Fuhem plantea cómo cambiar el mundo con una campaña educativa

Todos somos responsables de lo que está pasando con la desestabilización climática en nuestro planeta.

María HernándezMartes, 12 de marzo de 2013
0

Es una de las conclusiones que se desprenden de la campaña de sensibilización y Educación Ambiental, Cinco años. Cuando lo importante es también lo urgente que el Área Ecosocial de Fuhem –Fundación Hogar del Empleado– está llevando a cabo, en colaboración con la Fundación Biodiversidad, con el propósito de fortalecer la conciencia ecológica en los colegios. El proyecto parte de Fuhem Ecosocial y su primer destinatario son los centros de la propia entidad, pero está abierta a cualquier comunidad escolar que quiera aplicarlo, fundamentalmente las relacionadas con la Educación Ambiental.
Parte importante de la campaña es también el blog Tiempo de Actuar (www.tiempodeactuar.es) que ofrece información sobre movilidad, alimentación o infraestructuras, relacionadas siempre con el medio ambiente. Pero además cuenta con secciones como Actúa, Recursos y Experiencias, en las que los mismos profesores de los centros que participan colaboran en la elaboración de los post.

Experiencias educativas
La Agencia Internacional de la Energía fija 2017 como fecha límite para acotar el calentamiento global y no adentrase en niveles irreversibles. Hasta ese año y desde el pasado se desarrolla la iniciativa con distintos materiales específicos en diferentes centros. En éstos son los profesores los que adaptan el contenido propuesto por la campaña a distintos proyectos de concienciación y motivación para sus alumnos.
En el CEM –Ciudad Educativa Municipal– “Hipatia” en Rivas-Vaciamadrid (Madrid), han plantado un pequeño bosque con ocho especies diferentes de árboles, adaptados al suelo y al clima de Rivas. “Queremos poner nuestro granito de arena en la construcción de un mundo más sostenible y saludable para todas y todos los habitantes del planeta”, explican en el blog. En este mismo centro han realizado un huerto escolar con la participación de alumnos desde Educación Infantil hasta Formación Profesional. Lo hacen, dice su director, Fran Marchand, con el objetivo fundamental “de que los alumnos entiendan el tremendo reto que suponen la situación de crisis energética y el cambio climático para la humanidad y para que, a partir del conocimiento del problema, se impliquen y actúen, en la medida de sus posibilidades, para que la situación no empeore”.
En el Colegio “Santa Cristina” de Madrid parte del centro se desplazó a la zona de la Casa de Campo para llevar a cabo una repoblación forestal. Su directora, Mª Carmen Cava, afirma que se transmiten una serie de valores imprescindibles como “el respeto por la naturaleza y el deber de cuidarla, la sensación de pertenencia, tanto respecto del grupo humano como hacia el entorno, o la responsabilidad del cuidado”.

Las “R” de la campaña
Fuhem plantea con su proyecto ocho letras “R” para “empezar a cambiar el mundo”.
Reciclar para que los residuos sirvan de recursos para nuevas actividades. Reevaluar, revisando nuestros valores. Reconceptualizar y orientar nuestra atención hacia lo que vale la pena, como la preservación de la naturaleza. Reestructurar adecuando las relaciones sociales y las estructuras económicas y productivas al cambio de valores y a la nueva manera de comprender la realidad. Redistribuir, repartiendo equitativamente los derechos y los deberes, garantizando un acceso igualitario a los bienes comunes y un reparto justo de la riqueza; en las relaciones entre el Norte y el Sur, realizar el ideal de la justicia social. Relocalizar, adaptando la producción y el consumo a una escala social. Reducir, viviendo con menos para que todas las personas podamos vivir bien en un planeta sano. Y Reutilizar, alargando el tiempo de vida de las cosas para evitar el consumo y el despilfarro.
Crear conciencia en los niños es primordial. “Ellos están ávidos por conocer cosas y estas actividades que les sacan del aula siempre resultan ser experiencias muy educativas y enriquecedoras. Además, nos sirven para fomentar actividades interetapas, en las que alumnos de distintos niveles se conocen y trabajan juntos”, explica Mª Carmen Cava.

Un póster para educar en valores medioambientales
Un póster desplegable. Ése es el material protagonista para trabajar en el aula la campaña de sensibilización Cinco años. Cuando lo importante es también lo urgente.
Con este desplegable a modo de enorme esquema con infografías se analizan todas las causas del cambio climático y lo que supone para la población mundial.
Además, a través de una serie de secciones –todas comienzan por la letra “R”– plantean una serie de posiblidades para cambiar el rumbo por nuestra parte. Unas pautas a seguir para que se empiece a producir y consumir de otra manera.
¿Cómo Empezamos a Cambiar el Mundo? es el título del tema principal que se trata en el material. En él también se proponen otras cuestiones como la importancia de la dieta, el uso de la bicicleta, el tema de las viviendas ecoeficientes o las “R” que se pueden aplicar al Hemisferio Sur, ya que, según ellos, las que nosotros podemos llevar a cabo en occidente para ayudar medioambientalmente, no son válidas para el resto del planeta.
Todo el material está impreso en papel reciclado postconsumo 100%. Pero además, especifican lo que han llegado a reducir el impacto medioambiental al evitar el papel no reciclado: se ahorraron en kilos de basura, emisiones de CO2, kilovatios de energía y litros de agua.
Una cita de André Gorz, filósofo y periodista fallecido hace unos años, sirve como carta de presentación del folleto desplegable: “Para vivir mejor, a partir de ahora, se trata de hacer más y mejor con menos”.

0
Comentarios