Falsos mitos sobre la Educación británica: ¿y el ‘brexit’?

En torno a la idea de estudiar una carrera en el Reino Unido se han construido ciertos “mitos” relativos a lo caro que resulta, la dificultad para solicitar plaza o el alto nivel de inglés necesario.
Carolina JimenezMartes, 7 de mayo de 2019
0

Es curioso cómo en torno a la idea de estudiar una carrera universitaria en el Reino Unido se han construido ciertos “mitos” relativos a lo caro que resulta, la dificultad del proceso de solicitud de plaza, el alto nivel de inglés necesario… En realidad, muchas de estas creencias son erróneas o dan pie a confusiones. Al contrario de lo que mucha gente cree, por ejemplo, el número de alumnos españoles que solicitan y estudian un Grado o Postgrado en una universidad británica ha aumentado progresivamente desde 2011.

Probablemente el mito más común a la hora de plantearse estudiar en el Reino Unido tenga que ver con el coste de los estudios. Aunque las universidades no son baratas (su precio máximo es de 9.250 libras al año), lo interesante es que los estudiantes pueden recibir un préstamo del Gobierno británico que cubre la totalidad de las tasas académicas. Así, los alumnos no tienen que pagar la carrera hasta que comienzan a trabajar y, hasta entonces, solo han de afrontar los costes de estancia y manutención.

"

Mucha gente cree, equivocadamente, que solo los alumnos de colegios privados o aquellos que reciben becas estudian en el Reino Unido

"

Este préstamo se devuelve cuando el alumno termina sus estudios, comienza a trabajar y recibe un salario superior a 25.000 libras anuales. Cada año, dependiendo de cuánto perciba, abonará un 9% del salario por encima de esas primeras 25.000 libras para pagar los estudios universitarios. Si no alcanza esta cifra anual, no comienza a devolver el préstamo. Si su sueldo baja o deja de trabajar, deja de cotizar. 

Casi como consecuencia de este primer mito, surge el siguiente. Mucha gente cree, equivocadamente, que solo los alumnos de colegios privados o aquellos que reciben becas estudian en el Reino Unido. Creo que no hay mejor argumento que las cifras. De los casi 13.000 jóvenes españoles que estudian en una universidad británica, solo un 30% proceden de colegios privados, frente al 70% restante, que son alumnos de colegios concertados o públicos.

"

Son muchas las personas que creen que es necesario homologar las notas de Bachillerato o haber estudiado un Bachillerato Internacional

"

Son muchas las personas que creen que es necesario homologar las notas de Bachillerato o haber estudiado un Bachillerato Internacional. Esto es absolutamente falso. El Bachillerato español es aceptado y respetado por las universidades británicas. Algunas solicitan la nota obtenida en la EBAU, pero no todas.

Lo que hace falta es haber completado Bachillerato, una buena carta de presentación, un nivel de inglés equivalente a un 6,5 en el IELTS (International English Language Testing System) y una referencia académica. Es posible que puedan pedir más nivel de inglés, algún examen específico para algunas carreras o una entrevista, dependiendo de cada universidad.

Por norma general, la nota de corte no es excesiva. Es más, si el alumno no obtiene la nota necesaria, si necesita mejorar su nivel de inglés o decide cambiar de rama tras cursar Bachillerato, muchas universidades ofrecen el llamado “año cero” (foundation year), que permite iniciar una carrera el curso siguiente. De esta manera, la universidad se garantiza que, para entonces, el alumno puede comenzar sus estudios y estar al mismo nivel que el resto de sus compañeros.

"

Las universidades británicas tienen una bajísima tasa de estudiantes que abandonan sus estudios

"

Al ser el español y el británico sistemas educativos, en algunos aspectos, muy diferentes, otro de los miedos que existe es el abandono escolar. Las universidades británicas tienen una bajísima tasa de estudiantes que abandonan sus estudios.

Además, el nivel de satisfacción de los alumnos es muy elevado (los estudiantes internacionales recomiendan el Reino Unido sobre destinos de lengua inglesa como EEUU, Canadá o Australia), y valoran la relación con las empresas, las oportunidades de empleo, el trabajo en equipo, las tutorías y la variedad internacional, tanto de los alumnos como del profesorado.

¿Y el ‘brexit’?

Aunque esos falsos mitos sean fácilmente derrumbados, no hay duda de que el brexit trae consigo incertidumbre para todos. Aún así, las relaciones en materia de cultura y Educación entre España y el Reino Unido se mantendrán. Instituciones como la Embajada Británica en España o el British Council, organismo que trabaja para tender puentes entre ambos países, continuarán esforzándose para que esa relación se fortalezca.

Además, existen suficientes garantías, como el mantenimiento de las tasas universitarias y préstamos del Gobierno británico hasta la finalización de sus estudios, para estudiantes de la Unión Europea que ya estén estudiando en el país o que comiencen a hacerlo hasta diciembre de 2019.

"

Tampoco será necesario visado durante los tres primeros años y, cuando sea necesario, se habrán establecido los medios para obtenerlo fácilmente

"

Tampoco será necesario visado durante los tres primeros años y, cuando sea necesario, se habrán establecido los medios para obtenerlo fácilmente. Por ejemplo, haberse inscrito en la lista de settled status que se habilitará en los próximos meses, es una de estas opciones. Cabe destacar también que el Reino Unido forma parte del Espacio Europeo de Educación Superior y, por ello, el brexit no debería afectar al reconocimiento mutuo de titulaciones.

El mensaje de base es simple: las relaciones educativas entre el Reino Unido y España son de las más fuertes de la Unión Europea. Tanto el Gobierno de España como el del Reino Unido están trabajando para alcanzar acuerdos de colaboración y mantener el nivel actual de relación para que los alumnos de uno y otro país disfruten de similares oportunidades a las actuales.

Carolina JiménezHead Education Policy and Society del British Council en España.

0
Comentarios
  1. Joaquín
    10 de mayo de 2019 13:08

    No sabía de la existencia de mitos verdaderos. Los mitos son, por definición, falsos.