fbpx

La Educación y la familia, las mayores preocupaciones de una juventud iberoamericana lastrada por la desigualdad

Excepto en Perú y en España, la mayoría de jóvenes iberoamericanos declaran tener que dejar los estudios bien por dificultades para costeárselos o por la necesidad de trabajar.
Aitor Caballero CortésJueves, 14 de July de 2022
0

Mayte Ortiz, Juan María González-Anleo y Ariana Pérez, en la rueda de prensa. © FUNDACIÓN SM

El 90% de los jóvenes iberoamericanos, de entre 15 y 29 años, valoran la familia y la educación como prioridades vitales y principales referentes para construir sus ideas interpretaciones del mundo, según recoge el último informe ‘Jóvenes en Iberoamérica 2021’ realizado por el Observatorio de la Juventud en Iberoamérica promovido por la Fundación SM.

El estudio realizó un total de 13.500 entrevistas a jóvenes de todos los estratos sociales en México, Perú, República Dominicana, Chile, Brasil, Argentina, Ecuador, Colombia y España, en las que se denotan algunas diferencias entre el país europeo y los sudamericanos consecuencia de una mayor desigualdad. Y es que en España, el 49% declaran haber dejado sus estudios porque ya han llegado a la Educación máxima en su ámbito, pero esta cifra disminuye en el resto de países. Apenas un 17,5% sería la media de los otros ocho países, en el que Perú destaca con un 33%, seguido de Chile con un 25%.

Por ello, la directora general de la Fundación SM, Mayte Ortiz, explica que este estudio no quiere que se quede en papel mojado, “sino que nos gustaría que fuera el comienzo o el impulso para que toda la comunidad educativa trabajáramos en colaboración para definir itinerarios de formación de ciudadanos y ciudadanas globales que actúan desde la ética del cuidado para lograr verdaderas transformaciones sociales hacia el bien común”

Desconfianza en la clase política y las instituciones

Salvo México, en el resto de países analizados en el estudio, ninguno supera el 37% en confianza respecto a la clase política. Los partidos son los peores valorados en la mayoría de territorios, seguidos del Congreso o la Cámara nacional y el Gobierno. Esto se debe, en parte, a que muchos de los jóvenes iberoamericanos opinan que no son escuchados por parte de los políticos, tan solo el 28% como promedio entre todas las naciones, lo que provoca una desafección generalizada, a pesar de que en la mayoría de países son conscientes de la importancia de la participación en la política.

A mayor desconfianza de la clase política, menor es el sentimiento de libertad que se tiene en el territorio. Son datos que coinciden en esta investigación, en la que países como México y España valoran mejor su democracia que en países como Perú, de los que más desconfianza tienen y, en consecuencia, también son los jóvenes que creen que hay menos democracia en su territorio, apenas un 4%.

A mayor desconfianza de la clase política, menor es el sentimiento de libertad que se tiene en el territorio

En general, los jóvenes iberoamericanos reflejan en el estudio una conclusión: la Educación es la solución a la incertidumbre del futuro. “América Latina es la región más desigual del mundo, por lo que la dificultad económica para costear los estudios  lleva a muchos jóvenes a buscar otras opciones: en el mejor de los casos, trabajar”, dice Lorenzo Gómez Morín, uno de los responsables del estudio. Las otras opciones que toman los jóvenes es la posibilidad de emigrar siempre que se pueda, siendo la motivación principal mejorar la calidad de vida y encontrar un trabajo.

Pero dentro de todos los problemas que puede conllevar estar lejos del origen de cada uno, la juventud iberoamericana muestra su preocupación por el trato que reciben los inmigrantes dentro de su propio país. La mayoría creen que se les trata, en primer lugar, con indiferencia (25 %), luego con desconfianza (24 %), aunque eso no detiene la voluntad de salir de sus países en busca de un futuro mejor y menos incierto.

0
Comentarios