Cómo ser profesor y un bloguero de éxito

José Mª de Moya
Director de Magisterio
7 de junio de 2016
0

Publicamos esta semana una entrevista con Santiago Moll, profesor de Lengua y Literatura de una IES de Badalona, pero más conocido por ser el sonriente rostro que no se esconde tras el blog Justifica tu respuesta. Las cifras son apabullantes: 20 millones de visitas, medio millón al mes, cerca de 40.000 suscriptores a la newsletter y todo esto en tres años de existencia. Sin embargo, en estos tiempos dados a confundir peso con volumen, los números anteriores no son sino el resultante de haber publicado 450 artículos de 1.000 palabras, extraídos de otros tantos libros y en los que Moll invierte de media entre cuatro y ocho horas por artículo.

Pero dejemos que el propio Moll nos cuente cuáles son las claves de su éxito, cómo puede un sencillo profesor de Secundaria convertirse en un bloguero de éxito con cientos de miles de lectores:

1. Autenticidad. “Me he dado cuenta de que cuando leen mis artículos sienten que están conversando conmigo (…) Creo que reflejan cómo soy y muestran la Educación que yo imparto y con la que sueño (…) Se puede engañar a la gente a corto plazo, pero después de tanto tiempo hacerlo con mentiras o falta de compromiso sería inviable”.

Santiago es el profe amigo y confidente que todo docente querría tener, con el que poder desahogarse o echar una risas. Esto, amigo, o se tiene o se puede trabajar… pero con mucho esfuerzo, me temo.

2. Determinación. “Muchos blogs empiezan por la motivación, pero esta acaba muy pronto. Hace falta la determinación, que es la motivación a corto y medio plazo”.

3. Originalidad. “No se puede crear un blog si lo que se escribe no es original”.

4. Servicio. “La función de un blog es la de servir, ser útil. En mi caso, intentar hacer mejores docentes”.

5. Tiempo y marketing. “Tardo en escribir cada artículo entre dos y cuatro horas, pero eso es solo el 50 por ciento del trabajo. El resto es cuidar el estilo, enlaces a otras páginas, escribir para que le guste a Google pero también a los lectores…”. Y muchas redes sociales.

6. Paciencia. “Hubo un artículo al año y medio de lanzar el blog que marcó un antes y un después en el blog porque se hizo viral…”.

Año y medio después.

0
Comentarios