El próximo curso harán falta 165.000 profesores y 7.385 millones de euros más

Un informe de CCOO calcula el coste de afrontar las medidas más urgentes para la vuelta a clase en septiembre. Contrataciones, formación docente, equipamiento informático y programas de compensación educativa son algunas de las inversiones que tendrán que hacer las administraciones educativas.
Diego FranceschMartes, 2 de junio de 2020
0

La reducción de la ratio a 15 alumnos exigiría la contratación de nuevos profesores. RADIO EUSKADI

El sindicato CCOO ha elaborado un informe de inversión educativa en el que realiza un análisis de la situación actual e incluye las medias más urgentes de cara al curso 2020-21 para “garantizar un desarrollo idóneo” del trabajo en los centros escolares.

“En esta nueva etapa que se inicia es necesario reforzar la enseñanza pública porque es la única forma de garantizar el derecho a la Educación en condiciones de igualdad, incrementando los mecanismos de coordinación entre el Ministerio y las comunidades, con el fin de lograr un sistema de mayor calidad y más equitativo en todo el Estado”, dice el sindicato.

Con la situación derivada de la crisis sanitaria, la nueva normalidad en los centros hace “imprescindible” que las ratios se reduzcan sustancialmente, no siendo superior a 15 alumnos por aula, sobre todo en Infantil y durante toda la enseñanza obligatoria, señala CCOO. Para hacerlo posible, la central pide más personal. Según los cálculos del sindicato, se debería aumentar la plantilla a nivel estatal en torno a un 33% para garantizar una mejor atención a todo el alumnado.

Con la situación derivada de la crisis sanitaria, la nueva normalidad en los centros hace "imprescindible" que las ratios se reduzcan sustancialmente

Teniendo en cuenta la ratio propuesta por el Ministerio y los salarios que cobra el personal docente, así como las cotizaciones sociales, habría que invertir más de cinco millones de euros para la contratación de 165.191 docentes.

Mantener el empleo

“Es especialmente importante velar por el mantenimiento del empleo, reforzando las plantillas para atender a las nuevas demandas del sistema educativo, garantizando la cobertura de todas las sustituciones y evitando el bloqueo en la contratación de profesorado interino, regulando el teletrabajo, creando equipos multidisciplinares y proporcionando al personal docente y no docente el apoyo necesario para la realización de sus funciones”, dice CCOO en su informe.

Igualmente, CCOO cree que es “fundamental la puesta en marcha, desde el mismo inicio del curso, de programas de refuerzo, apoyo educativo y acompañamiento personalizado, si fuera necesario, tanto en horario escolar como extraescolar”. Estas medidas han de financiarse mediante la puesta en marcha de un Fondo Interterritorial de Compensación Educativa, que CCOO estima en más de un millón de euros (600 millones para programas de refuerzo, apoyo educativo y acompañamiento personalizado, y 410 millones para becas y ayudas al estudio en el próximo curso).

“Debe asegurarse también que todo el profesorado pueda realizar todos los procesos de enseñanza y aprendizaje en las mejores condiciones posibles, ofreciendo, desde las administraciones educativas y los centros, el apoyo material y de todo tipo que necesiten”, añade el sindicato. Las partidas diferenciadas para hacer frente a estas necesidades tecnológicas suman otro millón de euros, según los cálculos del sindicato.

CCOO cree que es "fundamental la puesta en marcha, desde el mismo inicio del curso, de programas de refuerzo, apoyo educativo y acompañamiento personalizado

A la vez, CCOO considera fundamental “recuperar la inversión en Formación Permanente del Profesorado tomando como referencia la que se realizaba hace diez años, para que estima una partida inicial de 136.000 euros para el próximo curso, y considerar a todos los cuerpos docentes, incluido el personal interino.

“Todo esto confirma la necesidad de una adecuada coordinación entre las administraciones central, autonómica y local, así como entre las políticas socioeducativas”, señala el sindicato. Desde CCOO reclaman que “una parte significativa” de los fondos europeos que recibirá nuestro país se dediquen específicamente a la Educación, los cuales han de permitir, al menos, recuperar los recortes realizados y financiar las nuevas necesidades que el escenario actual plantea.

El papel de la Concertada

Por su parte, la patronal de Escuelas Católicas asegura en un comunicado que redoblará su acogida “en lo personal, espiritual y material” para hacer frente a las dificultades creadas por la pandemia de coronavirus, ante una situación en la que pide que “no se resten recursos a la escuela concertada”. Así lo señala la Federación en un comunicado emitido al término de su Asamblea General 2020, en la que ha anunciado que ante “el escenario de dificultad” originado, redoblará la “defensa de la Educación como la mejor inversión para el futuro de un país”.

Todo esto confirma la necesidad de una adecuada coordinación entre las administraciones central, autonómica y local, así como entre las políticas socioeducativas

“Estamos convencidos de que la escuela católica tiene un papel fundamental en el contexto actual (…) para dar respuesta a los retos educativos”, señala el comunicado, que aboga por centros que apuesten por el desarrollo de la competencia digital en todos sus ámbitos.

Durante la Asamblea, Escuelas Católicas ha reiterado la necesidad de paralizar la tramitación del proyecto de la Lomloe, actualmente en el Congreso, mientras dure el vigente estado de alarma, al alegar que “no permite mantener ningún diálogo con los grupos parlamentarios ni la participación de la comunidad educativa”. Además, ha reiterado su crítica al texto, porque “restringe los derechos fundamentales de los titulares de centros, padres y alumnos, relegando a la enseñanza concertada a un papel subsidiario de la Pública, rompiendo el equilibrio de la LOE”.

 

0