El PP insiste en la necesidad de garantizar la escolarización en castellano en toda España

Reclama la modificación de la actual legislación educativa a través de una proposición de ley presentada en el Senado.
Saray MarquésJueves, 11 de julio de 2019
0

El Grupo Parlamentario Popular en el Senado ha presentado una proposición de ley en que pide que se garantice el derecho de los padres a elegir el castellano como lengua vehicular en la Educación de sus hijos.

Amparándose en el artículo 3 de la Constitución, que reconoce el mismo derecho a emplear el castellano y el catalán como lengua vehicular, y en la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional, que otorga al Estado la responsabilidad de velar por el derecho a recibir la enseñanza en la lengua oficial del Estado, el PP solicita que se modifique la LOE de 2006 para reforzar las competencias de la Alta Inspección. Esta debería velar por que se respete ese derecho de los padres a que sus hijos sean escolarizados en castellano y poder actuar “de forma rápida y eficiente” si no es así, considera.

A día de hoy, se puede leer en el texto que el Grupo Popular ha registrado, existen comunidades con dos lenguas en que es “cuasi imposible” para los padres elegir la Educación en castellano.

El PP también pide que se tenga en cuenta la situación del alumnado de otras comunidades autónomas, eximiéndolo de la calificación en la lengua autóctona al menos durante tres cursos desde su llegada, y durante todo el Bachillerato, independientemente de cuándo haya comenzado su escolarización en la nueva comunidad. Una exención, se explica en el texto, que en ningún caso justificará la falta de asistencia a las clases de esa lengua.

El PP pide que se tenga en cuenta la situación del alumnado de otras comunidades, eximiéndolo de la calificación en la lengua autóctona al menos tres cursos

Del mismo modo, se pide que se garantice que los estudiantes pueden elegir libremente la lengua en que realizan las pruebas de acceso a la universidad.

La proposición de ley del PP, presentada en un momento en que la Cámara Alta se encuentra sin actividad, a la espera del debate de investidura en el Congreso, pretende que todas estas iniciativas sean objeto de debate en el Pleno.

Las iniciativas, por otra parte, recuerdan a otras propuestas por el PP en la moción presentada en el Senado en septiembre de 2018 y a proposiciones de ley del Grupo Parlamentario Ciudadanos para reforzar la Alta Inspección en octubre de 2017. También el partido Vox ha incluido en sus 100 medidas urgentes para España garantizar el derecho a ser educado en español en todo el territorio nacional, con este como lengua obligatoria y el catalán, euskera y gallego como lenguas opcionales. “Los padres deben tener derecho a elegir la lengua de escolarización de sus hijos”, proclama el partido de Santiago Abascal, que pide también que se suprima el requisito de conocer la lengua cooficial en el acceso a la función pública “de forma que se evite cualquier tipo de discriminación”.

El pasado mes de mayo la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) presentó un informe en Madrid en que, entre 2.214 proyectos lingüísticos de centro analizados, ninguno cumplía el mínimo de 25% en castellano fijado por los tribunales. Según la AEB, este mínimo solo se cumple si algún padre recurre esta anomalía.

Por su parte, el secretario de Estado de Educación en funciones, Alejandro Tiana, se mostraba por su parte hace unas semanas partidario de que todos los españoles aprendamos las distintas lenguas oficiales, una iniciativa que tanto Unidas Podemos como Ciudadanos han planteado.

 

0