¿Por qué no ha arrasado el coronavirus a la Lomloe?

Israel Berna
Maestro tuitero
29 de junio de 2020
0

Parece que el coronavirus está paseándose por el globo como si tal cosa arramblando a sus anchas, pero poco ha podido hacer con la nueva ley orgánica de Educación que se está tramitando desde el Ministerio de Educación: la Lomloe. Mira que este bicho es puñetero: nos ha cerrado los colegios; nos ha tenido confinados en nuestras casas sin poder salir; los hospitales han estado a reventar; teletrabajo y videoconferencias a manta; y, sin embargo, no ha podido con esta ley que parece que va a ser más dura que un turrón en oferta.

No puedo ocultar mi indignación, y es que como ya comenté en un artículo anterior, la comunidad educativa desea, sí o sí, un pacto educativo y no un parche más que no va a servir para absolutamente nada. Repito: PARA ABSOLUTAMENTE NADA.

Si ustedes me siguen en mis artículos, podrán descubrir que tengo una gran opinión de la política; esta es necesaria para organizar nuestra sociedad y para resolver los problemas de los ciudadanos. No obstante, cada vez que la política toca a la Educación implica un fracaso que traspasa todas las líneas rojas de la paciencia, y mira que si hay una profesión donde se cultiva enormemente esta virtud es la docencia. Y si no se lo creen, métanse en una clase con 27 personitas y gestionen su aprendizaje.

No es tan difícil, señora ministra. Sólo hace falta que usted y el séquito que le acompaña se digne a dar una vuelta por cualquiera de las calles de España y pregunte a los ciudadanos, no digo ya a los profesionales que eso sería mucho pedir, sino al primero que pille por ahí y le cuestione si prefiere una nueva ley, o un pacto educativo… ¿Qué piensa, querido lector, que cualquier ciudadano respondería? Pues esto tan sumamente sencillo de responder no lo entienden nuestros dirigentes.

Si ustedes me siguen en mis artículos, podrán descubrir que tengo una gran opinión de la política; esta es necesaria para organizar nuestra sociedad y para resolver los problemas de los ciudadanos

Es un auténtico disparate, una tomadura de pelo insoportable que nuestros políticos no se pongan de acuerdo en un pacto por la Educación. O dejan de marear la perdiz o vamos a seguir sufriendo de forma endémica problemas tan graves como la repetición, el abandono y el fracaso escolar, la falta de motivación del alumnado y del profesorado, un currículum totalmente desfasado y un montón más de etcéteras que tenemos que atajar ya. Además, a estos problemas hay que sumarle esta pandemia que ha provocado que un porcentaje no desdeñable de alumnos no se hayan podido enganchar a la Educación por la falta de recursos a las nuevas tecnologías. No se puede soportar más.

Hay muchísimas razones para decir NO a esta ley claramente ideológica que trata de devolvernos a una LOE que no mejoró en nada al sistema educativo y que se basa en la obsesión por denostar la asignatura de Religión y atacar a la Concertada y la Educación diferenciada. Ahora bien, si hay una razón por la que tenemos que negarnos a la implantación de esta ley es que nadie quiere una sola más que no involucre a TODA la comunidad educativa, sea quien sea el que gobierne. O pacto educativo o nada.  No creo que se pueda ser más claro.

0
Comentarios