La creatividad, un papel secundario en la Educación

El sistema educativo no extrae el 100% de las dotes ni esfuerzos, tampoco de las habilidades o aptitudes de una considerable parte del alumnado.
Alberto López TavaresMartes, 26 de febrero de 2019
0

Víctor Sancho, estudiante del segundo curso de la Educación Secundaria Obligatoria, encontró en su clase un cambio significativo aquel día. La distribución del aula distaba a lo que estaba establecido por norma general. Aquel día las mesas se encontraban juntas, conformando cinco grandes agrupaciones. El alumno, extrañado como los demás, siguió las pautas de la profesora. La idea era clara. Trabajar en equipo, compartir opiniones, tormentas de ideas y resiliencia. La creatividad fue una condición sine qua non para superar aquella jornada escolar; lo negativo, que fue solo una excepción.

Existe concienciación

Sin duda, se debe hacer mayor hincapié en trabajar y reforzar la creatividad en las aulas, si bien es cierto que España, desde hace algún tiempo, transcurre en este sentido por una prolífera coyuntura. El número de docentes que focalizan sus esfuerzos e investigaciones en este particular es mayor, así como las empresas, que en mayor número, apoyan iniciativas otorgando mayor repercusión y, por tanto, mayor impacto debido a su capacidad de difusión.

Un nuevo mundo

El mundo que hoy se dibuja es excesivamente diferente al que se podía observar 15 años atrás. Cambia a velocidad galopante. Imprime un ritmo frenético que no espera a nada ni a nadie. La tecnología, en escaso tiempo, ha avanzado lo impensable: aquel futuro que se vislumbraba lejano, casi quimérico y difícil de creer está dejando su impronta en la actualidad. Las formas de relacionarse, la sanidad o los hábitos alimenticios han sufrido un cambio notorio.

El mundo que hoy se dibuja es excesivamente diferente al que se podía observar 15 años atrás. Cambia a velocidad galopante

Muchos empleos han dejado de existir, otros aún no existen, no por obsoletos, sino por falta de conocimiento, quizás en esa área, aún no descubierta. Por ello, la creatividad juega un papel trascendental. Por tanto, el mundo ha sufrido una metamorfosis, pero quizás algunos aspectos no tanto como debieran. El mundo laboral demanda habilidades y aptitudes que, en muchos casos, se entrenan de forma individual, en clases extraescolares por demanda propia del alumno o, llegada la universidad, se abordan, pero someramente.

Las exposiciones magistrales ocupan el mayor tiempo de las clases; también los trabajos individuales y los extensos temarios que requieren memorística son algunos de los aspectos, necesarios sin duda, pero obligados por la corriente que arrastra al mundo, a mezclarse con otro tipo de enseñanza que propulse la creatividad y formar así, ambas, una Educación optimizada, completa y de mayor eficacia de cara al futuro de los alumnos.

 

La creatividad, básica

Nada es perfecto. Todo es mejorable, sin duda. El sistema educativo debe adaptarse al paso del tiempo e ir implementando elementos que favorezcan la Educación. Quizás, el sistema educativo, no exprime lo suficiente la creatividad, por tanto, no extrae el 100% de las dotes ni esfuerzos, tampoco de las habilidades o aptitudes de una considerable parte del alumnado, puesto que en muchos de ellos, el pilar fundamental, ese que sustenta su sapiencia o su forma de ver el mundo, es la creatividad.

El sistema educativo, no exprime lo suficiente la creatividad, por tanto, no extrae el 100% de las dotes ni esfuerzos, tampoco de las habilidades o aptitudes de una considerable parte del alumnado

La Educación establecida desde siempre, no únicamente la actual contiene en sí misma deficiencias y sinsentidos, se ha encontrado en algunas ocasiones con individuos que no destacaban e, incluso, problemáticos, pero brillantes y creativos a su vez, y que por diferentes circunstancias no ha permitido que estas personas, con gran repercusión en la historia, obtuvieran el mismo éxito en su etapa educativa.

Algunos ejemplos son Evariste Galois, padre de el álgebra moderna, que fracasó, por dos veces, en su intento de superar con éxito la prueba de acceso a la Escuela Politécnica, de París.

La Escuela Eton escribió de John Gurdon, premio Nobel de Medicina lo siguiente: “No tiene posibilidad de estudiar una especialidad. Sería una pérdida de tiempo para él y para los que deberían enseñarle”. Otros ejemplos son Thomas Alba Edison, autodidacta por ser expulsado de la escuela; Cezanne, Dumas, Balzac, Verdi o, sin necesidad de mirar tan atrás, Steve Jobs, fundador de Apple y quien le dio otra perspectiva a la tecnología.

"

No tiene posibilidad de estudiar una especialidad. Sería una pérdida de tiempo para él y para los que deberían enseñarle

"
La guía de la creatividad

Escuelas innovadoras y familias creativas. Una guía por las mejores prácticas del mundo para transformar juntos la Educación es el resultado del estudio llevado a cabo por Acción Magistral y promovido tanto por la FAD como por BBVA.

El autor de la guía, el psicólogo e investigador, Alfredo Hernando, muestra y analiza, gracias a la experiencia que le ha otorgado visitar durante años diferentes escuelas internacionales, 50 ejemplos de éxito, y proponer así 80 actividades prácticas destinadas a alumnos de entre los 6 y 16 años de edad. Esta iniciativa tiene por objeto que tanto los docentes en el colegio, como las familias dentro del propio hogar, puesto que no solo se debe limitar a los muros de la escuela, puedan trabajar la creatividad.

0
Comentarios