos ayuden a gestionar mejor el dinero, o a la clase de Zaida López para aprender en Secundaria cómo motivar a la lectura. Para resumir, lo que le diría a Pilar es que un buen capitán de barco debe hablar con los mejores marineros para mantener el rumbo y no perderse en la inmensidad del océano.

0
Comentarios