fbpx

La Comunidad Valenciana podría rescindir el concierto a colegios que diferencien por sexo

La Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana ha pedido a los centros concertados que diferencian por sexo que "lo reconsideren" de cara al periodo de admisión para el próximo curso porque se considerará un "incumplimiento grave" del concierto infringir las normas sobre admisión de alumnos, y "la reiteración en dicho incumplimiento podría conllevar la calificación como incumplimiento muy grave y la consiguiente rescisión del concierto".
RedacciónMartes, 5 de abril de 2022
0

Según la carta remitida por la Conselleria a los siete centros privados concertados de la Comunidad Valenciana que diferencian por sexo y están sostenidos con fondos públicos, a la que ha tenido acceso Efe, se considera “de justicia social” que todos los centros sostenidos con fondos públicos garanticen un derecho básico como es no discriminar por razones de género. Por eso, Educación ha reclamado “subsanar este elemento discriminatorio y garantizar la igualdad de oportunidades efectiva para el alumnado, sin discriminar a un sexo u otro en la matriculación en sus centros”, en el marco de la nueva ley educativa de diciembre de 2020, para “fomentar la coeducación efectiva en todos los centros sostenidos con fondos públicos”.

La Conselleria de Educación defiende que la igualdad de género es “un derecho fundamental y más en un ámbito tan sensible como la Educación”, donde hay que fomentar estos valores, y la diferenciación por sexo “no tiene cabida”. “No tiene cabida, además, en la escuela inclusiva y coeducativa que se está fomentado en el territorio valenciano”, añade, y afirma que la escuela “tiene que servir de motor de la igualdad social y favorecer el cambio hacia una sociedad que fomente la igualdad de género en todos los sentidos”.

La Conselleria de Educación defiende que la igualdad de género es "un derecho fundamental y más en un ámbito tan sensible como la Educación"

En la carta, la Conselleria recuerda que la nueva regulación de la admisión de alumnado en centros sostenidos con fondos públicos establece que “en ningún caso habrá discriminación por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, opinión, discapacidad, edad, enfermedad, orientación sexual o identidad de género o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. La matriculación de un alumno en un centro público o privado concertado, añade, “supondrá respetar su proyecto educativo, sin perjuicio de los derechos reconocidos a los alumnos y a sus familias”.

Como consecuencia de la aplicación de la citada normativa en el próximo procedimiento de admisión de alumnado, previsto para el curso 2022-23, se desactivará en la aplicación informática Itaca la casilla que marca para estos centros “masculino/femenino” del apartado “Educación diferenciada”, informa la Conselleria. Por lo tanto, cualquier solicitud de admisión que cumpla los criterios establecidos en la normativa vigente podrá resultar aceptada y obtendrá plaza en su centro, y califica como “incumplimiento grave del concierto infringir las normas sobre admisión de alumnos”.

La reiteración en dicho incumplimiento podría conllevar la calificación de “muy grave” y la consiguiente rescisión del concierto, concluye el escrito.

0
Comentarios