“Desde la neurodidáctica, podemos determinar qué es relevante en educación TDAH"

La educadora Isabel Rodero explica la importancia de la formación de profesores en el diagnóstico y tratamiento del trastorno.
María GallegoDomingo, 14 de abril de 2019
0
TDAH en el aula

Isabel Rodero es licenciada en Ciencias de la Educación, con especialidad en Orientación Escolar. Con una amplia experiencia en el área de psicopedagogía y formación, Isabel ha continuado trabajando en el campo de la neuroeducación.

Rodero es la responsable del área socioeducativa y pedagógica de Centro Tap (Tratamiento Avanzado Psicológico). Además, es una de las docentes, junto a Victoria Jariego, del curso para profesores Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad TDAH de Aula Siena, que tendrá lugar el 7 y 9 de mayo en Madrid.

En pocas palabras, ¿qué es el TDAH?

Es un trastorno neurológico que tiene su origen en la infancia e implica un déficit en la atención o un patrón de conducta hiperactiva o impulsiva que interfiere en el desarrollo y la funcionalidad de la persona que lo sufre. No todas las personas manifiestan los mismos síntomas ni en la misma intensidad.

El aumento en número de casos, ¿se debe principalmente a un mal diagnóstico en años anteriores?

La percepción que existe actualmente sobre el aumento de casos de TDAH no es real, ya que los últimos estudios sobre la prevalencia de este trastorno no arrojan diferencias entre las tasas actuales (en torno al 3%-7%), las mismas que hace unos años. Quizá lo que sí hay es una mayor concienciación y conocimiento del trastorno.

¿Cuáles suelen ser las situaciones más problemáticos que se presentan en el aula en torno al trastorno?

Debido a las características del trastorno podemos encontrar diferentes dificultades o situaciones problemáticas: relacionadas con el nivel atencional, con la impulsividad o hiperactividad, baja tolerancia a la frustración, problemas de comportamiento, dificultades sociales, desorganización y baja autoestima, trastornos de aprendizaje, dificultades en el lenguaje, etc.

Es importantísima la detección temprana y un buen diagnóstico de cara a una adecuada intervención educativa.

¿Qué papel tienen los profesores en su tratamiento?

Es importante que los profesores sepan identificar los posibles casos de TDAH que se puedan presentar en su aula. Teniendo en cuenta las dificultades que estos niños presentan, se debe saber qué conductas y qué pautas contribuyen a su adecuado desarrollo académico, social y personal. La acción educativa del entorno, principalmente la familia y la escuela, tienen una gran repercusión sobre este tipo de alumnado. Es importantísima la detección temprana y un buen diagnóstico de cara a una adecuada intervención educativa. Esto fomentará un mayor éxito de mejora y evolución positiva.

¿Qué aportaciones ha dado la neurociencia?

La neurociencia nos aporta un conocimiento más exhaustivo del trastorno, permitiéndonos identificar cuáles son las estructuras cerebrales implicadas en el TDAH y su funcionamiento. Gracias a la neuroimagen, sabemos que hay diferencias en el cerebro de los niños con TDAH y lo que no lo tienen y esas diferencias son tanto estructurales como funcionales. De esta manera, desde la neurodidáctica podemos diseñar y determinar qué es relevante en educación y cómo podemos realizar los programas educativos de manera que se adapten a la manera de aprender no sólo de los niños con TDAH, sino de todos los alumnos.

¿Qué ofrece este curso para los profesores?

Ofrecer orientaciones básicas y criterios de intervención sobres las posibles necesidades específicas de apoyo educativo del alumnado que presenta TDAH. Entender y romper ciertos mitos sobre el trastorno, comúnmente conocidos pero sin base científica.

Más información:

  • Qué: curso de Trastorno de déficit de atención e hiperactividad TDAH.
  • Cuándo: 7 y 9 de mayo, de 18 a 21 horas.
  • Dónde: plaza de José Moreno Villa, 2. esc. Dcha. 1º. C. 28008, Madrid.
  • Matrícula abierta hasta el 26 de abril.
0
Noticias relacionadas
Comentarios