Compromiso social y éxito educativo por las mujeres

El alumnado de PMAR, 2º y 3º de ESO del Instituto “Vía de la Plata”, lleva a cabo acciones de servicio a la comunidad para sensibilizar al gobierno local y a la población sobre la igualdad de oportunidades y el buen trato entre hombres y mujeres: acerca de los nombres de las calles, la desigualdad laboral y la evolución del modo de vida de las mujeres en Casar de Cáceres.
Martes, 6 de marzo de 2018
0

El proyecto Tejiendo en violeta consta de tres acciones:

– Un pequeño paso para el Ayuntamiento, un gran paso para la igualdad. El alumnado de PMAR1 –Programa de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento– se planteó analizar el grado de reconocimiento público de la mujer en el callejero de Casar de Cáceres. Para ello, realizaron un estudio mediante el cual comprobaron que apenas se estima el papel desempeñado por la mujer en los distintos campos objeto de estudio. A partir de este análisis, se ha elevado al Ayuntamiento de la localidad una propuesta para que cambie nombres de calles e incorpore nuevas referencias a mujeres relevantes.

– ¿Dime en qué trabajas y te diré tu género? El alumnado de 3º ESO se hizo la pregunta de si determinadas cualidades a la hora de desempeñar ciertos trabajos estarían asociadas al género. Para realizar el estudio, el alumnado trabajó sobre dos grupos de edad muy diferenciados: alumnado de 3º de Ed. Primaria, y “nuestros mayores” pertenecientes al Centro de Día de la localidad. Las conclusiones se utilizan para sensibilizar y educar en igualdad de género.

– Así nos lo contaron. El alumnado de 2º ESO propuso realizar una encuesta a “las mujeres de nuestra casa”, es decir, a sus madres, abuelas y bisabuelas para poder hacer una comparativa de la evolución del papel de la mujer tanto a nivel familiar, social como laboral a lo largo de sus vidas. A partir de las grabaciones de audio y las fotografías tomadas, todas ellas con teléfonos móviles, se montó un vídeo que supone una verdadera radiografía de la mujer en la sociedad de Casar de Cáceres en los últimos 80 años.

En la concesión de este premio –Premio Nacional Aprendizaje-Servicio 2017 en Igualdad de Género–, se ha reconocido la calidad educativa y el impacto social y comunitario. Nuestro instituto participa y desarrolla desde hace cuatro cursos un proyecto comunitario sobre igualdad de oportunidades y prevención de violencia de género. En él participan también el CI “Zarapico”, el CEIP “León Leal Ramos” y el Ayuntamiento de la localidad, y, más tarde, el Aula de Adultos, el AMPA y la Universidad Popular.

El alumnado opina
¿En qué consistió el servicio y cuál era el problema que queríamos resolver? El servicio consistió n sensibilizar y concienciar a la población de Casar de Cáceres en igualdad. Para conseguirlo nos hemos centrado en:

– Igualdad de oportunidad–laboral, familiar y local–.

– Buen trato entre hombres y mujeres.

El problema que queremos resolver ha sido disminuir la de-sigualdad que existe entre mujeres y hombres en los tres ámbitos anteriores.

¿A quién ayudamos, para quién fue útil? Ayudamos prácticamente a todas las personas que viven en nuestro pueblo: madres, abuelas, bisabuelas, mayores del Centro de Día, al alumnado del Colegio “León Leal Ramos” y a nosotros mismos.
¿Por qué nos comprometimos a hacerlo? El instituto participa en un proyecto comunitario: el Calendario Violeta y, dentro de las actividades que se llevan a cabo, las profesoras y profesores nos explicaron lo que es un proyecto de aprendizaje-servicio y, posteriormente, de forma consensuada, surgen las tres actividades de este proyecto:

– En tutoría surgió la actividad de analizar el callejero local y comparar cómo ha cambiado la sociedad para la mujer.

– En clase de Física y Química surgió la actividad para analizar el papel de la mujer en el mundo laboral.

¿Qué aprendimos con ello? Hemos aprendido a ser solidarios, a valorar el trabajo de nuestras madres y abuelas. A concienciarnos de lo mucho que queda, todavía, para una igualdad efectiva entre mujeres y hombres. También hemos aprendido la suerte que hemos tenido al nacer en esta época y en este país. Además, hemos aprendido a grabar entrevistas, hacer presentaciones en público, analizar el callejero, redactar una petición para el Ayuntamiento, realizar una encuesta y sacar conclusiones… A esto se une ser personas más igualitarias y responsables.

Nos sentimos muy satisfechas y satisfechos con el trabajo realizado, porque algo que empezamos un pequeño grupo, de un pequeño pueblo, ha ido creciendo y teniendo repercusión nacional; muy orgullosos de ver cómo la mujer va alcanzando más meta cada día; muy ilusionadas por la participación de nuestras madres y abuelas, que las hicimos sentirse protagonistas por un día; muy contentos y recompensados por haber puesto nuestro granito de arena para hacer una sociedad mejor, y muy satisfechas porque nuestro aprendizaje y esfuerzo revierte en nuestro pueblo.

Para concluir queremos invitaros a que pongáis en práctica esta motivadora forma de aprender: aprender prestando un servicio a la comunidad mediante un proyecto de solidaridad, habiendo identificado un problema en el entorno más próximo y cuya finalidad es mejorar dicho entorno conjugando éxito educativo con compromiso social.

Raquel Floriano y Teresa Martín
Instituto “Vía de la Plata” de Casar de Cáceres

0
Comentarios