Educación para la no violencia

En los tiempos que corren, los niños pueden ver en cualquier parte escenas de crueldad o de violencia hacia otras personas o seres vivos, en la televisión, en las noticias, por internet, en videojuegos, en el colegio etc.
Centro Psicológico Loreto Charques
Expertos en el diagnóstico y tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención (TDA-H)
4 de junio de 2019
0

En definitiva, hay multitud de estímulos que muchas veces no podemos controlar y que de tanto exponernos a estas situaciones se acaban “normalizando”.

En edades tempranas, la formación de los valores morales y la empatía están en desarrollo, por eso es fundamental el diálogo sobre este tema, y hacer de modelo, pues nuestras reacciones y comentarios son su espejo a seguir. La comunicación desde la serenidad, marcar unos límites claros y coherentes y reforzar una comunicación asertiva y no agresiva con los más pequeños será fundamental para su forma de relacionarse con los demás. Muchas veces acuden a consulta niños que muestran comportamientos y verbalizaciones autoritarias y agresivas, cuando, por ejemplo, se sienten frustrados, cuando tienen un conflicto con alguien o cuando juegan a videojuegos como el Fornite (juego altamente adictivo y de moda en las aulas), siendo necesario corregir y enseñar formas más adaptativas de relación social, de solución de sus diferencias con otros, y de canalización emocional, así como un desarrollo positivo de su autoestima.

Modelar el camino

Los comentarios del adulto ante escenas crueles de los medios de comunicación son fundamentales, pues la forma de procesar una película de terror o la violencia es impredecible en cómo se lo imagina un niño, hay que modelarle el camino con nuestras actitudes y palabras.

Los comentarios del adulto ante escenas crueles de los medios de comunicación son fundamentales

En las escuelas muchas veces se puede confundir la violencia o agresividad con formas de éxito social, un modelo de agresividad-sumisión que en ocasiones puede divertir al grupo que participa junto al agresor, frente a unas víctimas que no saben cómo poner límites desde la asertividad a estas reacciones violentas hacia ellos, minando su autoestima profundamente.
Las redes sociales, por su carácter más impersonal, son un caldo de cultivo para el acoso a otras personas, y si no tienen una autoestima adecuada, es muy difícil evitar que les afecte la presión a la que a veces se ven sometidos algunos alumnos. ¿Estaremos ante una crisis de valores?

Es primordial que, desde pequeños, los niños reciban una Educación que les permita comprender los beneficios la negociación y el diálogo para resolver las diferencias, que entiendan lo que es la violencia, los factores que la provocan, y las consecuencias negativas que genera, es decir, es necesaria Educación para la no violencia.

Consejos para enseñar valores

Algunos consejos, si bien no son los únicos, para ayudar al aprendizaje de estos valores tan importantes pueden ser los siguientes:

En las escuelas muchas veces se puede confundir la violencia o agresividad con formas de éxito social

  • Fomentar actividades de cuidado a los demás, a los animales y a las plantas.
  • Visualización de material multimedia o literatura que represente las consecuencias y el origen de la violencia, que transmitan la importancia de la no violencia y de prevención para su adolescencia desde una temprana edad.
  • Las artes marciales, aunque pueda sonar contradictorio, educan a sus alumnos precisamente a no usar la violencia.
  • Palabras calmadas y firmes frente a la actitud agresiva. Les ayudaremos a entender que usar palabras violentas o a mantener silencio ante una conducta violenta pueden hacer mucho daño.
  • Control de los medios de comunicación y la violencia que aparece en estos. Limitaremos el tiempo semanal para jugar a videojuegos y para ver la televisión, supervisando qué dibujos infantiles y programas ven, y con qué videojuegos se divierten. Comentaremos con ellos las escenas de crueldad o agresividad que aparecen en estos medios y las consecuencias que tendrían si ocurrieran en la vida real, buscando otras alternativas para solucionar los conflictos.
  • Enseñar referentes de fama mundial como Gandhi o Nelson Mandela. “Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio”. “No hay camino para la paz, la paz es el camino”. (Mahatma Gandhi).
0