fbpx

"Desolación" por la supresión de conciertos de FP en 11 escuelas católicas

La supresión de los conciertos de Formación Profesional Superior en once escuelas católicas el curso próximo ha causado "desolación" en las familias de 1.800 alumnos, la mayoría desfavorecidas, que pasarán de pagar 36 euros a entre 200 y 400 mensuales al mes por estos estudios, una suma que "muchos no podrán afrontar".
EfeJueves, 31 de marzo de 2022
0

“Es una decisión política y la vamos a recurrir”, asegura el secretario de Escuelas Católicas de Madrid, José Antonio Poveda, que además advierte: el siguiente paso será “retirar los conciertos de la FP de Grado Medio e implantar el cheque escolar; ya está en el acuerdo presupuestario con Vox”. La pérdida de la gratuidad de estas enseñanzas provocará “el abandono de una gran parte de los alumnos”, porque incluso aquellos que obtengan “un cheque escolar, de entre 150 y 170 euros al mes, no podrían costear la diferencia de al menos el doble”, explica.

De la retirada de esas subvenciones a la FP Superior “nos enteramos en una reunión con el consejero de Educación, Enrique Ossorio, en diciembre, y la semana pasada nos lo confirmó la viceconsejera Rocío Albert. La decisión ha producido desolación e indignación”, afirma el secretario regional.

Precisamente estas 11 escuelas, todas ellas con más de 60 años de historia y de gran vocación social, habían ganado un recurso ante el Tribunal Supremo en 2017, después de que el Gobierno de Ignacio González suprimiese desde 2013 los conciertos de FP de Superior en 58 centros para sustituirlos por el “cheque escolar”. Las escuelas católicas recurrieron esa decisión y ganaron dos recursos, primero ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y luego ante el Supremo, que declaró ilegal la supresión de los conciertos.

Obligada a acatar la sentencia, la Consejería de Educación propuso entonces un convenio por otros cuatro años, pero mientras que las Escuelas lo tomaron como “una vuelta al régimen general de conciertos y con derecho a renovar”, la consejería “da por extinguido el convenio” una vez transcurrido ese plazo, lo cual “desvirtúa la sentencia del Supremo”, considera Poveda. Entretanto, el Gobierno de Díaz Ayuso aprobó una ley que “blinda” la concertada garantizando la oferta de plazas durante diez años para contrarrestar la ley Celáa, y sin embargo “va y mete un artículo en la Ley Maestra que apalanca la retirada de conciertos” en las etapas no obligatorias. “Es la gran incongruencia de esta Administración”, asevera.

La actuación de la Consejería es “manifiestamente contraria” a la defensa de los conciertos prevista en la Ley Maestra de Libertad Educativa aprobada en febrero pasado y también “va en contra de la libre elección que la propia Comunidad de Madrid proclama”.

En los cuatro años sin conciertos, del 2013 al 2017, “tuvimos la baja de gran parte de la población escolar que no podía asumir los costes derivados de esa escolarización no gratuita. Hubo que cerrar aulas, se perdieron empleos y los que se quedaron tuvieron una bajada salarial importante”.

Una “decisión política”

Se trata de “una decisión política del Gobierno madrileño de favorecer el copago educativo” en las etapas no obligatorias, con la implantación primero del “cheque guardería” en la etapa de 0-3 años, el “cheque Bachillerato” y el cheque de la FP Superior. El siguiente paso será “el cheque escolar en la FP de Grado Medio que está anunciado” y figura en el acuerdo de presupuestos del Gobierno con Vox, en el que apuestan por “el avance en la extinción de la gratuidad en enseñanzas no obligatorias”, advierte el secretario.

“Estamos viendo una irrupción de ciclos de FP privados, en buena medida ubicados en universidades privadas que ya llevan tiempo impartiendo grados de FP Superior”, que sin embargo “no se están impartiendo en las universidades públicas. Sabemos que hay incluso fondos de inversión desembarcando en la educación, comprando colegios”, un movimiento que coincide con esta extensión del cheque escolar en la última década, destaca Poveda.

Familias afectadas

“Afrontamos el curso que viene con mucha preocupación. Las familias que iban a matricular a sus hijos en primer curso ya no saben si podrán optar”, aunque los alumnos que ya empezaron estos grados podrán terminarlos dentro del concierto. “Iremos a los tribunales. Lo ganamos una vez y volveremos a ganar. Pero si nos dan la razón no seremos tan generosos con la Comunidad como fuimos entonces”, ya que tras la sentencia del Supremo las escuelas no reclamaron ninguna indemnización a la Comunidad de Madrid por las pérdidas de los cuatro años sin conciertos.

Los 11 centros afectados son los “Escolapios” de Getafe, la Escuela Profesional Javeriana, tres colegios “María Inmaculada”, incluido el “López Vicuña” en San Blas; dos colegios de La Salle, uno de ellos en Aluche; el “San Juan de Dios” en Ciempozuelos, “Santa Ana” y “San Rafael”, el “Jesús María” de Juan Bravo y el “Pilar” (salesianas) de plaza Castilla. Imparten grados del área sanitaria y sociosanitaria, informática, electrónica, comercio, administración y finanzas, entre otros, con unos 1.800 alumnos actualmente.

El fin de la gratuidad por la que el Gobierno “apuesta abiertamente dejará a muchos alumnos fuera de estos estudios”, lamenta el secretario de Escuelas Católicas de Madrid.

0
Comentarios