Para que la seguridad vial no sea una barrera más

Poco a poco la Educación Vial está cada vez más presente en los centros españoles como una materia transversal.

Estrella MartínezMartes, 2 de octubre de 2012
0

A su consolidación y crecimiento ayuda que distintas organizaciones aporten material didáctico para formar a los docentes, así como para trabajar en el aula con los alumnos. Un ejemplo de esto es la propia Dirección General de Tráfico, cuya web (aplch.dgt.es/pevi) incluye cursos on line de seguridad vial para educadores y una guía didáctica para Educación Infantil, entre otras propuestas educativas.
Este afianzamiento de la Educación Vial en los centros educativos demuestra la importancia de la formación en este terreno para los alumnos de todas las edades. Si partimos de esta premisa, los conocimientos de seguridad vial son fundamentales para todos los ciudadanos, lo que incluye también a aquéllos que tienen alguna discapacidad, ya sea intelectual o psíquica. Para unos y otros la calle está llena de barreras. Las físicas son visibles por todos, pero quienes tienen discapacidades intelectuales se enfrentan a otro tipo de barreras que el resto de los mortales no son capaces de percibir. Una de las principales barreras en este terreno es, precisamente, la falta de formación en seguridad vial. El desconocimiento es una barrera crucial que impide que estas personas puedan tener la independencia necesaria para salir solas a la calle.

Por una movilidad segura
Las Fundaciones CNAE –Confederación Nacional de Autoescuelas– y Feaps –Confederación Española de Organizaciones en Favor de las Personas con Discapacidad Intelectual– han mostrado su compromiso para subsanar esta carencia con la campaña En Pro de una Movilidad Segura para Personas con Discapacidad.
La primera acción de esta campaña tuvo lugar el pasado 20 de septiembre, cuando 18 provincias españolas – Barcelona, Madrid, Soria, Sevilla, Baleares, etc.– celebraron una jornada formativa sobre seguridad vial para personas con discapacidad. El director de la Fundación CNAE, Alfredo Campa, afirmó que “el objetivo que se persigue es transmitir a estas personas a través de la formación un grado de autonomía suficiente para que puedan de-senvolverse de un modo seguro en el entorno vial”. Esta jornada de Educación Vial fue impartida por dos profesores voluntarios de autoescuelas en 45 centros para personas con discapacidad –Down Toledo, Fundación Autismo Mas Casadevall, etc.– repartidos en las 18 provincias participantes. Durante hora y media explicaron de forma teórica, utilizando medios audiovisuales, distintos aspectos sobre la seguridad vial. Concluida esta primera clase, alumnos y profesores salieron a la calle –también durante una hora y media– para poner en práctica lo aprendido previamente.
Para completar este tipo de jornadas las dos fundaciones han elaborado la Guía del peatón. Para la integración de personas con discapacidad en una movilidad segura, destinada a dichas personas con discapacidad, pero también a sus familiares y a quienes trabajan con ellos. Las dos fundaciones van a repartir esta guía en centros de asistencia y apoyo, instituciones, organismos públicos y centros sanitarios. Los profesores voluntarios que participaron en las clases se sirvieron de esta guía para impartir la formación.

CNAE y Feaps
La Fundación CNAE está muy implicada también en la formación de calidad de los nuevos conductores además de tener un fuerte compromiso para acabar con la siniestralidad vial. En esta línea, ha participado en distintas campañas de sensibilización como La Carretera te Pide Sin Fin, sobre la incompatibilidad de conducción y alcohol. Recientemente la Fundación ha llegado a un acuerdo con Instituciones Penitenciarias para impartir clases de conducción y seguridad vial a los internos de 69 centros españoles. La Fundación se ha comprometido a organizar anualmente en cada centro tres cursos teóricos de 25 horas.
La Fundación Feaps, por su parte, no tiene vinculación directa con la formación vial, pero sí con las personas con discapacidad intelectual o del de-sarrollo, quienes son “ciudadanos más de la sociedad. Interactúan no sólo en su familia, sino también en su entorno más cercano –comunidad–”, afirma
la web de la organización. Siguiendo esta premisa, es lógico el compromiso de esta Fundación para que sus asociados aprendan seguridad vial, algo que, comos se ha dicho, contribuirá a eliminar barreras, dándoles una independencia que les ayudará en esa interacción con familia y miembros de la comunidad. Así, la misión del movimiento “es contribuir con apoyos y oportunidades a que cada persona con discapacidad y su familia puedan desarrollar su proyecto de calidad de vida, así como promover su inclusión como ciudadanía de pleno derecho”, apunta la web.

0
Comentarios