fbpx

“Salud Digital”: Un formación útil para el día a día

Hace ya casi 3 años que Aula Siena puso en marcha el programa “Salud Digital”, una iniciativa para formar a docentes, alumnos y sus familias en el buen uso de la tecnología. Una experiencia que ya está en viarias comunidades autónomas y que mostrará su experiencia en el congreso virtual #Vimetexpo el 13 de octubre.
En Sus ZapatosLunes, 5 de octubre de 2020
0

El experto en educación Guillermo Cánovas imparte esta formación que cuenta con modalidad presencial y online. “La mayoría de los centros no son conscientes de la importancia de las redes y están lejos de tener la sensibilidad y los medios para afrontar ese reto”, explica. Cánovas mostrará esta experiencia y dará pautas el 13 de octubre en VIMETexpo.com en la Sesión de Aula Siena titulada “La salud digital del alumnado”. Ya puedes inscribirte en www.vimetexpo.com/programacion/

El programa abarca lo que Cánovas define como los 5 elementos de la salud digital: El impacto técnico en los alumnos (desde el punto de vista físico y psíquico), La conectividad móvil y apps, Las Redes Sociales, la Reputación digital y Seguridad digital, y la Comunicación online.

La formación se apoya en un libro de texto con teoría y práctica que los alumnos trabajan en el aula dirigidos por los docentes formados durante 30 horas en el programa. Las familias reciben también algunas sesiones.

"

“Las Redes sociales son el nuevo entorno de relación y ahora un adolescente se relaciona, en muchos casos, más en forma virtual que presencial”

"

En la comunicación digital, señala Cánovas, está encontrando “muchos problemas con los adultos; en concreto en grupos de Whatsapp de los padres o del colegio”. “El problema surge al haberse suprimido el lenguaje no verbal en la comunicación digital. La mayor parte de la comunicación humana es no verbal; nosotros nos comunicamos con el tono de voz, con la mirada, con la expresión… No me importa lo que me estás diciendo, sino cómo me lo dices; es entonces cómo veo si estás de broma, si mes has ofendido. El problema de Whatsapp es que un mismo mensaje puede suponer una ruptura de relaciones o, por el contrario que se vea como una broma”.

La asertividad en lo digital

En este manejo de la comunicación se tratan los silencios y su significado, la asertividad… En cuanto a la necesidad de la asertividad, explica que “es muy importante justificar lo que dices y tener en cuenta unos parámetros que nos hacen conocer si una comunicación es asertiva”.

“No puede soltar una respuesta agresiva, ni tampoco dejar pasar un conflicto, porque volverá a surgir después y será mucho peor. Entones, en la comunicación digital hay que exponer lo que ha sucedido. Por ejemplo, decir: ‘Por tu mensaje interpreto que estás molestó porque llegué tarde ayer, la razón es…’. Todo en lo presencial podemos no necesitarlo muchas veces porque nos entendemos con la mirada”.

El uso de los emoticonos

“Cuando la gente introduce emoticonos ya introduce el lenguaje no verbal, y eso es estupendo”, señala Cánovas y continua: “Los jóvenes lo hacen cada vez más, de una forma intuitiva, porque necesitan ese lenguaje no verbal e incluyen cada vez más fotos para ello. Así, si están en la parada del autobús, en vez de decir a su grupo: ‘Estoy hasta las narices, llevo media hora esperando al autobús’, mandan una foto con cara de aburrido. Una cara, un rostro, una expresión trasmite mucho más, por eso los jóvenes se están haciendo selfies en cada circunstancia”.

Conflictos en el centro

La tecnología abarca las 24 horas del día y no entiende de espacios físicos. “Los conflictos en los colegios, nos dicen los profesores, que se han generado la tarde anterior en una conversación por Whatsapp o en el chat de un vídeo juego. Ese problema y enfrentamiento al final se traduce al día siguiente en un enfrentamiento en el aula porque es dónde se encuentran ya físicamente y cara a cara. Es muy importante que los colegios entiendan que todo lo que suceda entre sus alumnos en el entorno digital va a tener una relación con el entorno físico de colegios”.

4 pautas para destapar fakenews.

  1. Comprobar la fuente de procedencia. Si es una fuente fiable como periódico, organismo oficial…
  2. Poner el titular en un buscador de Internet para ver en qué medios de comunicación o webs aparece.
  3. Busca quién es el autor de la noticia y quién es. Muchas veces ponen nombre falto o no lo ha escrito esa persona.
  4. Contrastar la veracidad de las fotos. Para ello arrastrar la foto a las líneas de buscador de Google. Te dirá en qué medios ha salido, si es antigua, de otro país.

Cánovas señala un problema muy generalizado en los centros y del que pocas veces son conscientes es la usurpación de identidad de los colegios . “Generalmente son exalumnos que han creado un perfil personal del colegio y dónde ponen ‘a parir’ al centro”. Estas situaciones se dan porque “no tienen a alguien que se dedique a tener presencia del colegio en las redes sociales y a controlar un poco lo están escribiendo sobre ellos”.

0
Comentarios