Seis oros españoles buscan la medalla en la Olimpiada Internacional de Matemática

Los seis integrantes del equipo español medirán sus destrezas con otros 600 estudiantes de más de 100 países en la más antigua y prestigiosa de las competiciones científicas preuniversitarias.
Mar VillasanteJueves, 11 de julio de 2019
0

Pau, Oriol, Albert, Pablo, Juan y Leonardo, de izquierda a derecha. RSME

Tienen entre 15 y 18 años, proceden de cuatro comunidades autónomas (Valencia, Madrid, Cataluña, Castilla y León), comparten un interés y pasión innatas por las Matemáticas, a las que quieren dedicar sus estudios universitarios, y comparten, también, el mérito de haber llegado a la Olimpiada Internacional de Matemática (IMO), la más antigua y prestigiosa de las competiciones científicas preuniversitarias, que este año alcanza su edición número 60.

Los seis obtuvieron los mejores resultados en la final de la Olimpiada Matemática Española, organizada por la Real Sociedad Matemática Española, y forman el equipo que competirá con más de 600 alumnos de más de 100 países en las pruebas que tendrán lugar los días 16 y 17 de julio en la localidad inglesa de Bath (Reino Unido), algo para lo que han trabajado muy duro. Estas son sus historias matemáticas:

  • Leonardo Costa Lesage (Valencia). Con solo 15 años, este joven fue el primer clasificado en la final nacional de la Olimpiada Matemática Española. Acaba de terminar 4º de ESO y ya tiene claro que quiere estudiar Matemáticas “para poder pasar los días explorando libremente” en este campo. Su interés por la materia creció al entrar en el programa Estalmat (Estímulo del Talento Matemático): “Cada fin de semana recibíamos clase de un profesor distinto y así fui descubriendo lo variadas y bonitas que podían llegar a ser”. Valora especialmente el rigor que tienen y cómo son capaces de crear verdades absolutas e indiscutibles bajo una serie de axiomas”. Por el contrario, lamenta la imagen social que tienen y los métodos con los que se enseñan en Primaria y Secundaria, que impiden “que la belleza matemática se aprecie como la de otras formas de arte”. Encara la final internacional como una oportunidad: “Me siento muy afortunado de poder ir a Bath. Vaya como me vaya, todo habrá sido gracias a la increíble comunidad matemática con la que me he criado”.
  • Pablo Soto Martín (Madrid). Tiene 17 años, ha finalizado 2º de Bachillerato en el IES “San Mateo” y se ha decidido a estudiar el doble grado de Matemáticas-Informática en la UAM. Irá directamente de Bath a París, donde se celebra la Olimpiada Internacional de Química, ya que obtuvo también el oro en la final de la fase nacional. Ganador de los Concursos de Primavera desde que tenía 10 años, se ha formado en el programa Estalmat con el que, asegura, “mi interés por las matemáticas ha crecido exponencialmente convirtiéndolas en una pasión”. Convencido de que “las Matemáticas son el lenguaje del universo”, coincide en que “en el sistema educativo español no se enseñan de forma adecuada, por lo que hay mucha gente que no llega a descubrir su belleza y llega incluso a odiarlas”.
  • Albert López Bruch (Barcelona). Con 17 años, recién acabado 2º de Bachillerato en Aula Escuela Europea de Barcelona, fue ganador del Canguro catalán y ha sido también medalla de oro en Física. Su interés por las Matemáticas nació con una escuela japonesa y las actividades extraescolares alimentaron su pasión por una disciplina a la que declara que quiere dedicar sus estudios universitarios. En su opinión, lo mejor de las Matemáticas son “el carácter universal que tienen en el sentido de que, una vez demostrada una proposición, es siempre cierta”, aunque también advierte de “la dificultad que tiene el hecho de enfrentarse al mundo de un modo tan abstracto”.

Los seis obtuvieron los mejores resultados en la final de la Olimpiada Matemática Española, organizada por la Real Sociedad Matemática Española, y forman el equipo que competirá con más de 600 alumnos de más de 100 países

  • Oriol Baeza Guasch (Terrassa). Este joven procedente del Institut de Terrassa y que ya ha cumplido los 18 acaba de terminar 2º de Bachillerato y quiere estudiar Matemáticas con Ingeniería Aeroespacial en la UPC: “Matemáticas porque es lo que realmente me gusta, mientras que la ingeniería se debe a mi interés por los cohetes y el espacio, así como para ampliar mis futuras opciones laborales”, explica. Alumno destacado desde edades muy tempranas, la participación en diversos concursos como el Canguro o la Olimpiada, unida al apoyo de ciertos profesores, ha contribuido a desarrollar su interés por esta materia de la que destaca la manera de pensar en la que se basan” y lamenta “la mala imagen que tienen en la sociedad y el poco interés que despiertan entre los estudiantes debido a la manera en que se imparten”.
  • Pau Cantos Coll (Barcelona). Tiene 16 años y ha concluído 1º de Bachillerato en Aula Escola Europea de Barcelona. En el futuro, quiere estudiar Matemáticas, probablemente con Física:“Matemáticas porque siempre ha sido mi materia preferida y, probablemente, mi mayor aptitud. La Física siempre me ha parecido la aplicación más interesante de las Matemáticas, también la Informática, pero creo que sería más repetitivo”. Recuerda que fue una competición por equipos “Copa Cangur” en Catalunya la que reforzó su interés natural por la materia. “Desde entonces fui muy autodidacta, hasta que el año pasado empecé a tomar clases de preparación para las olimpiadas”. Su mejor sensación es “la de resolver problemas bonitos y difíciles, de superarse”. Lo peor, “tener que hacer cálculos y probar casos para que después la gente crea que las Matemáticas consisten en esto”.
  • Juan Brieva Ramírez (Valladolid). Este estudiante de 16 años, que ha terminado 1º de Bachillerato en el IES “Antonio Tovar”, asegura que en el futuro le gustaría estudiar la carrera de Matemáticas y, aunque todavía no lo tiene claro, más concretamente el doble grado con Física. “Siempre me han atraído mucho las Matemáticas, ya desde pequeño hacía cosas fuera del temario estándar, incluso en Primaria”, recuerda este joven, apasionado de la resolución de problemas y de “la satisfacción de haber resuelto una situación difícil, y muchas veces extraña, con herramientas que gran parte de las veces están al alcance de cualquier persona”. Todo ello compensa las situaciones en las que “te quedas atascado con un problema y no sabes cómo continuar. Resulta muy frustrante, pese a que la dificultad sea parte del encanto de las Matemáticas”.

Leonardo, Pablo, Albert, Oriol, Pau y Juan tendrán la próxima semana la oportunidad de demostrar sus conocimientos y habilidades en la más alta competición de estudiantes preuniversitarios, en la que han participado muchos de los matemáticos más brillantes de las últimas décadas. De hecho, 13 de los 36 Medallas Fields desde 1978 han sido olímpicos y, entre ellos, figuran nombres como la iraní Maryam Mirzakhani, primera mujer en obtener esta distinción, que se considera el equivalente al Premio Nobel en esta disciplina. España ha participado en 36 ediciones de la Olimpiada Internacional de Matemática (la primera vez fue en 1983), en las que ha conseguido cinco medallas de plata, 46 medallas de bronce y 55 medallas honoríficas.

0
Comentarios