El nuevo acuerdo de la Concertada en Navarra sube el salario un 1% a todo el personal

La propuesta, firmada por los sindicatos Sepna, UGT y LAB, también contempla una reducción horaria a los 57 años y el complemento salarial de jubilación parcial.
RedacciónMartes, 12 de septiembre de 2017
0

El pasado 31 de agosto, la consejera de Educación de Navarra, María Solana, trasladó a los sindicatos de la red concertada, que agrupa a alrededor de 2.800 trabajadores en la comunidad foral, una propuesta que “mejora la situación que la ley prevé”. La consejera admitió que la reducción de horas de personal que puede acogerse a una jubilación anticipada a partir de los 57 años quedaba “en peor condición”.

En la actualidad, la fecha que determina a partir de qué año se puede acoger o no a una jubilación anticipada depende de cada caso personal y de los años cotizados. Por ello, Solana aclaró que la petición sindical era “que se mantuviera lo que había”, pero que ello supone un coste “muchísimo más alto para la Administración” y, por ello, “en principio, no se aceptó la propuesta de los sindicatos”.

No obstante, Educación trasladó a los sindicatos una propuesta “intermedia”que contemplaba que a partir de los 57 años se pudiera hacer una reducción de dos horas, y a partir de que “estén a cuatro años de la jubilación, se les pueda aumentar a cuatro horas”.

La propuesta planteada por Educación incluye también una subida salarial del 1% para el 2018 y 2019 del personal docente y no docente y “una mejora clara” en cuanto a sustituciones, y “a otro tipo de condiciones laborales del personal”. Finalmente, el pasado día 6, los sindicatos Sepna, UGT y LAB dieron un “sí crítico” a la propuesta, mientras que ELA decidió no firmar.

Los tres sindicatos firmantes recordaron que el acuerdo solo entre patronales y Educación “hacía perder aspectos tan importantes” como la subida salarial de los no docentes, la reducción horaria a los 57 años y el complemento salarial de jubilación parcial, entre otras cuestiones. “Queremos dejar claro que nuestro apoyo al acuerdo se basa en la responsabilidad de mejorar las condiciones laborales de aquellos trabajadores que más lo necesitan, como son los no docentes y los mayores de 57 años, pero somos conscientes de que tenemos todavía otros aspectos por los que debemos seguir trabajando, como es el 1% salarial pendiente de recuperar de 2016”, matizaron los sindicatos.

Por su parte, la consejera Solana afirmó un día después que el acuerdo alcanzado con los sindicatos tiene en cuenta la especificidad de los convenios de la red concertada y de las ikastolas y al mismo tiempo mejora las condiciones de todos los trabajadores del sector. La consejera explicó que espera terminar de “pulir” la última versión del documento con los sindicatos y las patronales y que el acuerdo, que tiene efectos retroactivos desde el pasado 1 de septiembre, se firme lo antes posible. La consejera apuntó que se trata de “un buen acuerdo”, que incluye mejoras como una garantía de aumento salarial del 1%, también para el 2018 y el 2019, del personal docente y no docente de los centros de la red concertada.

Crítica constructiva
Sobre el “sí crítico” dado por los sindicatos al acuerdo, la consejera resaltó que se trata de “una crítica muy constructiva”, con aportaciones que valora “muy positivamente” y que toma en consideración. En ese sentido, señaló que los sindicatos que han mostrado su apoyo al acuerdo han mantenido una posición “muy responsable” y valoró que, por primera vez, “vamos a encontrarnos Gobierno, patronales y una representación sindical de un 86%”.

De no haberse producido el acuerdo, hay cuestiones que “hubieran estado mucho peor”, indicó Solana, que recordó que, al haber variado la normativa a nivel estatal, había un escenario “totalmente distinto” que precisaba de una negociación. Al respecto, aseveró que, en una negociación, ambas partes deben ser capaces de variar sus posiciones.

0
Comentarios