fbpx

Proyecto educativo "Juegos para aprender a pensar"

Ocho centros de Primaria de Baleares participan en el proyecto educativo "Jocs cooperatius per aprender a pensar", una iniciativa de la Universitat de les Illes Balears (UIB).
RedacciónLunes, 3 de enero de 2022
0

"Jocs cooperatius per aprender a pensar" pretende enseñar alfabetización científica a los estudiantes de Primaria. © UIB

Este proyecto es liderado por la doctora Maria Antònia Manassero y el mismo colabora la Fundación Española por la Ciencia y la Tecnología (Fecyt)-Ministerio de Ciencia e Innovación. Lo centros públicos participantes son Santa Maria del Mar, Urbanitzacions, Bisbe Verger, Sant Antoni Abad, Arcàngel Sant Rafal, Mare de Déu del Toro, S’Aranjassa y Sa Casa Blanca.

“Jocs cooperatius per aprender a pensar” pretende enseñar alfabetización científica a los estudiantes de Primaria. Este formato metodológico pretende ofrecer una analogía de la práctica científica para validar los conocimientos y desarrollar destrezas del pensamiento crítico y científico.

Durante el pasado mes de diciembre, los investigadores del proyecto, Maria Antònia Manassero y Ángel Vázquez, han celebrado la primera reunión formativa con el profesorado de las escuelas para compartir el plan de actividades y repartir el material de juegos. Los cuatro tipos de juegos (rompecabezas, dados, cajas negras y juegos de cartas) comparten y transmiten a través de las actividades una imagen adecuada de la naturaleza de la ciencia: la práctica científica estudia los objetos del mundo natural partiendo de una información limitada y parcial.

Estos juegos plantean a los estudiantes un reto adaptado a su edad, cuya resolución competitiva permite emular aspectos epistémicos y sociales de la práctica científica. En este caso, se enfatizan el desarrollo y el ejercicio de las destrezas de pensamiento crítico y científico necesarias para resolver el reto y ganar el juego (razonar, discutir, convencer, colaborar).

El resultado principal es la práctica y adquisición de destrezas de pensamiento crítico y científico que implican los aprendizajes de la alfabetización científica; además, las actividades de juego, adaptadas a la edad y neutrales en cuanto al género, transmiten una imagen de la ciencia más realista, emocionante y motivadora de las vocaciones científicas.

0
Comentarios