Los docentes están en contra del apoyo institucional al recorte de la asignatura de Religión

Tanto el Consejo Escolar como la consejera de Educación, Esther Gutiérrez, apoyan y respetan la decisión que establece una reducción de la carga horaria de la asignatura de Religión en Extremadura.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 12 de junio de 2018
0

En la Mesa Sectorial celebrada el pasado 17 de mayo, el proyecto de decreto sobre Religión, que elaboró la Junta de Extremadura, fue aprobado pese a las importantes discrepancias que se generaron en la reunión. Asimismo, el pasado miércoles el Consejo Escolar de Extremadura aprobó el nuevo currículo de ESO y Bachillerato de la Junta tras tumbar las enmiendas presentadas por el PP y el sindicato USO por “un supuesto defecto de forma”.

La consejera de Educación, Esther Gutiérrez, subrayó que el Consejo Escolar de Extremadura es un organismo autónomo y transmitió su respeto ante la decisión adoptada
Por otro lado, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea, Pilar Pérez, achacó los recortes que se acometerán el próximo año lectivo en la asignatura de Religión católica a un defecto de voluntad política del Gobierno de Guillermo Fernández Vara, “empeñado en imponer sus tesis sectarias”. Asimismo, la portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular mostró su preocupación porque la Junta ni con cinco sentencias pone fin a “una persecución ideológica injustificada”.

Organismo autónomo
La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, insistió en que su departamento no puede establecer cómo tiene que funcionar el Consejo Escolar, puesto que ya tiene su normativa propia y se trata de un organismo autónomo.

Según comentó la consejera, se presentó una enmienda sobre la enmienda ya presentada y en la Permanente no ha cumplido con la forma. Por esa razón, remarcó que ahí ellos no pueden actuar. Además, explicó que todos los que forman el Consejo Escolar saben cómo funciona y cuál es la normativa. Por esos motivos, la consejera manifestó su respeto a la decisión que establece una reducción de la carga horaria de la asignatura de Religión.

Adrex, disconforme
La Asociación de Docentes de Religión de Centros Públicos de Extremadura (Adrex) mostró su disconformidad ante el dictamen favorable del Consejo Escolar de Extremadura al nuevo currículo de ESO y Bachillerato.

A su juicio, Adrex pone de manifiesto que la asignatura de Religión esta sufriendo una situación de arrinconamiento; además de la precariedad laboral a la que se ven abocados los docentes que enseñan esta materia.

Según informó Adrex en un comunicado, está manteniendo contactos con la autoridad eclesial, con partidos políticos y con sindicatos. Asimismo, explicó que unos muestran cercanía y comprensión y, otros, respeto y consideración pese a las distancias que pueda haber; pero están dispuestos a dialogar.

En este sentido, Adrex destacó que el diálogo con la Consejería de Educación y Empleo no ha tenido lugar por su inacción. No obstante, la asociación comentó que el consenso es necesario.

Igualmente, Adrex criticó el trato a la asignatura de Religión que puede, incluso, vulnerar el derecho de elección de los padres, ya que, el hecho de que en Bachillerato sea obligatorio cursar Ética y Ciudadanía junto con Religión y viceversa “solo se entiende si hay un interés explícito por maltratar la elección de la asignatura por parte de padres y alumnos”.

De esta forma, Adrex señaló que quieren que la sociedad extremeña sea consiente de la razonabilidad de sus peticiones. Por ello, demandan que se trate a los docentes de Religión como a los demás profesores y que los agrupamientos de esa asignatura se realicen como en el resto de materias.

Finalmente, la asociación esperaba que se discutiese este tema con mayor profundidad, puesto que la duración del debate fue de menos de cuarenta minutos.

0
Comentarios