Construir desde adentro

La innovación es dejar atrás el concepto de aula y pensar en paisajes de aprendizaje, enfocados hacia la sociedad que se encontrarán los alumnos al terminar la escuela.
Rosan BoschMartes, 23 de abril de 2019
0

El espacio puede diferenciarse en distintas áreas sin necesidad de construir paredes que dividan aulas, como en el Vittra School Telefonplan (Suecia).

Si cerramos los ojos y pensamos en una escuela, seguramente nuestra imagen del espacio sea bastante parecida: aulas, en las que hileras de alumnos se amontonan, y largos pasillos, desiertos hasta que suena el timbre y salen todos corriendo a jugar y pasarlo bien.

Sabemos que esta estructura se repite una y otra vez, y sabemos que no es la mejor para el aprendizaje. Las escuelas están construidas a partir de estructuras que se basan en una lista de necesidades técnicas. Por ejemplo, si una escuela tiene que acomodar a 200 alumnos, los arquitectos empezarán a contar los números de aulas, pasillos, baños y sillas que se necesitan. El objetivo del diseño será cumplir con estas listas de necesidades y probablemente el resultado será una escuela tradicional.

El problema es que estos requisitos no se basan en las necesidades reales de los alumnos: cómo aprenden mejor, y cómo crear un entorno que apoye este proceso. Las escuelas deben diseñarse desde adentro: los valores pedagógicos de la escuela deben guiar el proceso de diseño, pensando qué es lo que motiva y empodera a los alumnos y docentes.

"

Uno de los obstáculos clave con los que se encuentran las escuelas que quieren cambiar sus espacios es la normativa de infraestructura escolar

"

Uno de los obstáculos clave con los que se encuentran las escuelas que quieren cambiar sus espacios educativos es la normativa de infraestructura escolar, que al fin y al cabo define lo que es una escuela desde lo físico. La normativa establece parámetros dando por sentada la estructura en pasillos y aulas, lo que limita la comprensión de la escuela y su desarrollo, y la aleja de las necesidades de la sociedad que la rodea y del futuro.

Podemos crear entornos que fomenten maneras de hacer distintas en aulas existentes, pero la innovación real, lo motivador e interesante, es dejar atrás el concepto de aula y pensar en paisajes de aprendizaje, enfocados hacia la sociedad con la que se encontrarán los alumnos de hoy y mañana al terminar la escuela.

División de un centro en paisajes de aprendizaje

Esta es la lógica que seguimos al trabajar con el Ministerio de Educación de Argentina, a quien hemos asesorado en el desarrollo de un proceso de transformación de las escuelas de Secundaria del país. El Ministerio ha desarrollado un programa para trabajar con las conocidas habilidades del siglo XXI, y se han dado cuenta de que, para equipar a los alumnos con estas habilidades, hay que organizar la escuela de manera distinta. Para fomentar el aprendizaje colaborativo, tenemos que poder trabajar de manera colaborativa, y para fomentar el pensamiento crítico, tenemos que dar más autonomía a los alumnos.

"

Necesitamos entornos de aprendizaje – flexibles, innovadores y diferenciados– que apoyen las necesidades de los alumnos

"

Además, para implementar estos cambios necesitamos un espacio físico que permita aprender de esta manera: entornos de aprendizaje – flexibles, innovadores y diferenciados– que apoyen las necesidades de los alumnos, en lugar de estar basados en unos requisitos organizativos que, como demuestran más y más estudios, van en contra del proceso de aprendizaje.

Este ha sido nuestro rol, asesorando al Ministerio en el desarrollo de unos Criterios de Reorganización Espacial no basados en la estructura tradicional, sino en paisajes de aprendizaje. Estos paisajes contienen plazas en las que encontrarnos con los demás e intercambiar conocimiento; barrios donde trabajar en grupo y presentar nuestros proyectos; laboratorios en los que ponernos manos a la obra; zonas exteriores en las que aprender de manera activa; y áreas de apoyo para que el profesor pueda guiar el proceso de aprendizaje de cada alumno.

Todo esto está conectado por un hilo de inspiración que sirve de transición entre los distintos espacios y puede utilizarse para exponer los trabajos de los alumnos e inspirar su desarrollo. Los Criterios forman parte de una resolución del Ministerio que es pionera en ofrecer una guía para el desarrollo físico de las escuelas.

"

Es importante que el diseño, las metodologías pedagógicas y la manera de organizar la escuela estén pensadas de manera conjunta

"

El desarrollo de estos entornos tiene un claro impacto sobre la manera en la que aprendemos y también en cómo organizamos la escuela. Por ejemplo, en las escuelas tradicionales, la organización de la jornada escolar fomenta un uso del espacio ineficiente: los alumnos se encuentran todos en aulas en los mismos horarios, dejando los pasillos desiertos, y al revés. Cuando están en el recreo, las aulas quedan vacías, porque hacemos una distinción tan clara entre aprender y no aprender.

Al integrar en el proceso de aprendizaje entornos como zonas comunes, plazas y zonas exteriores, creando espacios en los que aprender no tiene por qué ser aburrido, aprovechamos mucho más el espacio, evitando dejar zonas en desuso durante horas. Por eso, es tan importante que el diseño, las metodologías pedagógicas y la manera de organizar la escuela estén pensadas de manera conjunta.

"

El resultado son entornos que motivan a aprender, porque apoyan las necesidades individuales y diferenciadas de cada alumno

"

Estos son ejemplos de un proceso mucho más amplio: el de pensar en el espacio físico como una herramienta que puede apoyar la práctica pedagógica de los profesores y el proceso de aprendizaje de los alumnos.

El resultado son entornos que motivan a aprender, porque apoyan las necesidades individuales y diferenciadas de cada alumno. En lugar de dividir el espacio en espacios monótonos y homogéneos, podemos dividirlo en zonas diferenciadas, diseñadas para apoyar distintas maneras de interactuar y comunicarnos, y un aprendizaje más activo y autónomo.

Rosan BoschFundadora y directora creativa de Rosan Bosch Studio.

0
Noticias relacionadas
Comentarios