La formación del profesorado, un gran escollo para el impulso de las STEM

Solo el 3% de profesores encuestados está especializado en Matemáticas, Tecnología o TIC, y un 88% asegura que durante la carrera no ha aprendido a integrar la tecnología en las diferentes asignaturas.
Adrián ArcosMartes, 1 de octubre de 2019
0

Desde hace tiempo vienen apareciendo diversos estudios que intentan analizar las causas de la falta de vocaciones STEM (acrónimo en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

La realidad, a día de hoy, es que solo un 17,9% de los estudiantes españoles se decantan por las ramas de ingeniería y arquitectura, según datos del Ministerio de Educación. A esta situación, se suma una evidente falta de diversidad en el mundo de la ingeniería. Los colegios profesionales contabilizan que, por cada dos ingenieras, en España, hay ocho ingenieros.

Según una encuesta realizada por la patronal de empresas tecnológicas DigitalES, existen al menos 10.000 empleos vacantes en el sector tecnológico en España por falta de cualificación, y se calcula que hasta 2022 la digitalización será la responsable de crear 1,2 millones de empleos en España.

De hecho, DigitalES presentó la semana pasada un estudio más para identificar esas posibles razones que pueden provocar el descenso de la matriculación en carreras STEM, y que aporta algunos elementos nuevos.

Por ejemplo, este estudio no solo se centra en los intereses de los alumnos, sino que aborda las reformas educativas y sus modificaciones, las experiencias en otros países y, sobre todo, la incidencia que puede tener la  propia formación STEM del profesorado en el comportamiento posterior de sus alumnos.

Solo entre el 10 y el 12% de los créditos de las universidades españolas están destinados a Matemáticas o TIC.

El estudio realizado por DigitalES analiza la formación que los profesores de Primaria reciben durante el Grado de Magisterio para impartir Matemáticas o Tecnología. Desde la patronal consideran importante “determinar cómo de preparados están en estas materias y de qué forma las transmiten para conseguir que los alumnos estén motivados en STEM desde las primeras etapas educativas”.

Está claro que las Matemáticas son necesarias e imprescindibles para las carreras STEM. Actualmente, en Primaria forman parte del grupo de asignaturas denominadas “troncales”, que representan un 50% del horario lectivo del alumno.

En Secundaria, por su parte, todos los alumnos están obligados a estudiar las mismas Matemáticas hasta 2º  de ESO, momento en el que deben decidir si cursar Matemáticas para enseñanzas académicas –enfocadas a Bachillerato– o Matemáticas aplicadas –pensadas para estudios de FP–.

Sin embargo, solo entre el 10 y el 12% de los créditos están destinados a Matemáticas o TIC, según el último plan de estudios y el análisis realizado por DigitalES en varias universidades españolas.

Además, solo una de cada 10 universidades españolas incluye en su oferta especialidades enfocadas a aspectos tecnológicos matemáticos, siendo las especialidades más habituales Educación Física, Lengua extranjera o Música.

Solo el 3% del total de los profesores encuestados está especializado en Matemáticas, Tecnología o TIC.

Otro dato destacado que revela el estudio es que solo el 3% del total de los profesores encuestados está especializado en Matemáticas, Tecnología o TIC. Este resultado se debe fundamentalmente a que el 86% de los profesores que completaron la encuesta afirma que no tuvo la oportunidad de especializarse en ninguna de ellas.

Respecto a la formación adquirida en Matemáticas durante la carrera, son los propios profesores los que la consideran incompleta. El 59% opina que no es suficiente, mientras que el 72% considera que no aprendió cómo enseñar esta materia a los alumnos.

Esta situación podría estar afectando directamente a los alumnos, provocando que no adquieran una base sólida durante Primaria y pierdan el interés por las Matemáticas a una edad temprana.

Lo mismo ocurre con la Tecnología. Los datos extraídos de los planes de estudio universitarios indican que los profesores de Primaria cursan un escaso número de asignaturas de Tecnología durante la carrera, además de no contar con especialidad específica en Tecnología o TIC.

Esto hace que el 85% de los profesores considere que necesita más formación en TIC y la mayoría de encuestados (un 88%) destaque que no aprendió a integrar la tecnología en las diferentes asignaturas. Solo un 12% cree que tiene suficiente habilidad con la tecnología y que, por tanto, no necesitaría formación.

El 40% de los alumnos considera que sus profesores de Tecnología no están al día con las últimas tendencias en la materia.

Esas carencias del profesorado son advertidas por los propios alumnos en las encuestas realizadas por DigitalES. El 40% considera que, en mayor o menor grado, sus profesores de Tecnología no están al día con las últimas tendencias en la materia y no proponen actividades interesantes durante las clases.

Hay que tener en cuenta que esta pregunta estaba enfocada al profesor de Tecnología, por lo que es natural pensar que el resto de profesores, no especializados en la materia, dispondrán de una formación tecnológica menor.

Además, a diferencia del estatus de la asignatura de Matemáticas, la Tecnología solo aparece como optativa en Secundaria, condicionada a la oferta de cada centro.

En 4º de ESO, cobra mayor importancia si el itinerario es de enseñanzas aplicadas, ya que se introduce una asignatura adicional de Tecnología como opción dentro de las troncales. En Bachillerato tampoco aparecen asignaturas tecnológicas como obligatorias, aunque sí como optativas pero también supeditadas a la oferta del centro.

0
Comentarios
  1. Resumen de prensa 9 octubre 2019 - Escuelas Católicas Castilla y LeónEscuelas Católicas Castilla y León
    9 de octubre de 2019 08:22

    […] La formación del profesorado, un gran escollo para el impulso de las STEM […]