fbpx

Castilla y León acusa al Ministerio de "violentar y agraviar" al sistema educativo

La consejera de Educación de Castilla y León, Rocío Lucas, ha acusado al Ministerio de estar "violentando y agraviando" el sistema educativo, tras conocerse que el currículum de historia en Bachillerato impartirá la etapa contemporánea y no se centrará en lo sucedido antes de 1812.
EfeViernes, 10 de diciembre de 2021
0

La consejera ha afeado al Ministerio de Educación adoptar esta medida “de forma unilateral” con el objetivo de “que no se estudie una etapa de nuestra historia”, ha declarado a preguntas de los periodistas durante una visita a un instituto de Valladolid.

Lucas ha recordado que en el primer borrador del proyecto de real decreto que ordena las enseñanzas mínimas de Bachillerato no estaba incluida esta medida y quedaban reflejadas todas las etapas históricas para analizar con profundidad, y ha sido en el último borrador remitido hace dos días donde fija que se estudie a partir de la historia contemporánea.

También ha asegurado que van a ser “muy críticos” en la Comisión de Educación de la semana que viene y van a explicar que “no se puede ignorar lo que ya existía”. Lucas ha indicado que la comunidad con su 40 por ciento correspondiente en la parte formativa va a “complementar” el currículum.

Junta y sindicatos alcanzan un preacuerdo sobre bajada de ratio y mejora de horario

La Junta de Castilla y León y cuatro sindicatos representados en la Mesa Sectorial de Educación (CSIF, STECyL, CCOO y ANPE) han llegado a un preacuerdo sobre una bajada de las ratio en las aulas y mejoras tanto en los horarios como en las condiciones laborales del profesorado. Este acuerdo será sometido a los trámites normativos oportunos antes de su publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL) y entrará en vigor a partir del curso escolar 2022-23, han informado este viernes fuentes sindicales.

La disminución de las ratio será de hasta tres alumnos por grupo durante los primeros cursos en las etapas de Educación Infantil, Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato. Por esta razón, la norma de admisión y matriculación para el curso próximo contemplaría en principio la ratio mínima de estudiantes por aula establecida para esas tres etapas (22, 27 y 32 respectivamente), en los términos del consenso alcanzado. Esta reducción tan demandada por el profesorado, según las fuerzas sindicales, reduce los conflictos en el aula y mejora tanto la convivencia escolar como el rendimiento académico del alumnado. El preacuerdo prevé también una mejora de plantillas del profesorado en los centros públicos con incrementos proporcionales en Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato.

Por otra parte, se avanzará también en la atención a la diversidad mediante la disminución de la ratio en este ámbito para el profesorado especialista en Audición y Lenguaje, Pedagogía Terapéutica y Educación Compensatoria.

0
Comentarios