Rechazo sindical a los nuevos reglamentos orgánicos de centros

Los sindicatos CGT, CSI-F, Piensa, SADI, SIEP, APIA, FETE-UGT y Ustea rechazan en un comunicado conjunto los nuevos Reglamentos de los Centros porque consagran “un sistema organizativo piramidal, con pérdida de democracia interna y empeoramiento de las condiciones de trabajo del profesorado”. Además, los sindicatos rechazan la forma en que se ha publicado: en verano, y en el caso de las órdenes que los desarrollan, el 30 de agosto, a pocos días del comienzo de curso en Primaria. Las organizaciones señalan que esta situación “ha causado nerviosismo, problemas organizativos y dudas”. Ante la numerosa demanda de explicaciones, los sindicatos informaron de que la Consejería tuvo que convocar con urgencia a la Inspección Educativa y a los directores de los centros.
RedacciónLunes, 4 de octubre de 2010
0

Rueda de prensa de los representantes de CGT, CSI-F, Piensa, SADI, SIEP, FETE-UGT y Ustea. (MAGISTERIO)

En cuanto al fondo de los nuevos ROC impuestos por la Consejería, la plataforma sindical señala que fomentan “un modelo autoritario de dirección”, considerándola como representante de la Administración en los centros y dotándola de funciones como que van desde la elección de cargos pedagógicos y de coordinación, pasando por diseñar los perfiles de plazas y directrices del centro, o la competencia en materia disciplinaria y de sanción al profesorado.

Menos democráticos
En cuanto al retroceso en la democracia de los centros, según los sindicatos se concretaría en la posibilidad de que fueran los equipos educativos de ciclo o de departamento los que elijan a la persona más adecuada para su coordinación, limitando las funciones de dichos órganos y creando una estructura que no facilita la participación del profesorado. Por lo que se refiere a la pérdida de derechos laborales, los sindicatos citan la reducción de la libertad de cátedra, el cambio unilateral de horarios, el perfil del puesto y la elección del curso, las áreas y tutorías y la posibilidad de obligar a asistir a actividades fuera del horario lectivo.

También se prevé un aumento de la carga de trabajo y de burocratización de los centros, con más reuniones, evaluación docente por parte de agentes externos y la obligación de hacer tareas informáticas de carácter administrativo. Otro aspecto afectado por los nuevos ROC es la cobertura de bajas, donde ya no se garantizan las sustituciones y supone la responsabilidad sobre ellas de la Administración a los centros.

La Consejería, dicen los sindicatos, ha perdido la ocasión de hacer unos reglamentos consensuados que incentiven la participación del profesorado y que den respuesta a los problemas organizativos de los centros. Por todo ello, los sindicatos seguirán reclamando su derogación.

0
Comentarios