fbpx

El reto de tuitear un hecho pasado como si fuera hoy

Convertir en ‘trending topic’ algunos hechos históricos se ha convertido en una actividad de éxito.
Adrián ArcosMiércoles, 29 de May de 2019
0

Si los jóvenes de hoy están enganchados a las redes sociales, ¿por qué no utilizarlas para que aprendan Historia? Esta es la pregunta que se han hecho ya muchos profesores que han empezado usar las RRSS para hacer actividades en sus clases, y algunos han conseguido bastante éxito. Es el caso de Francisco Javier López Iglesias (@javisociales), profesor de Ciencias Sociales en ESO y Bachillerato y responsable TIC del Colegio “Humanitas Bilingual School” de Tres Cantos (Madrid).

En vista de la motivación que entre sus alumnos suponía el uso de las RRSS, Francisco Javier decidió emprender un proyecto en Twitter titulado #Remember23F, en el que los alumnos debían tuitear los acontecimientos de ese día como si lo estuvieran viviendo en ese momento. Tenían que ir tuiteando minuto a minuto lo que pasó el 23F enriqueciendo sus aportaciones con imágenes, gif animados, vídeos, enlaces, encuestas…

Francisco Javier "

Que el proyecto tuviera gran impacto mediático les supuso un extra de moral, ya que se extendió por toda España

"

La aceptación por parte de los alumnos fue tan positiva que el hashtag acabó siendo trending topic. “Los alumnos estuvieron muy motivados y activos, aprendieron mucho y que el proyecto tuviera gran impacto mediático les supuso un extra de moral, ya que se extendió por toda España e incluso les llegaron felicitaciones de otros países”, asegura Francisco Javier.

Según este profesor, “las RRSS motivan porque son dinámicas, la información va acompañada de imágenes, gif animados, vídeos… y a los alumnos les entretiene llevarse a su terreno los contenidos académicos”. Igualmente, considera que “al grabar sus propios audios o hacerse pasar por otros personajes históricos, el alumnado ve los contenidos como algo entretenido y no como algo impuesto por el profesor”.

Gran alcance

Isabel García-Velasco, presidenta de la Asociación Madrileña del Profesorado de Historia y Geografía (Amphg), también destaca que “con el uso de las RRSS, los alumnos se dan cuenta del alcance que tiene una publicación en una red social y de la cantidad de gente a la que pueden llegar”.

Sobre el riesgo de distracción por parte del alumnado, Francisco Javier advierte de que “esta metodología tiene que estar muy dirigida por parte del docente para que no se produzca esa distracción”, aunque señala que “probablemente en una clase magistral de 50 minutos, multiplicada por ocho clases lectivas al día, el alumnado se despiste más que si tiene un objetivo que cumplir y parte de una motivación intrínseca”.

Y también Instagram

Rosa Liarte, profesora de Geografía e Historia y creadora del blog Lecciones de Historia, también ha usado Twitter en sus clases. A través de los proyectos #RevoluciónEDU y #RevoStories, los alumnos debían convertir en trending topic las revoluciones históricas.

Liarte también utilizó Instagram a través de sus stories con el proyecto #Historygram, en el que había que colgar fotos o vídeos relacionados con las unidades que habían visto en clase y las revoluciones históricas.

¿RRSS o vídeos en YouTube?

El profesor Francisco Javier López lo tiene claro: “Las redes sociales tienen la ventaja de ser inmediatas, de permitir la participación de toda la comunidad, de poder comunicarse con personajes relevantes de la actualidad y de ser muy sencillas en su utilización”. 

Para este docente, que tuvo mucho éxito con su proyecto #Remember23F, “los blogs, apps, vídeos… son también complementos para motivar a los alumnos y se utilizan de manera habitual, pero sus productos finales suelen quedar dentro del aula y pocas veces salen  a la luz pública”. Las RRSS , por el contrario, “se crean para ser vistas y el alumnado se motiva por la posible expectación que su trabajo va a crear”.

Por su parte, el profesor Andoni Garrido, creador del canal de YouTube Pero eso es otra Historia, cree que “los vídeos de historia, como un documental, sirven mucho más para meterte en la Historia, para intentar vivirla y sentirla un poco más cercana”.

Andoni empezó divulgando sobre guion en Twitter, pero asegura que acabó sintiéndose “muy limitado por el poco espacio de los tuits”. Por ello se abrió un blog, pero seguía encontrándolo limitado. Por fin los vídeos le llenaron más: “Podía usar fragmentos de películas, jugar con los sonidos, las animaciones… El proceso se volvió más complejo, pero la forma de narrar la historia es más completa, y no encuentro tantas limitaciones como en otras plataformas”.

0
Comentarios