Adolescentes ludópatas

La apertura de nuevos locales dirigidos a los juegos de azar en los últimos años, fundamentalmente en las grandes ciudades, ha sido espectacular.
Centro Psicológico Loreto Charques
Expertos en el diagnóstico y tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención (TDA-H)
11 de diciembre de 2018
0

Según estudios recientes los nuevos clientes de estas llamadas “casas de apuestas” no son precisamente jugadores adultos. Más bien la diana de estos establecimientos se centra en el público adolescente.

Llama muchísimo la atención el incremento de aplicaciones de apuestas on line, que son sin duda la segunda parte del problema de las ludopatías modernas. La publicidad en internet y medios es acribillante. Con apariencia de “juego” inofensivo dirigido indiscriminadamente a públicos de todas las edades, se consigue enmascarar el peligroso mundo de las apuestas deportivas y el posible desarrollo de adicciones adaptada a los tiempos actuales.

Llama muchísimo la atención el incremento de aplicaciones de apuestas on line

Podría decirse que los adolescentes de hoy asisten de manera natural a la transformación del videojuego, ya que pasan de jugar al “Fortnite” en la Play a la “apuesta on line” desde su móvil, entendiendo muchas veces que es un “juego más en su móvil”. La realidad es que no es precisamente así.

También afrontan cambios en la hora de la merienda, ya que están pasando de hacerlo en el Burger a hacerlo en la Casa de Apuestas. La agresiva publicidad de estos locales ofrece pizza y consumiciones cuando compran bonos de juego. ¿Cómo van a decir que no?

La agresiva publicidad de estos locales ofrece pizza y consumiciones cuando compran bonos de juego

Víctimas perfectas

Una regulación todavía incipiente del sector, unida al desconocimiento y desinformación de los adolescentes en los potenciales riesgos que pueden sufrir, les convierte en las víctimas perfectas para este nuevo nicho de mercado que se ha creado para los juegos de azar. Hay que señalar que la adolescencia es una etapa especialmente vulnerable a desarrollar la adicción por el juego, ya que es un momento especialmente sensible en la búsqueda de experiencias excitantes, un momento de todavía inmadurez del desarrollo neurológico, en el que también tienen necesidad de la mayor inmediatez de satisfacción de sus deseos y de aceptar la tolerancia a la frustración, lo que les sitúa claramente como un sector de población desprotegido ante este tipo de adicciones.

¿Preocupante? Sí.

Una regulación todavía incipiente del sector, unida al desconocimiento y desinformación de los adolescentes en los potenciales riesgos que pueden sufrir, les convierte en las víctimas perfectas

Nuestros consejos para padres y educadores pasan por:

–Informar a tu hijo de los riesgos reales que conlleva en cuanto a adicciones el mundo de las apuestas deportivas y recompensa que diga “no”.

–Concienciarle de que el deporte no es precisamente una apuesta, sino más bien otra cosa. Anímale por cierto a que lo practique.

–Estar pendiente de dónde “merienda” tu hijo, dónde va a “ver el fútbol” o dónde se “toma una coca-cola”, porque puede que lo esté haciendo en la casa de apuestas que acaban de abrir cerca de la puerta de casa. Cabe añadir que, aunque se deban tener 18 para acceder a estos locales, lo cierto es que con 18 se es igual de vulnerable que con 17 o 16. Precaución en las apuestas on line que no restringen adecuadamente el acceso sin mayoría de edad.

Estar pendiente de dónde “merienda” tu hijo, dónde va a “ver el fútbol” o dónde se “toma una coca-cola”

Y para nuestros dirigentes políticos, tal y como propone recientemente el Colegio de Psicólogos de Madrid a la Comisión del Senado de Derechos de la Familia, la Infancia y la Adolescencia, queremos insistir en:

–El desarrollo reglamentario de los art. 7 y 8 de la Ley 13/2011, de regulación del juego en España, para acabar con la coyuntura actual de vulneración sistemática de derechos en materia de publicidad y de protección de consumidores y usuarios.

–La procuración de barreras que eviten su propagación, ya sea en vallas publicitarias en la calle, en anuncios de radio o a través de internet, cuyo objetivo es reforzar la idea de que el juego puede ser un medio para resolver problemas económicos.

–La regulación ante la expansión de las nuevas tecnologías ha aparejado que el negocio de los juegos de azar se expanda por las redes sociales y esté al alcance de toda la población, sin diferencia de edad, también utilizando la imagen de deportistas de élite en aras da fomentar expectativas engañosas de éxito social y económico que buscan los jóvenes.

0