Éxito de la VI edición del Festival Internacional de Cine Educativo de Madrid (Educacine)

Juan Luis SánchezLunes, 18 de febrero de 2019
0

Happy End, sin ninguna duda. Más de 2.500 espectadores, sobre todo alumnos de Secundaria y Bachillerato, pero también profesores, y personas interesadas en el ámbito educativo, han tenido oportunidad de visionar alguno de los once títulos programados –cuatro de ellos de nacionalidad española– en la sexta edición de Educacine, Festival Internacional de Cine y Educación de Madrid, que acaba de finalizar. José María Aresté, director del Festival, asegura que es “fundamental dar herramientas a los jóvenes para disfrutar y ver con espíritu crítico las películas”. Y asegura con optimismo que tiene “la ilusión de que entre los asistentes está algún futuro gran director de cine, actor, artista, etc”.

La cita comenzó el lunes con cine de animación de calidad, recién premiado en los Goya, pues abría la programación Un día más con vida, de Raúl de la Fuente y Damian Nenow, que adapta con dibujos e imágenes documentales el libro del polaco Ryszard Kapuściński, en el que éste narra su viaje a Angola durante el conflicto para independizarse de Portugal en la época álgida de la Guerra Fría. Aresté, director de Educacine, introdujo al ponente, Ernest Kowalczyk, coordinador de proyectos históricos y lingüísticos en el Instituto Polaco de Cultura, quien ha recordado a los asistentes que Kapuściński escribió libros de enorme interés, que se pueden encontrar fácilmente traducidos al español. “Le daba mucha importancia a la conciencia del periodismo”, ha explicó.

José María Aresté "

Es fundamental dar herramientas a los jóvenes para disfrutar y ver con espíritu crítico las películas

"

Abría la segunda jornada de Educacine, Festival de Cine Educativo de Madrid, el documental Barbacana, la huella del lobo. Dirige Arturo Menor, que con su equipo se propone el objetivo de filmar al lobo en su medio ambiente, lo que no resulta una tarea fácil. “He tenido que estar dos años madrugando, o durmiendo en el monte para conseguir fotografiar una loba”, ha afirmado José Antonio “Blas” de la Fuente, naturalista experto en fototrampeo, que ha presentado el film a los jóvenes asistentes, particularmente cautivados por las experiencias con estos animales que les ha contado. “Como están perseguidos por el hombre, por los cazadores furtivos, los guardias forestales, etc., en cuanto detectan el olor humano se ocultan”. La revolución silenciosa, de Lars Kraume, sigue a jóvenes estudiantes de Stalinstadt, en la Alemania Oriental, que en 1956 deciden guardar un minuto de silencio por las víctimas de los tanques soviéticos en la revuelta del pueblo húngaro. “El film cuenta que un gesto puede cambiar el mundo, lo que se puede lograr con creatividad y valentía”, declaró Eva Latonda, actriz y guionista, profesora de narrativa audiovisual e historia del cine en la UNED, Universidad Nacional de Educación a Distancia. El martes se completó con la proyección para de Un pueblo y su rey, de Pierre Schoeller, que retrata a los protagonistas de la revolución francesa.

Títulos muy variados

Caras y lugares, de la veterana Agnès Varda, narra el viaje con el joven artista JR por Francia. Las fotos tomadas por el segundo dan pie a grandes carteles en blanco y negro, que despliega en lugares con encanto. Habla de las relaciones humanas, que dan pie a enriquecedores intercambios de experiencias y conocimientos. “El límite de este tipo de expresión artística está en el respeto a los demás, o sea en no fastidiar a nadie”, advirtió Alfonso Mata, graffitero y experto en arte urbano y al aire libre. Una razón brillante, de Yvan Attal, cuenta con Daniel Auteuil y Camélia Jordana, que interpretan respectivamente a un polémico profesor, y a la alumna de origen árabe del extrarradio al que éste humilla. “En una película como ésta lo importante es comprobar cómo evolucionan los personajes; aquí van humanizándose”, explicó Sofía López, profesora de comunicación audiovisual en el Centro Universitario Villanueva. “Habla también sobre retórica, explica cómo defender un tema independientemente de lo que se piense realmente, pero al final también explica la importancia de la verdad”.

El martes se completó con la proyección para de Un pueblo y su rey, de Pierre Schoeller, que retrata a los protagonistas de la revolución francesa

Apuntes para una película de atracos es un fresco documental en el que su director entabla una relación con el Flako, butronero que ha acabado entre rejas. “Tras Mapas, mi ópera prima, comenté en un coloquio que siempre había querido rodar un film sobre grandes robos”, recordaba León Siminiani, director, que no quiso perderse el encuentro directo con los asistentes. “Se me acercó una periodista de Antena 3 y me comentó que habían atrapado a una banda muy peculiar, me puso en contacto con el inspector que había llevado el caso y así comenzó todo”. El título es un homenaje a los ‘apuntes’ de Pier Paolo Pasolini, películas que daban a conocer el proceso de construcción de sus largometrajes. “Hacía un cine humanístico con el que conecto”. El film ‘indie’ The Rider, de Chloé Zhao, retrata al hombre que le enseñó a montar a caballo, Brady Jandreau, especialista a competir en rodeos y entrenador equino en Dakota del Sur, que tras sufrir lesiones en la cabeza, tuvo que bajar el ritmo de su dedicación profesional. La explicó Álvaro Lucas, profesor de antropología y ética empresarial en las facultades de ADE y derecho del Centro Universitario Villanueva, que logró que los jóvenes asistentes intervinieran bastante. Comentó con ellos sobre todo la idea de que “saber prescindir de los sueños personales por una causa más alta, que es la familia”.

El quinto y último día comenzó con el intenso drama Viaje al cuarto de una madre, ópera prima de la sevillana Celia Rico Clavellino, con enorme capacidad de emocionar al público. La realizadora grabó un vídeo en el que agradeció a los centros que habían acudido el interés por su película, en y donde les invitó a debatir en clase sobre diferentes cuestiones relativas al film, y enviarle las conclusiones, así como cualquier pregunta que quisieran hacerle. “El tema central de la película sería la dificultad de una madre para dejar marchar a su hija, pero si no lo hiciera sería demasiado egoísta, así que no le queda más remedio”, comenta Juana Samanes, periodista de cine y crítica en los diarios del grupo Promecal, y anteriormente de 13TV. El colofón final de esta edición de Educacine fue la proyección de Searching, de Aneesh Chaganty, thriller narrado prácticamente en su integridad con imágenes de las pantallas de distintos dispositivos, ordenadores y teléfonos móviles. Antonio Milán, colaborador de empantallados.com, Doctor en Educación, profesor de Secundaria y Bachillerato, y autor del libro “Adolescentes hiperconectados y felices”, de Ediciones Teconté, surgió antes de la proyección algunos temas sobre los que reflexionar, como “qué peligros tiene internet”, con el objetivo de incitar a los jóvenes a que vean la película “con sentido crítico”.

0
Comentarios