Los padres deben afrontar un gasto de inicio de curso de entre 530 euros en los centros públicos y 1.250 en los privados

La subida del IVA no afecta a los libros, con tipo superreducido. La CECU ofrece unos consejos para ahorrar en la "vuelta al cole".
Martes, 31 de agosto de 2010
0

El reciente incremento del IVA se dejará notar en el comienzo del curso 2010-11 con un relativo aumento del gasto por alumno que "tal vez pueda paliarse con las ofertas y descuentos que ya empiezan a aparecer en libros de texto o material escolar", según la organización de consumidores CECU. Precisamente, el de los libros será uno de los pocos sectores que se libre de la esa subida (al aplicársele el IVA superreducido), que, sin embargo, podrá afectar a los uniformes, el material, las matriculaciones y mensualidades y a los transportes, un ámbito que, además, se ve afectado este año con una subida adicional de más del 6% por el alza en los precios de los carburantes. Igualmente, los gastos de enseñanza se han encarecido en 2010 un 2,6% con respecto a 2009.

De esta forma, según la estimación de gasto realizada por CECU, para los alumnos de colegios públicos, en los que no se cobra matrícula, el gasto aproximado rondará los 530 euros de media por niño, reduciéndose notablemente esta cifra cuanto menor sea el niño. Los libros, la ropa y el calzado son los sectores que más presupuesto se llevan en este tipo de escuelas. Si observamos colegios concertados o privados, el gasto se incrementa. Además de la matrícula que cobran los privados, en este tipo de centros el precio de los uniformes y del material escolar suele ser más elevado. Así, el gasto en los colegios concertados rondará los 880 euros de media y los privados pueden sobrepasar los 1.250, sin contar las posibles mensualidades.

Para tratar de reducir estos elevados gastos, CECU aconseja a las familias:

 

 

      • Que se informen de los sistemas de ayudas para libros que dan tanto las distintas comunidades autónomas como los ayuntamientos o la administración estatal.

      • Otra buena opción es contactar con la asociación de padres de su colegio por si existe la posibilidad de que se propongan días de intercambio o donaciones de libros de texto.

      • Para el gasto en ropa, los últimos días de agosto son un buen momento para aprovechar el tramo final de las rebajas y comprar prendas y calzado con importantes descuentos.

      • Tener en cuenta las 4R (Reducir, Reciclar, Reutilizar y Reparar) también ayudará a evitar gastos innecesarios: es importante ser conscientes de las necesidades y del material que ya tenemos en casa para reutilizarlo, reparando el material que pueda usarse de nuevo. Es básico hacer una lista de lo que el niño va a necesitar realmente.

      • No dejarse llevar por la publicidad y los grandes anuncios de ofertas y descuentos. Es importante comparar esas ofertas y tener en cuenta la letra pequeña para aprovechar aquella que mejor se ajuste a nuestras necesidades, bien por los descuentos o bien por las posibilidades de financiación que ofrezcan.

      • Dejarse guiar por la racionalidad, que busca, compara y adquiere los productos en función de su relación calidad/precio y no se deja llevar por artículos de moda que pueden suponer un importante encarecimiento de los gastos.

      • Es interesante hacer partícipes a los niños del valor de las cosas, de que hay que cuidarlas y ayudarles a distinguir entre lo necesario y lo superfluo.

0
Comentarios