Nuevos convenios impulsados en Castilla y León permitirán los controles de alcohol y drogas

El objetivo central de estas medidas es evitar que puedan darse casos como las pruebas positivas detectadas en dos rutas escolares de la Comunidad por la DGT.
RedacciónMartes, 16 de enero de 2018
0

Fomento, comunidad educativa, sindicatos y transportistas tras firmar el acuerdo.

Las consejerías de Fomento y Educación, las federaciones de padres de alumnos y de estudiantes, los sindicatos UGT y CCOO y la patronal del transporte han acordado actuaciones que, en primera instancia, permitan conseguir en poco tiempo que en los convenios colectivos se autoricen controles de alcohol y drogas en las revisiones médicas voluntarias anuales a los conductores. El objetivo se centra en evitar que puedan darse casos como las pruebas positivas detectadas recientemente en dos rutas escolares de la Comunidad por la DGT.

Para ello, se ha suscrito un protocolo en el que se incluye, además, que las aludidas pruebas de alcohol y drogas sean autorizadas por la negociación colectiva sectorial y sean de carácter aleatorio y obligatorio, con las debidas garantías, para aquellos conductores que vayan a realizar un servicio de viajeros. “Este protocolo surge de las dos denuncias a conductores que realizaban rutas de transporte escolar y la colaboración de todas las partes es clave para mejorar aún más el sistema de seguridad, que es alto y se realiza con mucha profesionalidad salvo excepcionalidades, aunque es evidente que no debe existir ninguna”, como explicó el consejero de Educación, Fernando Rey. A esta opinión se unió la del titular de Fomento, Juan Carlos Suárez Quiñones, que indicó que el transporte por carretera “es muy usado y esencial” para vertebrar un territorio extenso y disperso como el de Castilla y León. “Los dos positivos por drogas en conductores se han dado en 17.000 rutas con 15.000 autobuses y 280.000 expediciones diarias, 3.800 de ellas de escolares sin incidentes reseñables, pero hay que buscar la excelencia en el trabajo”, expuso.

Los acuerdos alcanzados incluyen además la promoción de la cultura de la salud a través de la formación con campañas específicas, junto a la aprobación de un acuerdo marco autonómico como ámbito adecuado para atender aquellas condiciones de trabajo que afectan al sector transportista como pueden ser la jornada laboral y la prevención de riesgos.

Salud laboral
Por el lado de los sindicatos mayoritarios, Juan Carlos Cáceres, de CCOO, sostuvo que en el campo del transporte de viajeros intentar que los accidentes “sean cero es muy difícil” ya que depende de los elementos materiales y del componente humano. “No debe crearse alarma si no actuar para poder prevenir situaciones de consumo de alcohol y drogas incompatibles con la conducción y la seguridad. Debe evitarse el riesgo, todo ello con las garantías que asisten a los trabajadores y trabajar en la formación en materia de salud y organizar jornadas sobre fatiga, descansos necesarios para el trabajador, etc.”.

Pedro Aller, de UGT, tildó de “satisfactorio” el acuerdo pero añadió que se debe huir del alarmismo. “La prevención y los elementos de formación y prevención son claves para evitar que se den casos por positivos que, aunque sean aislados, impiden conducir en condiciones de seguridad. Hay que ser objetivos y ver de qué forma pueden actuar las administraciones, las mutuas y las asociaciones patronales en la realización de controles en las empresas a los conductores”, arguyó.

0
Comentarios