El XII Convenio de Infantil acaba con siete años de congelación salarial

Las educadoras tendrán una subida salarial del 5,54% en 2019 y se revisarán en 2020 al SMI y al IPC. Los centros de gestión indirecta tendrán subidas del 11,8% y el 19,6% el primer y segundo año.
Diego FranceschMartes, 28 de mayo de 2019
0

Con la firma de este nuevo acuerdo se rompen siete años de congelación salarial. ® ANDREY KUZMIN

El pasado 22 de mayo se firmó, después de siete años de espera y congelación salarial, el XII Convenio de Educación Infantil, del que solo se desmarcó CCOO, por el que las trabajadoras de este sector verán incrementados sus salarios con subidas salariales similares a las del resto de convenios de Educación. Además, las educadoras infantiles tendrán una subida salarial del 5,54% en 2019. Por otro lado, las tablas salariales se revisarán de 2020 y 2021 se revisarán acorde al SMI y al IPC. En la negociación del nuevo convenio también se ha acordado evitar la absorción de todos los complementos hasta alcanzar los 900 euros al mes o los 12.600euros al año del SMI en aplicación del RD 1462/2018.

Por otro lado, los sindicatos firmantes –FSIE, UGT y USO– han conseguido bloquear las propuestas presentadas por las patronales Acade, CECE, Cecei, EyG y FCI, que pretendían empeorar las condiciones laborales con la modificación de la jornada laboral y la reducción de los días de vacaciones. Así como la reducción de los días de cobertura de incapacidad temporal y la absorción y compensación del Complemento de Perfeccionamiento Profesional (CPP).

Otro de los acuerdos alcanzados tras la firma de este convenio es que las trabajadoras de los centros de gestión indirecta tendrán unas subidas de entre el 11,8% y el 19,6% el primero y el segundo año respectivamente.

No es el mejor convenio
FSIE reconoce “no estar ante el mejor convenio que sería deseable”, pero también afirma que “de no producirse la firma, estaríamos condenando a la mayoría de los trabajadores del sector a cobrar solo el SMI”, ya que se absorberían y compensarían todos los complementos, impediríamos la actualización salarial en los nuevos concursos públicos de gestión indirecta, imponiendo dos años más de congelación salarial a las trabajadoras de los centros de gestión indirecta. Asimismo, FSIE señala que “provocaríamos que en aquellas comunidades autónomas que ofrecen algo de financiación para el tramo de 0 a 3 años, las cuantías se fijasen en base a los salarios anteriores sin posibilidad de subida alguna”.

FSIE reconoce "no estar ante el mejor convenio que sería deseable", pero también afirma que "de no producirse la firma, estaríamos condenando a la mayoría de los trabajadores del sector a cobrar solo el SMI"

FSIE también señala que seguirá “reclamando la gratuidad de la Educación de 0 a 3 años, no solo en los centros públicos, extendiendo los conciertos educativos a los centros privados homologados con el fin de garantizar la gratuidad del puesto escolar para las familias”.

El sindicato USO exige, por su parte y en todos los ámbitos, la “financiación pública y la gratuidad para todos los centros infantiles de 0 a 3 años, también de los privados, y no sólo para los públicos como hace insistentemente CCOO de manera excluyente”.

Postura de la patronal
Para Escuelas Católicas, la firma de este acuerdo es un “acto de responsabilidad que dará estabilidad a un sector que se encuentra en una situación difícil, tanto en lo que respecta a sus trabajadores como a los propios centros, cuyo mantenimiento en muchos casos estaba en riesgo”.

Acade, por su parte, señala que el acuerdo “contempla no solo una mejora considerable de los salarios, llegando en algunos casos en el ámbito de la gestión indirecta a un incremento de hasta el 20% en tres años para algunas categorías, sino que asegura la viabilidad de las empresas en un momento difícil, garantizando con ello el mantenimiento de miles de puestos de trabajo”.

Acade señala que el acuerdo "contempla no solo una mejora considerable de los salarios sino que asegura la viabilidad de las empresas en un momento difícil"

Esta patronal insiste en la “difícil situación” que atraviesa el sector de escuelas infantiles privadas, con el “cierre continuo de centros, las políticas de financiación de la gratuidad en este sector, el descenso de la natalidad o la extensión de aulas de 2-3 años en colegios públicos”.

Reacción de los trabajadores
Para Alicia Alonso, de la Plataforma 0-6, “la desunión sindical y el mal convenio aprobado constituyen una tristeza que contribuye a que la misma sociedad minusvalore el trabajo y la función de educadores y educadoras”. Y añade que “cuando se da por bueno pagar sueldos de miseria y asumir condiciones laborales extenuantes hay una conciencia implícita de que no debe ser tan dura ni importante la función realizada, pero cuidar educando bien a criaturas es una de las labores más importantes de la sociedad”.

En la práctica, como recuerda Alonso, el nuevo convenio previsto para la enseñanza privada contempla un aumento de hasta 935 euros brutos mensuales, con pagas prorrateadas incluidas, por 38 horas de trabajo presencial a la semana, más las horas de formación continua y de planificación del trabajo a costa del propio tiempo, con entre siete y ocho bebés en las escuelas, 12 a 14 niños de 1 a 2 años y con entre 16 y 20 criaturas en total, según comunidad autónoma, frecuentemente con niños con necesidades específicas de apoyo educativo sin que se disminuya la ratio.

0