fbpx

Eva Porto: "Si no trabajas de lo que has estudiado, no es un fracaso"

Eva Porto es orientadora profesional. A través de sus redes sociales comparte su experiencia como reclutadora profesional para ayudar a sus seguidores a encontrar trabajo.
Raquel Hernández MorontaLunes, 4 de July de 2022
0

Eva Porto utiliza sus redes sociales para ayudar a sus seguidores a encontrar trabajo.

Eva Porto estudió Psicología y se especializó en Recursos Humanos, hasta hace un año era reclutadora de selección. En la actualidad se dedica a crear contenido en redes sociales y es orientadora profesional: ayuda a las personas en su búsqueda de empleo. Para ella todo comenzó como un hobbie, en el confinamiento subía vídeos aconsejando a sus seguidores basándose en su experiencia como reclutadora. Junto con un amigo suyo, crearon el proyecto que ahora mismo desarrolla en el que ayuda a las personas a encontrar trabajo de una forma masiva: redes sociales, cursos, retos de empleo… Recientemente ha publicado su primer libro ¿Qué hago con mi vida?, en el que ofrece herramientas a los lectores para facilitar su búsqueda de empleo y que no se vuelva un proceso tedioso y difícil.

¿Cómo surge la idea del libro?
—Cuando llevaba dos meses con mi proyecto, en marzo del año pasado, me hablaron desde Montena para publicar un libro. Al principio me dio impresión, no me sentía capaz de escribir un libro, yo no soy escritora. Cuando me dijeron que iba a ser algo más práctico, que les gustaban mis infografías y que querían un libro ligero, que sirviera como manual, me decidí a hacerlo. Elegimos este formato porque a mí también me gustaría leer un libro de búsqueda de empleo que fuera práctico, con trucos y cosas sencillas. Es una manera de llegar a un gran número de personas y transmitirles unos conocimientos que considero básicos y esenciales. Es la base de la búsqueda de empleo a través de siete capítulos sobre cada una de las fases de este proceso.

¿A quién está dirigido?
—Montena es una editorial juvenil, entonces al principio se planteó para dirigirse a los jóvenes, porque yo también soy una persona joven, hace cinco años me encontraba yo en la situación de buscar mi primer trabajo. Así que en parte me he inspirado y cuento anécdotas de esa primera experiencia de búsqueda de trabajo. Pero al final los consejos son los mismos para una persona que tiene 40 años: fija tu objetivo, aprende a preparar una entrevista… Para mí es para todos los públicos, para todas las personas que quieran aprender sobre búsqueda de empleo. Eso sí, el libro es la base, que los lectores no se queden ahí, tienen que seguir informándose, a través de internet es muy sencillo. Es importante ser consciente de que encontrar trabajo no es algo que me tenga que quitar de encima, sino que es algo que tengo que aprender a hacer, es como un reto en tu vida que tienes que aprender a superar.

"

Es importante ser consciente de que encontrar trabajo no es algo que me tenga que quitar de encima, sino que es algo que tengo que aprender a hacer

"

¿Crees que los jóvenes que salen por primera vez al mercado laboral están preparados para buscar trabajo?
—Yo no lo estaba. Cuando trabajaba como reclutadora, gestionaba un programa de jóvenes talentos, por lo que me dedicaba la mayoría del tiempo a entrevistar a personas recién graduadas. Me di cuenta de que todos estaban igual de perdidos que yo, nadie nos enseña a hacer una entrevista. Yo me presentaba a las entrevistas pensando “voy a ser yo misma, ellos sabrán lo que quieren, ellos son los responsables de decidir si tengo el talento o no”. Pero para nada, al final tú tienes mucho más poder de lo que crees en una entrevista. Tienes la capacidad de contar lo que tú quieres. Es importante saber cómo contra las cosas. Hay gente que viene y te dice “Soy Juan, la verdad que no tengo experiencia en esto, nunca lo he hecho, no sé si me va a gustar o no”, pero si lo enfocas más como “Soy Juan, he estudiado esto, he hecho un curso de x, la empresa me llama la atención”. Me di cuenta de que había gente que tenía fortalezas para el puesto, pero él mismo no las veía, así que no me las contaba y no me las transmitía. A mí me parecía una injusticia, todos deberíamos saber cómo vendernos para quede alguna forma prime lo objetivo y que todo mundo aprenda cómo resaltar en una entrevista.

"

Me di cuenta de que había gente que tenía fortalezas para el puesto, pero él mismo no las veía, así que no me las contaba y no me las transmitía

"

¿Se debería dar formación en estos temas en colegios e institutos?
—Sí. Yo ahora estoy dando charlas y me sorprendo porque nos están llamando de institutos. Parece que la cosa está cambiando. Yo en su momento nunca tuve una charla de búsqueda de empleo, pero ni siquiera en la universidad. Luego en el máster sí que vino gente a hablarnos de empresa, pero no era algo práctico ni orientado a empezar a buscar trabajo.

Según tu experiencia, ¿cómo se enfrentan los jóvenes a esa búsqueda de primer empleo?
—Por un lado, tenemos trauma con el no tener experiencia, es algo que nos pesa muchísimo. Aunque te hayan llamado para hacer una entrevista, tú asumes ese peso de ser menos porque no tienes experiencia. Luego, al trabajar en una empresa, me di cuenta de que no tener experiencia también tiene su parte positiva, tienes más creatividad, alguien que lleva cuatro años en el mismo puesto no ve cosas que tú si eres capaz de ver. Los perfiles seniors, tienen unas cosas que aportar, y los perfiles juniors otras diferentes, no significa que sea uno mejor que el otro. También creemos que tener experiencia profesional es haber trabajado en una empresa en el mismo puesto de trabajo para el que me estoy postulando. En cambio, tú puedes ir a una entrevista para técnico de recursos humanos y no tener experiencia en ese puesto, pero hablar de lo bien que gestionas clientes porque has trabajado de azafata vendiendo. Es cambiar el chip, darte cuenta de todo lo que tienes que ofrecer y mostrarlo.

Luego a lo largo de nuestra vida esa inseguridad la tenemos en otras cosas. Cuando tenemos 40 años pensamos “tengo experiencia pero tengo mucha edad y me van a discriminar por eso, o tengo experiencia pero llevo dos años sin trabajar…” Siempre tenemos algún tipo de inseguridad.

"

Los perfiles 'seniors', tienen unas cosas que aportar, y los perfiles 'juniors' otras diferentes, no significa que sea uno mejor que el otro

"

¿Qué recomendarías entonces a un joven que está buscando su primer empleo?
—Ver la búsqueda de empleo como un proceso con sus objetivos, no es simplemente encontrar trabajo, sino que son objetivos más pequeños que hay que ir poco a poco cumpliendo. Planteárselo como una aventura. Sé que no es la aventura que te apetece vivir, que no está bien pagada y que encima la sociedad te llama parado y te llama “nini” y esto hace que no te sientas bien. Lo que hay que pensar es que todo el mundo ha tenido que buscar trabajo. Es un proceso en el que aprendes mucho, uno no solo se desarrolla en una empresa, buscando trabajo aprendes a desarrollarte en el mundo. Siento que es un momento de la vida que es duro y que no apetece vivir, pero si se enfoca como una oportunidad de crecer y de aprender, y también de tomar la iniciativa e ir poco a poco fijando objetivos, es más sencillo y enriquecedor. Esto es como ligar, tú puedes ir a la discoteca y quedarte en la barra a ver quién viene a hablarme, o decir voy a ver qué chico o chica me gusta y ver cómo le voy a hablar y entonces diferenciarte del resto.

¿La oferta de empleo de nuestro país se adapta al perfil de los demandantes?
—No, está claro que no. La universidad y el mercado laboral hace tiempo que están perdidos, no hablan. La FP sí que creo que está más adaptada a lo que pide el mercado laboral. Mis padres han vivido una época en la que si tenías una carrera, tenías trabajo y vivías muy bien. Entonces nos han mentido, nos han dicho que estudiemos para tener un buen trabajo. Después de estudiar buscas ese buen trabajo y como no lo encuentras te sientes mal. Pero la realidad ha cambiado, de repente hay un montón de gente formada y el mercado laboral no puede absorber a todas esas personas formadas. Te sientes frustrado porque te has pasado cuatro años estudiando una carrera, y te pones a trabajar de algo que no tiene que ver y no te apetece. Tú lo que quieres es que el estudio sirva para algo.

Algo que puede ayudar mucho es tener cierta flexibilidad, si no trabajas de lo que has estudiado no es un fracaso. Al estudiar una carrera creces profesionalmente porque aprendes a hablar en público, a trabajar en equipo… Se aprende y se crece mucho estudiando esa carrera. Existe el romanticismo de vivir de tu pasión, pero puedes vivir de varias pasiones que quizás no has descubierto todavía.

"

Existe el romanticismo de vivir de tu pasión, pero puedes vivir de varias pasiones que quizás no has descubierto todavía

"

¿Es difícil encontrar trabajo o no sabemos cómo buscarlo?
—No sabemos buscarlo. Es difícil encontrar trabajo si quieres un puesto y no te sirve nada más, y no hay ofertas y te quedas en casa esperando esa oferta. Cuando aprendes a buscar trabajo, te das cuenta de que tienes que ser más flexible con tu puesto y que puedes encontrar diferentes oportunidades.

¿En este proceso de encontrar trabajo cómo de importante es el currículum?
—Es como el folleto publicitario. Como cuando tienes un restaurante y quieres convencer a los clientes de que vengan y decides poner un cartel en la puerta. El currículum te abre la puerta a que te llamen, sin un currículum o un perfil en un portal de empleo no te van a llamar. Es la carta de presentación.

¿Y cómo tiene que ser ese perfil en internet?
—Hay un capítulo en el libro dedicado a esto, porque es una herramientas muy potente, pero es una gran responsabilidad también. Con internet llegas a muchísima gente. Se puede utilizar esa herramienta para obtener visibilidad, pero que te sume.  Al final el 80% de las ofertas no se publican y las formas de acceder a ese mercado oculto es a través de contactos, que se pueden conseguir a través de las redes sociales. Por eso es importante usar esta herramienta, tengas la edad que tengas.

"

Cuando aprendes a buscar trabajo, te das cuenta de que tienes que ser más flexible con tu puesto y que puedes encontrar diferentes oportunidades

"

¿Cuál es el error más común en las entrevistas?
—El de ir un poco de bajón y desmotivado. Al final, la búsqueda de empleo es algo que puede dañarte la autoestima. Por un lado, la sociedad te llama parado; por otro, las empresas no te llaman; y tú tienes que ir a la entrevista a convencer de que puedes desarrollar ese empleo, pero hay momento en los que tú sientes que no puedes desempeñarlo. Entonces el entrevistador ve a la otra persona desmotivada, sin confianza en sí mismo, y es muy difícil que la gente crea en ti si tú mismo no lo haces. De todo esto hablo en el libro, de la necesidad de rodearte de gente que te ayude durante el proceso.

"

El entrevistador ve a la otra persona desmotivada, sin confianza en sí mismo, y es muy difícil que la gente crea en ti si tú mismo no lo haces

"

¿En nuestra sociedad hasta que nivel nos define nuestro trabajo?
—Muchísimo. Yo siento que nos definimos por lo externo. Es muy fácil hacerlo, y nos resulta muy difícil sentirnos bien con nosotros mismos mirando solo en las cualidades que tenemos internamente. Por ejemplo, tengo muchos likes en esta foto y pienso que la foto es bonita, tengo un trabajo guay y entonces tengo talento. Pasa mucho eso de no tener trabajo y de repente te contrata una buena empresa y ya piensas que eres un “crack”. Por mi parte, por ejemplo, ahora que tengo muchos seguidores me siento mejor conmigo misma que cuando no tenía trabajo y no me llamaban, pero realmente yo no he cambiado. Al final si tu autoestima depende de cosas externas, si esas cosas desaparecen pierdes la autoestima. Es importante darte cuenta de que eres el mismo cuando no tenías trabajo que cuando la gente reconoce las cualidades que ya tenías.

¿Qué recomiendas hacer en las vacaciones de verano con respecto a la búsqueda de empleo?
—Creo que a cada persona le pueden gustar más unos trabajos que otros. Pero, por ejemplo, ahora están más en alza las plataformas de freelance. Yo animaría a al gente a que investigue este tipo de plataformas y piense qué tipo de trabajo le podría gustar realizar. Abrir la mente y descubrir qué trabajos hay más allá. Que se informen bien sobre todas las ofertas y los puestos de trabajo que hay, que no se obcequen en una sola cosa.

"

Al final si tu autoestima depende de cosas externas, si esas cosas desaparecen pierdes la autoestima

"
0
Comentarios