fbpx

El tiempo de las catedrales: un proyecto de Formación Profesional

En una etapa como la FP Básica el trabajo a través de proyectos se convierte en una herramienta interesante para unificar los módulos, tanto prácticos como comunes, en un único proyecto. Cooperación, interrelación y un objetivo común para desarrollar los contenidos de la etapa y acercar al alumnado al patrimonio local a través del VIII Centenario de la Catedral de Burgos.
RedacciónLunes, 13 de abril de 2020
1
Una de las vidrieras del centro
1 de 5
Ejemplo del trabajo de los alumnos
2 de 5
La experiencia es muy visual
3 de 5
Otro de los materiales del proyecto
4 de 5
Vidriera en papel
5 de 5

Este proyecto se desarrolla en el Centro Educativo “La Merced y San Francisco Javier” (Jesuitas) de Burgos. “El tiempo de las Catedrales” se desarrolla bajo la metodología del aprendizaje basado en proyectos y se lleva a cabo con el alumnado de ambos dos cursos de FP Básica de la rama de Electricidad y electrónica. Hoy nos acercamos a Burgos para que Víctor G. Muñiz (@CdeHerodoto) nos cuente cómo se llevó a cabo.

“El punto de partida del proyecto fue unir nuestras clases de FP Básica con uno de los acontecimientos más importantes que se darán en la capital burgalesa en los próximos años, el VIII centenario de la Catedral de Burgos que se celebrará en 2021”, explica Muñiz. La voluntad de involucrar al alumnado con el patrimonio local y de mostrar la interrelación de contenidos de todos los módulos fueron claves para comenzar con el proyecto.

La parte central de “El tiempo de las catedrales” es la creación de unas vidrieras de papel para colocarlas en los ventanales de la fachada principal del centro. En un principio se realizaba sólo en el piso de Formación Profesional, pero de cara al 2021 se realizará en los cursos sucesivos hasta completar la fachada al completa, una manera de visualizar el trabajo del alumnado de Formación Profesional Básica en el centro y en la ciudad.

Víctor G. Muñiz "

Unir nuestras clases de FP Básica con uno de los acontecimientos más importantes que se darán en nuestra ciudad en los próximos años, el VIII centenario de la Catedral de Burgos que se celebrará en 2021

"

El proyecto tuvo una duración de 15 días durante el segundo trimestre, en los cuales se llevaron a cabo una serie de actividades relacionadas con el mismo tema en cada uno de los módulos de ambos cursos. El trabajo se realiza en grupos de cuatro alumnos, aunque es verdad que funcionan también muy bien en grupos de dos. “Desde el inicio de la actividad, cada uno de los alumnos tiene un porfolio en el que tendrán una serie de normas, una evaluación inicial y una final, se distribuirán las tareas y realizarán en su interior un diario de trabajo, explicando lo que hacen en cada uno de los módulos cada día. De esta forma, se trabaja la organización, la planificación y el metaaprendizaje, ellos mismo van viendo el desarrollo de su propio aprendizaje”.

En los módulos prácticos se crean las vidrieras con modelos entregados por el profesorado, con un proyector y papel kraft. Posteriormente se recortan y se pegan los trozos de papel celofán de colores. Una vez realizadas se instalarán en los ventanales y comenzarán a preparar una instalación de luz led para la iluminación nocturna, que estará conectada a un reloj que hará que las vidrieras se iluminen al atardecer y se apaguen al amanecer.

En el módulo de Comunicación y Sociedad, que abarca Lengua, Historia e Inglés, se llevan a cabo diferentes actividades de conocimiento de la Catedral de Burgos pero también de otras catedrales europeas. Se realizaron lapbooks, podcasts en inglés, relatos cortos sobre la Edad Media, etc. Una forma diferente de sumergirse en el mundo del gótico. Por su parte, en el módulo de Ciencias Aplicadas, que abarca Matemáticas y Ciencias Naturales, trataron temas de corte más científico con las vidrieras como elemento central: proporciones de colores, medición de áreas y mezclas de metales y minerales que se utilizaban para la creación de los colores del vidrio.

Estos trabajos son colocados en el mismo pasillo en el que están las vidrieras, de manera que se da una visión completa de la actividad al resto del centro. De la misma manera, se colocan unos códigos QR a través de los cuales el resto de alumnado y profesorado del centro pueden valorar los trabajos y enviar sus opiniones sobre todas las creaciones realizadas en la actividad. “Se trata de evaluación externa para que el alumnado, que normalmente en esta etapa tiene una imagen negativa de sí mismo, reciban una serie de refuerzos positivos a través de su buen trabajo”, explican desde el centro.

Víctor G. Muñiz "

La unión con el patrimonio local, el uso de una metodología actividad y la repercusión e imagen externa del trabajo realizado refuerzan enormemente al alumnado, tanto en lo académico, como en lo personal

"

A través de una rúbrica común y consensuada entre todo el profesorado se realiza una evaluación del proyecto que tiene siempre una nota específica dentro de la evaluación. Tanto los porcentajes, como los criterios de evaluación, son conocidos por parte del alumnado desde el inicio de la actividad.

“El tiempo de las catedrales” ha sido y seguirá siendo una actividad importante dentro de nuestra FP Básica, la unión con el patrimonio local, el uso de una metodología actividad y la repercusión e imagen externa del trabajo realizado refuerzan enormemente al alumnado, tanto en lo académico, como en lo personal.

1
Comentarios