fbpx

El diseño de la escuela impacta en cómo el niño aprende, siente y ve el mundo

La holandesa Rosan Bosch, referente mundial en el diseño escolar, afirma que la arquitectura tradicional de las escuelas responde a una organización "anticuada y basada en el control", frente al modelo que lleva implantando desde hace 30 años en todo el mundo para fomentar la autonomía y motivación del alumno.
Marina SeguraLunes, 6 de junio de 2022
0

La holandesa Rosan Bosch, referente mundial en el diseño escolar.

En una entrevista con Efe, Bosch, que acaba de publicar en España Aprender jugando. Diseñar para la incertidumbre, resultado de su experiencia profesional en el ámbito de las artes, el diseño y la arquitectura, explica que numerosas investigaciones avalan que su enfoque mejora los resultados a la hora de aprender. “Si observamos la ciencia y el conocimiento existente sobre cómo aprenden los seres humanos, las escuelas y centros que se construirían serían muy diferente de los centros tradicionales, y más parecidos a la idea que proponemos”, señala Bosch.

En el diseño tradicional no hay muchas opciones: “vas por un pasillo y entras en un aula donde te tienes que sentar en fila y estar quieto durante horas”, pero “sabemos, gracias a la neurociencia, que nuestra atención disminuye pasados unos minutos y que necesitamos nuevos estímulos para mantener la concentración. Al cambiar la forma en que nos movemos, podemos cambiar la forma en que pensamos, por eso es tan importante el diseño de los espacios”. “Los lugares versátiles permiten que “los alumnos se muevan y realicen distintas tareas de la mejor forma posible, por ejemplo: escuchar, exponer, reflexionar, leer o construir, y les motivan a preguntarse, descubrir y colaborar con los demás, lo que tiene como resultado personas más preparadas para aprender, activas y colaborativas”.

En Bélgica, Bosch ha trabajado con el gobierno para incorporar esta metodología en todas las escuelas y son otros estudios los que los están poniendo en marcha con sus principios como base. También ha trabajado con sistemas públicos de educación en países como Dinamarca y Argentina. Aparte del Liceo Europeo de Zaragoza, que aparece en el libro, en España ha desarrollado proyectos como el del centro “Arkuos”, que abrió sus puertas en 2021 en Langreo (Asturias), y está en ejecución el “Agora Madrid International School”.

En el caso de España, ocurre que los procesos de licitación “a veces no permiten ligar el diseño con la pedagogía. Los propios pliegos marcan lo que hay que hacer de forma muy estricta. Hace falta el cambio de mentalidad y constatar que si se mantienen las estructuras de control en los edificios no se podrán aplicar las metodologías necesarias, ya que pedagogía, organización y diseño van unidos”.

Hay que cambiar el espacio

A las personas –explica la diseñadora– les cuesta cambiar rutinas, y “si queremos cambiar la manera de hacer las cosas necesitamos cambiar también el espacio en el que nos movemos”. “No es lo mismo sentarnos en forma circular viendo a nuestros compañeros que en fila, o tener un sitio fijo en la oficina que sentarte en un sitio distinto cada vez, etc., se transforma la manera de ver el mundo, de pensar y de actuar. El diseño tiene un impacto sobre cómo nos sentimos y cómo actuamos”.

El actual sistema educativo es “ineficaz porque en muchos casos desmotiva a los niños y jóvenes, y los lleva a ver el aprendizaje como algo negativo, en lugar de ser algo inspirador y positivo”.

Las reglas de oro del aprendizaje

A juicio de Bosch, hay que colocar al alumno en el centro del aprendizaje y potenciar su autonomía; ofrecerle espacios mediante el diseño que le ayuden a motivarse: lugares en los que concentrarse, zonas en las que pueda interactuar con las cosas …”. “Se trata de maximizar la capacidad de aprendizaje ofreciéndoles distintos escenarios para inspirarles, ya que cada uno nos motivamos de un modo diferente. Si somos capaces de descubrir cuál es la manera que mejor nos funciona para aprender nos servirá también para el futuro y para todos esos aprendizajes que debemos ir haciendo en la vida. Y ahí está el cambio de mentalidad esencial que se necesita”.

0
Comentarios