Castells descarta el aprobado general pero aboga por la evaluación continua

Dos asociaciones estudiantiles siguen en huelga. Piden un Apto para todos.
RedacciónMartes, 5 de mayo de 2020
0

Reunión telemática de Carmen Pomar y los rectores con Manuel Castells. XUNTA DE GALICIA

El ministro de Universidades, Manuel Castells, aboga por establecer una evaluación continua para concluir el presente curso, interrumpido por la Covid-19. De esta forma, rechaza un aprobado general, como declaró en una entrevista en la Cadena Ser.
Motín universitario

El movimiento estudiantil reclamó en las semanas pasadas distintas fórmulas similares a un aprobado general, desde asociaciones ya existentes u otras que se han creado al efecto, como Apto no computable. Especialmente activo en Galicia, la semana pasada el Sindicato de Estudiantes se unió a la asociación Anega, que desde el 16 de abril pide a los alumnos que no se conecten a sus clases telemáticas y que antes criticó que no es docencia online lo que están recibiendo y trató de demostrar que la evaluación online es imposible, pues el sistema se caería ante tantas conexiones simultáneas en lo que desde la universidad (afectó a la de Santiago y a la de A Coruña) se consideró un ciberataque.

Un informe de la CRUE, elaborado para la ocasión, reconoce que es necesario un “estudio previo de la carga de trabajo que puede asumir el aula virtual” y una buena planificación del calendario de pruebas, dado que “un uso masivo en paralelo puede suponer una caída del sistema”.

Tanto Anega como el Sindicato de Estudiantes en Galicia piden  un Apto general. Aceptan que, quien quiera, pueda presentarse a los exámenes online para subir nota, siempre que la promoción sea automática.

Para el ministro Manuel Castells, este tipo de propuestas son “demagógicas” y afectarían a la validez de los expedientes académicos. “Yo creo que, si se puede hacer evaluación continua, es menos dependiente de los problemas concretos de un examen online”, añadió. Para Castells, si no hay garantías para las pruebas telemáticas, “la evaluación continua es una buena opción”, aunque invitó a los responsables de las comunidades y a los rectores a dialogar con los estudiantes.

Precisamente la semana pasada, la conselleira Carmen Pomar y los rectores de las tres universidades gallegas –Antonio López (USC), Manuel Reigosa (UVigo) y Julio Abalde (UDC)– se reunieron por videoconferencia con el ministro Castells, dentro de su ronda de contactos con todas las universidades españolas. El ministro se interesó por la implantación de la teledocencia y las soluciones que se están desarrollando  para que la evaluación no perjudique al alumnado pese a la suspensión de las clases presenciales. Al tiempo, valoró el alto grado de coordinación dentro del Sistema Universitario de Galicia.

El 6 de mayo concluye el plazo para presentar a la Consellería y a la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Galicia las modificaciones de las guías docentes. Desde el Departamento de Carmen Pomar se ha pedido que se unan criterios en lo relativo a los sistemas de evaluación (presencial, no presencial), calendario de exámenes –que se pueden llevar a julio o todo el mes de septiembre si es necesario–, plazos de entrega de los trabajos finales de grado y máster o realización de las prácticas. El objetivo es garantizar que todo el alumnado sea tratado de forma equitativa.  El objetivo, como en la Educación obligatoria, es flexibilizar las materias del segundo cuatrimestre, aumentando las posibilidades de elección del alumnado y teniendo en cuenta a la hora de evaluar los contenidos impartidos y explicados presencialmente.

También esta semana se celebrará una reunión de la Conferencia General de Política Universitaria. Castells propondrá que se devuelva el importe de la matrícula a los alumnos que se declaren incapaces de ser evaluados este curso.

0
Comentarios