Maestros Innovadores: “Tras el Covid-19 toca reciclarse; toca reaprender”

"Maestros Innovadores, Alumnos Competentes" (MIAC) son cuatro docentes entusiastas e ilusionados –Roberto Busquiel, Jorge Largo, Mª Gloria Amorós y Fernanda García de la Concepción– que se propusieron, hace cinco años, crear un entorno de aprendizaje en red para dar respuesta a los nuevos retos que nos lanzaba la sociedad y, concretamente, la Educación del siglo XXI. Hablamos con ellos.
Fernando BoillosViernes, 29 de mayo de 2020
0

Roberto Busquiel, Jorge Largo, Mª Gloria Amorós y Fernanda García de la Concepción.

A través de su página web y de RRSS, quieren ofrecer diversos formatos de eventos formativos para que todas aquellas personas interesadas en la Educación, puedan participar, interactuar y colaborar sobre temas de actualidad, prácticos y significativos.

¿Por qué MIAC está comprometido con la innovación educativa?

–Nuestro proyecto arranca con una idea inicial que mantenemos a día de hoy: “generar  espacios donde poder compartir información sobre temas educativos y conectar con aquellas personas que compartan nuestras mismas inquietudes”, esto incluye todo lo que tiene que ver con innovación educativa. Ésta va muy ligada a lo que se cuece en la sociedad y no podemos quedarnos atrás. Nuestro alumnado, nuestro profesorado, nuestras familias necesitan plataformas como la nuestra para dar respuesta a las novedades, a los cambios, a la incertidumbre que genera no controlar lo que desconoces.

¿Cómo cree MIAC que ha afectado el COVID-19 a la Educación?

–Creemos que el “bicho” ha escrito un punto y aparte en la Educación como la entendemos. Nos ha hecho abrir los ojos hacia eso de qué es la competencia digital y, no nos referimos a la del alumnado, sino a la nuestra. Toca reciclarse, toca reaprender.

¿Qué problemas ha evidenciado el coronavirus?

–La deficiencia en competencia digital es uno de los grandes problemas a los que un centro escolar y sus componentes han tenido que hacerle frente y no nos gusta hablar en tono bélico, pero ha sido una perfecta pugna de poder entre los intereses políticos, económicos y sociales.

Otro de los problemas ha sido la conciliación laboral y familiar. Familias teletrabajando ejerciendo como docentes y docentes teletrabajando ejerciendo como familia. Nadie estaba preparado para esto y las familias nos hemos visto abocadas a convivir y a sobrevivir a esta convivencia con todo el cóctel de emociones que esto conlleva y, en algunos casos, sin saber o poder gestionarlos.

El último gran problema es que ha pillado a los centros educativos, en su gran mayoría, desprovistos de una estrategia pedagógica para afrontar una enseñanza virtual y, no nos referimos a la parte tecnológica (mencionada anteriormente) sino a la de instrucciones claras y bien definidas de cuáles son las medidas a adoptar en cuanto a atención a familias, al desarrollo de las clases, atención de alumnado, establecimiento de horarios, metodología a usar, etc.

La deficiencia en competencia digital es uno de los grandes problemas a los que un centro escolar y sus componentes han tenido que hacer frente

Y…¿cuál es la parte positiva de toda la situación?

–La pregunta la contestamos con otra dos preguntas, ¿qué cualidad tienen los docentes de vocación? Ante la adversidad y, por/para su alumnado, resurge de sus cenizas cual Ave Fénix. En muchos casos nos hemos reinventado, en otros nos hemos reciclado y en otros hemos aprendido cosas nuevas.

Y, ¿qué cualidad esencial, entre otras, tiene el alumnado? La inocencia y vivir día a día. Hemos descubierto a un alumnado maduro, tuviera la edad que tuviera, a un alumnado dándolo todo, un alumnado que nos ha sorprendido y del que hemos aprendido que nunca hay que rendirse.

¿Creéis que va a cambiar después de la pandemia?

–No sabemos si va a cambiar algo. Si no fuera así, debería cambiar algo. Esto puede parecer redundante, pero no lo es. De la batalla que antes mencionábamos debemos salir airosos y orgullosos del trabajo realizado por parte de todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativa.

Deberíamos encontrarnos, hoy más que nunca, con un EQUIPO educativo. Equipos directivos, familias y docentes remando a la vez para conseguir llegar a la meta final: el aprendizaje significativo y emocional de nuestro alumnado.

De la batalla que antes mencionábamos debemos salir airosos y orgullosos del trabajo realizado por parte de todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativa

¿Cómo habéis vivido como docentes?

–Como una montaña rusa llena de loops y giros de 180º a más de 100 km/h y sin el control de la atracción. Este es un símil perfecto que describe nuestras sensaciones a lo largo de estos días de confinamiento.

Incredulidad ante la situación, incluso diríamos negación de lo que nos anunciaban que iba a llegar.

Incertidumbre ante lo desconocido. Nadie te decía nada, nadie sabía cómo actuar.

Impaciencia por recibir instrucciones claras de cómo afrontar el nuevo período en los primeros compases de clases a distancia.

Deseperación ante la avalancha de correos llenos de preguntas, a veces, sin una respuesta clara por nuestra parte.

Incompresión por parte de numerosos colectivos en RRSS que volcaban en nuestro gremio la ansiedad que les invadía. No han sido pocos los comentarios negativos sobre nuestra labor

Adaptación express, gracias a la ayuda de muchos/as compañeros/as que se ofrecieron a hacernos la vida más fácil.

Confirmación de que lo que nos proponemos, pese a las adversidades, lo conseguimos.

Satisfacción contigo/a mismo/a ahora que ha pasado lo más grave.

¿Cuál es el papel/rol del docente a partir de ahora?

–El rol del docente no debe cambiar. Siempre hemos sido el motor de acompañamiento emocional y educativo de nuestro alumnado: “dancing cheek to cheek”. Bailando ambos muy cerca en el salón de la vida infantil y adolescente.

Lo único que deberemos incorporar es la formación permanente y la autoevaluación. Es esencial que aprendamos a hacer un DAFO de nuestra labor como docente y actuar en consecuencia.

El rol del docente no debe cambiar. Siempre hemos sido el motor de acompañamiento emocional y educativo de nuestro alumnado

¿Porqué habéis decidido hacer estos webinars?

–Aunque la naturaleza de nuestra plataforma ya de por sí responde a un público que utiliza la tecnología y lo digital para acceder al conocimiento, hemos tenido que adaptarnos en cuanto al tipo de contenido que ofrecíamos. Prueba de ello, es que hemos desarrollado una serie de webinar educativos que ayudarán al profesorado ante diferentes situaciones y escenarios que estaban viviendo en esta situación del Covid-19.

¿Cuáles son los siguientes?

–Todos los jueves, desde la declaración del estado de alarma, hemos ofrecido en streaming a través de nuestro canal de YouTube webinar gratuitos sobre trastornos por déficit de atención, evaluación, emociones en la infancia y en la adolescencia, innovación educativa, igualdad, etc. impartidos por grandes profesionales: Jonatan Molina (psicólogo), Sandra Gómez (talento adolescente), Beatriz Vicario (maestra de Pedagogía Terapéutica), Carlos Heras (miembro del grupo de trabajo Actitudes), Coni La Grotteria (Mejor Docente de España 2018 en los Premios Educa), Emilio Torres (director de Progrentis para Europa y América), Jose Mª Toro (maestro de corazón), Sandra Alguacil (maestra del programa “Cosas de la edad” emitido por el Canal Cero de Movistar+) y Sabina Espósito (musicoterapeuta).

En este último tramo del curso escolar, tenemos preparada una bala en la recámara (seguimos con la terminología bélica). Tres potentes webinar impartidos por Chema Lázaro, Rafael Guerrero y José Antonio Fernández Bravo. ¿Os los vais a perder?

Compartir y crecer en la red…¿Es más importante que nunca?

–El docente siempre ha sido generoso y ahora más que nunca. Sólo tenéis que ver la cantidad y variedad de formación gratuita que se ha lanzado. Formación de todo tipo y, desde todas las plataformas conocidas en el mundo educativo.

La red nos ha ayudado a compartir experiencias de éxito que realizamos en nuestras aulas y debe seguir acompañándonos en el futuro. El docente debe y puede crecer con lo que, generosamente, muchos compañeros y compañeras de profesión crean: recursos, videotutoriales, formaciones, actividades, retos, etc.

¿Cómo veis la vuelta al cole en septiembre?

–¿Gimnasios, aulas de informática, aulas de Educación artística o de música reconvertidas en aulas con el presupuesto para acometer obras pequeñas? ¿Aulas al 50% presenciales y al 50% virtuales? La vuelta al cole es todo un reto que nadie sabe cómo encauzar. El “bicho” está ahí y, lo queramos o no, condiciona nuestra existencia.

Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? El profesorado no tiene el poder de la duplicidad ni de la omnipresencia. Para poder alcanzar ese nivel hace falta dinero y, no sabemos, si el cofre del tesoro estará lleno para compaginar lo presencial con la formación a distancia.

¿La Educación semipresencial es el futuro?

Depende. ¿15 días unos/as y 15 días otros/as? ¿Tod@s a la par? Para ello hay que crear una gran infraestructura humana y tecnológica. Esto implica que la partida destinadas a educación del PIB debe incrementarse. Cuando se preguntan porqué este país o este otro obtiene mejores resultados, se han preguntado cuál es la inversión que se destina a poner en relieve la profesión docente.

¿Creéis que es necesario un pacto por la Educación?

Nos hacéis mojarnos mucho, ¿eh? Un pacto educativo es más necesario que nunca. El docente no puede vivir a costa o a expensas de qué nueva ley un partido u otro  se va a sacar de la chistera cuando recupera la gobernabilidad.

La frase es: “Give me the money! (Jerry Macguire)”. Se necesita una buena cimentación económica para sacarlo adelante y no se debe dejar su redacción en manos de políticos, sino a la intervención masiva y significativa de todos los agentes/colectivos implicados: docentes, familias, alumnado, orientadores/as, personal de atención y servicio, técnicos municipales, etc.

0
Comentarios