La gramática también es multimedia

Los programas multimedia pueden ayudar al alumno a aprender la información de manera más rápida. Se puede ahorrar hasta un 80% del tiempo de aprendizaje. Cuando los estudiantes pueden escuchar una descripción verbal simultáneamente con una animación, aprenden más que realizando ambas cosas por separado.
Viernes, 15 de septiembre de 2006
0

Autor: Mª Teresa GARCÍA-GAMÓN Colegio Inglés Cambridge House (Valencia)

Después de más de dos años de experiencia utilizando las Nuevas Tecnologías en el aula, comparto la opinión de que las ventajas de trabajar la gramática con el ordenador en clase son numerosas.

Cuando me refiero al ordenador, no me refiero al uso individual del ordenador como rincón del aula, doy por hecho que se proyecta con el cañón en la pizarra blanca, pantalla o pared, o que se utiliza de forma que puedan verlo todos los alumnos al mismo tiempo.

Las presentaciones que yo misma realizo para mis clases de Lengua son un material atractivo que mantiene su atención y hace que estén entusiasmados sin darse cuenta de que, al mismo tiempo, están trabajando o, lo que es mejor, aprendiendo.

 

La motivación

 

Veo que mis alumnos están más motivados cuando utilizo el ordenador en clase y la motivación, los docentes sabemos que es uno de los motores del aprendizaje, ya que incita a la actividad y al pensamiento.

Por otro lado, la motivación hace que los alumnos dediquen más tiempo a trabajar y, por lo tanto, es probable que aprendan más. Hasta los más lentos y despistados trabajan como el que más, y es porque están motivados.

Mis clases con Power Point son interactivas, mis alumnos están permanentemente activos durante toda la clase, mantienen un alto grado de implicación en el trabajo y la posibilidad de dialogar conmigo hace que puedan preguntar cualquier duda. Es un aprendizaje a partir de los errores. El “feed-back” inmediato a las respuestas permite a los alumnos conocer sus errores justo en el momento en el que se producen y se les da la oportunidad de corregirlos.

Los niños pueden hacer una autoevaluación. Cuando acaba la sesión, la mayoría de los ejercicios están corregidos por el alumno.

Los alumnos realizan el trabajo en unas hojas que he preparado anteriormente en un documento Word para que puedan hacer los ejercicios que se les van planteando durante la presentación con facilidad.

 

Desarrollo

 

De este modo desarrollo mis clases:

—Antes de empezar a elaborar una presentación, me planteo los objetivos y los contenidos.

—Al principio de cada presentación presento la teoría de la gramática incluyendo cliparts, fondos, gifs animados, con ejemplos prácticos.

—Doy a mis alumnos instrucciones claras de cómo y dónde se han de sentar, qué van a ver, qué deben hacer si se equivocan…

Las presentaciones suelen durar una sesión de una hora aproximadamente y es conveniente terminarla para que se cumplan los objetivos propuestos, aunque sea de forma oral.

0
Comentarios