fbpx

Docentes de FP para el Empleo, en contra de flexibilizar los certificados de profesionalidad

La Asociación Nacional de la Formación para el Empleo (Aforen), junto con el resto de las asociaciones firmantes del comunicado, creen que al aportar mayores facilidades para la expedición de certificados de profesionalidad provocará "una merma en la calidad de la formación".
Aitor Caballero CortésMiércoles, 16 de February de 2022
0

El Real Decreto 66/2022 flexibiliza las condiciones para ser docente de Certificados de Profesionalidad © ADOBE STOCK

El Real Decreto 62/2022, que establece la flexibilización de los requisitos exigibles para la impartición de formación conducentes a la obtención de certificados de profesionalidad, ha hecho que asociaciones como Aforen se muestren en contra del escrito. Esto se debe a que, con este Real Decreto, se eliminen requisitos de otros anteriores. Con su aprobación, los Reales decretos que regulan que la experiencia laboral del docente en la especialidad que imparte sea entre uno y cuatro años –en función del certificado– desaparece.

El colectivo de Docentes de Formación Profesional para el empleo, junto con las asociaciones firmantes, piensa que esto supondrá “una merma importante en la calidad de la formación”. Hablan de “un paso atrás” porque no comprenden que “un docente sin experiencia profesional necesaria pueda formar trabajadores para ejercerla”.

Desde Aforen se muestran de acuerdo con que los Centros Públicos de Formación Profesional impartan formación en Certificados de Profesionalidad, pero no creen que sea adecuado en el contexto actual. Reclaman que “más de 25.000 alumnos en toda España se quedaron sin plaza para cursar una FP” en centros públicos o concertados. Esto ha hecho que muchos estudiantes tuvieran que recurrir a la escuela privada “con todo el coste económico que supone para las familias”.

Multiplicar el número de centros y de docentes

Por ello, desde la asociación reclaman que, ante toda esta demanda formativa de FP –sumando ahora los Certificados de Profesionalidad– los centros públicos deberían aumentar en gran cantidad su número, así como el número de docentes asociados al desarrollo de la Formación Profesional. Consideran que esta flexibilización es asimétrica y que, para ser equitativa “debe ir en ambos sentidos”, ya que estos profesores de Formación Profesional para el Empleo no optan a impartir FP.

De esta manera, creen que con esta flexibilización se puede “perder el capital docente y humano” de compañeros con amplia experiencia, ya que opinan que estos profesores pueden hacer que la Formación Profesional “mejore la calidad”.

0