fbpx

Tony Estruch: “No te educan para ser feliz, sino para dar lo que se espera de ti en el mercado laboral”

'Geniotipo', el último libro de Tony Estruch, desafía las creencias personales sobre las habilidades innatas que tenemos los seres humanos, pues todos somos buenos en algo, solo hace falta encontrar en qué.
Beatriz López IgualJueves, 16 de junio de 2022
0

Tony Estruch, autor del libro 'Geniotipo'.

Tony Estruch nació en 1981 y es músico de formación. A los 19 años fundó sus primeras tres empresas, por aquel entonces relacionadas con la música. Todo esto le llevó a gestionar y observar a un equipo humano de más de cien personas. De su experiencia como empresario, gestor y artista nació el estudio del geniotipo, al que se ha dedicado los últimos diez años, investigándolo y desarrollándolo en colaboración con un equipo de profesionales y expertos en desarrollo personal.

¿Cómo surge la idea de escribir el libro?

–La idea surge porque fue un tema que yo llevaba investigando 10 años. En ese momento aparece un tal Francesc Miralles, que seguramente conozcas, y me dice que esto lo podíamos “poner en un libro”. Esa es la idea inicial, pero como te digo yo llevaba 10 años investigando esto, y descubrimos que había unos patrones a nivel cerebral que son las capacidad creativas que se van repitiendo y acaban marcando nuestras habilidades innatas.

Por tanto, cuanto más cerca estemos de conocer esas creatividades innatas que hay en nuestro cerebro, más cerca estaremos de saber cuál es nuestro propósito de vida. Dicho de otra manera, si dentro de mi cerebro tengo desarrolladas habilidades para ser un delfín y me paso toda la vida intentando ser un tigre, pues voy a sufrir.

¿Te imaginas un ser humano que nazca inútil? Eso no existe

¿Crees realmente, después de todos estos años de investigación, que todas las personas tienen un don?

–La ciencia ha demostrado que absolutamente todos tenemos un don. Lo que pasa que si en lugar de llamarlo don, lo llamas habilidades, es lo mismo, todos nacemos con habilidades. ¿Te imaginas un ser humano que nazca inútil? Eso no existe. No puede ser que todas las formas de vida que existan conocidas del universo no tengan un propósito de vida. Y los seres humanos, que somos la especie más evolucionada que existe, no tengamos idea de esas habilidades innatas.

Hay gente que puede saber en qué es un genio pero que sea un campo difícil en el que moverse para poder vivir de ello, ¿cómo se afronta esto?

–Lo que sucede muchas veces es que confundimos el tiro de una manera bastante exagerada. Un ejemplo muy simple, Michael Jordan, el mejor jugador de baloncesto del mundo, con las mismas capacidades atléticas y de salto se puso a jugar al béisbol y fue normalito. Regresó al basket y volvió a ser el número uno del mundo. ¿Cuál es la diferencia? Que igual te estás empeñando en hacer algo que crees que es lo tuyo, pero no es lo tuyo. Es decir, que encajes en un sitio por unas capacidades, no implica que ese sea tu lugar en el mundo. Aunque Michael Jordan encajara en el béisbol, no era su lugar.

Cuando encuentras tu propósito, la vida te lo da todo para que lo desarrolles

¿Crees entonces que si una persona es consciente de sus habilidades y de cuál es su lugar, independientemente de las limitaciones que le ponga el mundo, va a conseguir encontrar su sitio?

–Totalmente, la historia está llena de ejemplos así. Por ejemplo, Nelson Mandela estuvo en la cárcel, y en condiciones muy complicadas. Y al final fue Premio Nobel de la Paz creando su propósito de vida, que era su nueva forma de hacer política. Michael Jackson tenía un padre que le pegaba, pero fue artista. El productor de Michael Jackson, Quincy Jones, tenía un entorno muy complicado, una madre loca, vivía en un sitio en el que había bombardeos constantemente y lleno de drogadictos.

Pero en un viaje en el que fue a ver a su madre enferma, entró en una casa que estaba derruida por una bomba, y con 15 años, al final de esa casa, encontró un piano, elemento que no había visto en su vida. Se puso a aporrearlo sin tener ni idea, y eso le llenó tanto que tres años después era productor de Michael Jackson.

Entonces cuando encuentras tu propósito, la vida te lo da todo para que lo desarrolles. No tiene sentido que cuando lo encuentres, la vida te de palos, porque si lo está haciendo, es que no has encontrado tu propósito.

¿Qué proceso llevaste a cabo para clasificar los tipos de geniotipos en esos nueve?

–Después de investigar unos mil casos me di cuenta que había nueve patrones que son los geniotipos que siempre se repiten. Los primeros casos fueron gente famosa y luego lo puse a pie de calle, y me di cuenta que en mi entorno y mi familia esos patrones también se repetían. Entonces fue puro estudio, puro análisis y pura estadística, una vez tuvimos eso también empezamos a trabajar a nivel de docencia para ver que esos patrones a nivel cerebral también se repetían.

Los nueve 'geniotipos'
  • INFINITO. Son maestros de vida; su propósito es educar y mostrar caminos, acompañando al prójimo para que dé lo mejor de sí mismo.
  • CUADRADO. Ordenados y meticulosos, son grandes gestores que ayudan a que el mundo funcione y no entre en el caos.
  • ELIPSE. Creadores de sueños, su misión en la vida es alimentar la imaginación de los demás.
  • TRIÁNGULO. Empáticos por naturaleza, son dialogantes y tienen el don de transmitir confianza a un gran número de personas.
  • CÍRCULO. Además del amor incondicional, su gran baza son las corazonadas, la intuición.
  • RECTÁNGULO. Con esfuerzo, constancia y austeridad, este es el genio de los que, con una existencia simple, saben vivir con rigor y felicidad.
  • PENTÁGONO. Su talento se orienta a curar y a solucionar problemas.
  • ROMBO. Quienes acompañan en el último viaje y se ocupan de lo trascendente, de lo esotérico.
  • ESTRELLA. La marca del genio innato: de la buena o mala gestión de su talento depende acabar como un juguete roto o iluminar el mundo.

En el libro apuntas que la Educación actual no está enfocada en poner en valor los talentos de los niños, ¿cómo se podría solucionar esto?

–Educar significa acompañar al prójimo a sacar lo máximo de sí mismo, pero ahora mismo se llaman Centros de Formación; formación viene de formar y formar significa formar o formatear, es decir, sustituir los archivos originales por otros.

Por ejemplo, hay una capacidad que es la creativa-analítica, pues lo de esa persona seguramente serán las matemáticas, entre otras cosas. Por otro lado está la capacidad creativa-intuitiva, por lo que las matemáticas no serán lo suyo por más que se empeñe. Si el intuitivo es delfín, y el analítico tigre, cuando vamos a clase de natación, el delfín será un 10 y el tigre un cuatro; cuando voy a clase de Matemáticas el tigre será un 10, y el delfín un cuatro.

Pero, ¿qué sucede? Que cuando llego a casa el padre del delfín le dice, “oye, que el tigre ha sacado un 10 en matemáticas y tú un cuatro, eres un inútil”. Ahí surge la frustración del niño porque no satisface a los padres, frustración de él mismo porque se compara con otros alumnos, y empiezan todas las frustraciones que hacen que no persigas lo que sueñas y te hace ser feliz. Solo persigues llegar a final de curso sacando notas para aprobar, y la proyección de esto es ganarte la vida y sobrevivir para llegar a final de mes.

Si tu hijo cuando llega a casa con un cuatro en Matemáticas lo que le dices es que tiene que esforzarse más, le vas a decir que se esfuerce más en algo que no es natural para él

¿Crees que ahora se le está dando más valor aunque sea dentro de las familias?

–En septiembre vamos a empezar a trabajar en un colegio de Barcelona y vamos a introducir en 3º y 4º de ESO la asignatura de “Talento y Educación emocional”. Estoy muy contento porque por fin en los colegios se va a empezar a aplicar, por lo menos en este, Educación emocional, talento, astrología, o una asignatura que se va a llamar “Miedo”.

Así que realmente sí que hay una voluntad para empezar a trabajar eso. Ahora bien, el problema de las familias que también tienen voluntad, sigue siendo un tema que sigue estando muy distante, porque se piensan que la Educación es solo de los colegios cuando ellos también tienen que estar involucrados.

Porque si tu hijo cuando llega a casa con un cuatro en Matemáticas lo que le dices es que tiene que esforzarse más, le vas a decir que se esfuerce más en algo que no es natural para él, eso no está en su cerebro. Así que mientras tengamos desconocimiento de esa biología innata nuestra, será complicado que eso cambie. Pero poco a poco espero que lo consigamos.

¿Consideras que a muchas generaciones se les ha educado desde el miedo?

–Vivimos en el siglo XXI, lo que está de moda es el miedo. A ti no te educan para ser feliz, te educan o te formatean para que cuando te incorpores al mercado laboral en tu mayoría de edad, des lo que se espera de ti. Si te contrato como arquitecta, tienes que dar lo mejor de ti, si no nos sirves, a la calle. Por supuesto que hay miedo, para que llegues a final de mes y puedas sufragarte los gastos de la época en la que vives.

Hay mucha gente que es buenísima en algo pero que como no son famosos se piensan que no sirven para nada

¿Qué clase de problemas crees que se solucionarían si cada persona descubriera cuál es su talento?

–Te voy a contestar con otra pregunta, ¿tú te imaginas a 6.500 millones de personas o 7.000 que somos en el mundo yendo a trabajar todos los días de lunes a viernes ocho horas en un trabajo que no les hace feliz?

¿Qué le dirías a una persona que afirma “no ser buena en nada”? ¿Cómo se empieza ese proceso de búsqueda?

–Primero demostrarle que no es así, porque todo el mundo es bueno en algo. Después tiene que comprender que seguramente piense que no es bueno por comparación o por imagen, es decir, no soy tan bueno como “esa persona”. Primero conocer su biología y a partir de ahí hacerle ver que una cosa es el talento y las habilidades y otra cosa es la fama y la grandilocuencia, la repercusión. Hay mucha gente que es buenísima en algo pero que como no son famosos se piensan que no sirven para nada.

Al final los límites nos los ponemos nosotros

¿Qué consideras que tiene más culpa de que la gente no alimente su geniotipo, sus propias limitaciones, o las del mundo?

–El mundo no pone limitaciones, aunque entiendo el espíritu de la pregunta, las limitaciones solo te las puedes poner tú. Están basadas en la lógica de la creencia. Porque piensas que sabes hasta aquí, y hasta aquí puedes llegar, pero no es real. Al final los límites nos los ponemos nosotros.

¿Algún proyecto a futuro que puedas contar?

–Tenemos el proyecto que te he comentado antes que empezaremos en septiembre en el Colegio “Santo Ángel” de Gavà, en Barcelona. Y en dos años crearemos un sistema que se llevará a la universidad para formar a profesores en talento y Educación para que puedan educar a los chavales en ello y no en Lengua, Matemáticas o Física.

0
Comentarios
  1. Eneko hernández Carr
    22 de junio de 2022 09:31

    Buenos días, me gustaría saber que tipo de investigación a llevado a cabo? Me ha parecido entender que ha investigado la vida de famosos y su entorno familiar? También me gustaría entender porqué se estudiará astrología? Me parece entender que las niñas y niños no le darán importancia a las matemáticas, lengua, etc si no que estarán buscando su “talento”. Bueno, la verdad es que me cansa escuchar estas tonterías, por favor, que algún experto las rebata. Ya no me parece muy serio que aparezca en una revista sobre educación. Ay, madre mía, que desbarajuste, que charlatanería, no hace falta estudiar, entender, esforzarse, ahora con un simple test de una hora te vamos a dar las claves de tu futuro. Ai, madre mía, que desastre.