fbpx

Cómo ayudar a integrar a los niños ucranianos que huyen de la guerra

Aldeas Infantiles lanza una guía destinada a más de 200.000 jóvenes participantes en los programas de Educación en Valores que la organización desarrolla en los colegios con el objetivo de integrar a los menores refugiados.
Aitor Caballero CortésJueves, 19 de mayo de 2022
0

Más de 200.000 alumnos recibirán esta guía de ayuda a la integración. © ALDEAS INFANTILES

Desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania el pasado mes de febrero, aproximadamente 135.000 ucranianos han llegado a España en busca de refugio ante la guerra. Y ya que los varones mayores de edad han sido llamados a filas por el Gobierno ucraniano, la mayoría migrantes que acuden para estar a salvo de los bombardeos suelen ser madres con sus hijos, adolescentes o bien niños más pequeños.

Es muy probable que todos aquellos que hayan tenido que abandonar sus casas de forma tan repentina sufran psicológica y emocionalmente ante un cambio tan importante en sus vidas. Dejar todo atrás sin saber lo que te va a deparar mañana no es fácil, y mucho menos será comprensible para los más jóvenes. Muchos de ellos es probable que padezcan algún tipo de trauma que se manifieste como estrés y ansiedad, miedo y pesadillas, enfados, dificultad para confiar en la gente, y por consecuencia, problemas en los resultados académicos.

Es por ello que Aldeas Infantiles SOS ha lanzado una guía para ayudar a integrar a estos menores ucranianos que han huido de la guerra en la sociedad. A pesar de que la guerra se produzca en territorio europeo y se sienta más cercana, es difícil experimentar y entender de igual forma a aquellos que lo padecen directamente. La ONG intenta, por medio de una serie de consejos e instrucciones, hacer a más de 200.000 jóvenes que participan en los programas de Educación en Valores conscientes del problema que les supone a estos menores refugiados.

Informarse, el primer paso

Lo básico y fundamental que resalta esta guía para intentar comprender a los jóvenes ucranianos es informarse rigurosamente de qué está pasando en el conflicto. Para ello, desde la organización animan a hacer un ejercicio de geografía primeramente, ubicando a ambos países en el mapa y ser conscientes de los miles de kilómetros que se han desplazado estas personas. Posteriormente, conocer la historia y el origen del conflicto es importante, como también lo es ser escéptico en ocasiones e informarse de fuentes oficiales y de confianza. Estar atento a posibles noticias falsas y desmentirlas en el entorno cercano siempre que sea posible ayudará a que cada vez la sociedad sea más consecuente del sufrimiento de estas personas.

Es posible que cuando se empiece el estudio y el análisis de este conflicto surjan ciertas dudas por parte de los alumnos. Los profesores y tutores deben acompañarles en este camino de sensibilización y aportar su conocimiento y saciar las inquietudes que surjan. Por supuesto, la realidad a veces es dura e impactante. En la guía recomiendan no ver imágenes demasiado explícitos si pueden herir la sensibilidad, ya que no es necesario para estar informado sobre la realidad de la guerra.

La participación de los jóvenes

Películas, series y libros pueden ser una forma útil y entretenida de documentación para los jóvenes, pero esa información puede generar rechazo hacia ciertos países o colectivos. La organización apunta que “es importante evitar focalizar este malestar” y orienta hacia otro costado: el de la solidaridad. Esta guía anima a los jóvenes a informarse de todas las propuestas de cooperación y apoyo humanitario por si quieren ser partícipes de este movimiento y colaborar con sus compañeros ucranianos.

“La participación no solo es un derecho que ostentan todos los niños, niñas y adolescentes, también es una oportunidad para que desarrollen nuevas habilidades y competencias que les permitan transformar la realidad que les rodea“, afirman desde Aldeas Infantiles SOS. También señalan que “esta guía es una herramienta para promover la cultura de paz y hacer conscientes a chicos y chicas de la complejidad del mundo en el que viven”.

La guía se difundirá entre los 202.100 alumnos y alumnas participantes en los programas educativos “Abraza tus valores“ y “¡Menudo dilema!“, a través de los cuales la organización lleva más de 24 años reflexionando con niños y niñas sobre valores humanos esenciales y tratando de formar ciudadanos responsables y solidarios que contribuyan a construir una sociedad más justa e igualitaria. Algunos de los valores que han llevado a las aulas son la igualdad, la responsabilidad, la empatía, la tolerancia o el esfuerzo.

0
Comentarios