El comedor escolar como una extensión formativa de las aulas

El sector educativo se moderniza. La Educación busca cada vez más ofrecer valor no sólo a través de lo meramente formativo, sino también mejorando todos los servicios que van más allá de la docencia en el interior de las aulas.
Martes, 16 de abril de 2013
0

Por ese motivo, Sodexo, líder mundial en servicios con más de 6.100 centros educativos y 93.000 empleados en todo el mundo, convierte la hora de la comida en un momento no sólo de descaso, sino también en una ocasión para aprender y descubrir los principios básicos de una alimentación equilibrada.

El Colegio “Leonardo da Vinci” de Madrid es un ejemplo exitoso de esta reinterpretación del comedor escolar en el que Sodexo ha aplicado su nuevo concepto de restauración escolar: Food4u.

Concepto de comedor
Food4u es una propuesta de restauración que interpreta los comedores como una extensión de las aulas. El descanso y la desconexión se combinan con el aprendizaje y la formación en aspectos como hábitos de alimentación saludable o el respeto al medio ambiente. “Este concepto nos ayuda a potenciar los valores del colegio, mejorando la experiencia educativa a diario a través de la Educación en alimentación equilibrada o en la adquisición de hábitos saludables”, afirma Elena Fernández, presidenta del Consejo rector del Colegio “Leonardo da Vinci”.

Uno de los pilares de este concepto de restauración escolar es la oferta gastronómica. En el caso del “Leonardo da Vinci”, un equipo de nutricionistas expertos de Sodexo diseña los menús teniendo en cuenta los requerimientos nutricionales según tramos de edad, alergias, intolerancias y creencias religiosas. De este modo se ofrecen menús equilibrados y sabrosos para ayudar a los alumnos en su desarrollo.

Este concepto de comedor lucha por conseguir mitigar los efectos del sedentarismo y sobre todo los malos hábitos de alimentación que están haciendo que aumente la obesidad infantil en nuestro país. Según el último informe Aladino, el 43% de los niños españoles, de entre 6 y 9 años, tiene sobrepeso. De ahí la importancia de educar en los comedores y de involucrar a los padres para trasladar la alimentación saludable de los colegios a las casas.

El entorno importa
Los propios entornos del comedor escolar del colegio –mobiliario, decoración, cartelería, cubertería– responden a la necesidad de crear espacios agradables y atractivos, adaptados a la casuística del centro. La hora de la comida se convierte en el momento para aprender divirtiéndose. El comedor escolar del “Leonardo da Vinci” se dinamiza con actividades con monitores, tanto gastronómicas como educativas. Un ejemplo son las jornadas Food For Life, en las que se ofrecen menús de diferentes partes del mundo e incluso la visita de chefs internacionales, dando de este modo la oportunidad a los alumnos de conocer el mundo a través del sabor. “Se intenta despertar la curiosidad a través de jornadas temáticas. Hace poco recibimos la visita de un chef de Colombia, que presentó a los escolares la gastronomía típica de su país”.

Involucrar a los padres
Uno de los pilares sobre los que descansa este concepto de restauración pasa por el desarrollo de iniciativas dirigidas a los padres para su involucración en la alimentación de sus hijos. Para ello Sodexo ha implantado el programa Digital Network, que permite la comunicación on line con los padres con información sobre los menús de sus hijos e incluye un asesoramiento personalizado.

Para comprobar el grado de satisfacción de los padres, en el “Leonardo da Vinci” se celebran regularmente Feed Back Sessions, reuniones con padres, estudiantes, responsables del centro y los propios nutricionistas de Sodexo. Entre las actividades dirigidas a los padres se encuentran los llamados Sodexo Tasting Programs, degustaciones especiales en las que pueden probar los diferentes platos que componen el menú de sus hijos. “Para el colegio los padres son una pieza clave”, afirma Fernández. “Son los máximos responsables de la Educación de sus hijos y, por tanto, los más exigentes en velar por su alimentación, pero también por su aseo personal o su comportamiento”.

El comedor escolar se convierte en un servicio estratégico que establece comunicación directa con las familias. Según Elena Fernández, “los padres valoran mucho la cercanía y la confianza, y perciben que tienen un soporte permanente en la Educación alimentaria de sus hijos”.

También el aspecto de las becas comedor está ganando gran importancia ante la coyuntura económica actual. Sodexo dispone de un programa llamado STOP Hunger que ofrece becas de comedor a familias con menos recursos.

La calidad de los servicios escolares aporta valor añadido al propio proyecto educativo, así como al propio centro, y contribuye a mejorar su prestigio. En definitiva, los servicios de comedor se integran en el proyecto educativo y se desarrollan en consonancia con los objetivos del colegio. “El mayor activo es que nuestros comedores nos ayuden a inculcar valores a los alumnos”.

Lourdes Rodríguez
Directora de Desarrollo de Negocio de Sodexo Educación

0
Comentarios