fbpx

La asignatura de Religión, lejos de sus estereotipos

Sumando las opiniones de los profesores de Religión, los alumnos y sus padres, se observa que no son sostenibles algunos estereotipos sobre esta asignatura que la relacionan con el adoctrinamiento y con privilegios de otro tiempo.
Adrián ArcosMartes, 17 de noviembre de 2020
0

Se trata de una realidad educativa que funciona razonablemente bien y que cuenta con valoraciones positivas. © VISUAL GENERATION

A juicio de sus protagonistas, la clase de Religión no es un tema problemático. Tampoco lo es para las comunidades educativas ni para los centros escolares. Más bien, al contrario, se trata de una realidad educativa que funciona razonablemente bien y que cuenta con valoraciones positivas de sus contribuciones a la Educación de los alumnos.

Son parte de las conclusiones generales del estudio Panorama de la Religión en la escuela. Informe 2020, realizado por la Fundación SM en colaboración con el Observatorio de la Religión en la Escuela (ORE), y que está basado en una muestra que supera las 18.800 personas encuestadas entre docentes, alumnos y padres tanto de centros públicos como concertados.

Los datos obtenidos revelan una satisfacción generalizada en cada uno de los colectivos protagonistas de la enseñanza de la Religión. Por ejemplo, más del 70% de los alumnos afirman que esta asignatura les ayuda a conocer otras culturas y a ser más tolerantes. A la pregunta sobre si les gusta la asignatura de Religión, los resultados revelan que sí les gusta al 59% de los alumnos. Dos de cada tres alumnos consideran que gracias a las clases de Religión conocen otras religiones.

51,7%

de los alumnos de centros públicos valoran mejor a sus profesores de Religión que a los de otras materias

Llama también la atención que los alumnos valoran a sus profesores de Religión por encima de la media de los de otras asignaturas, y este dato es mucho mayor en los centros públicos que en los concertados. Hay que recordar que más del 64,5% de los alumnos cursa la asignatura de Religión en nuestro país, según los datos del Ministerio de Educación teniendo en cuenta todos los niveles y centros educativos.

En cuanto al profesorado de Religión, la gran mayoría son laicos y solo encontramos sacerdotes o religiosos en los centros concertados. En la enseñanza de la asignatura, los profesores la valoran por sus contribuciones educativas. Reconocen que son aportaciones que se proponen, no se imponen, para mejorar el pleno desarrollo de la personalidad del alumno, el cuidado de la autonomía personal y la construcción responsable de una ciudadanía global con sentido.

78%

de los profesores de Religión rechaza que su clase sea un adoctrinamiento o manipulación al alumnado.

De hecho, más del 80% del profesorado de Religión aprecia que la asignatura ayuda a comprender las culturas y a construir la diversidad social y religiosa en las sociedades actuales. Considera también que facilita una Educación de la interioridad que contribuye al desarrollo de la personalidad, de la autonomía personal y de la responsabilidad social así como a la formación ética y la ciudadanía global.

De esta forma, los profesores rechazan los estereotipos más habituales sobre la asignatura de Religión. El 78% rechaza abiertamente que la clase de Religión sea un adoctrinamiento o manipulación del alumnado. Y solo un 7% estaría de acuerdo con la opinión de que sea un privilegio de la Iglesia más propio de tiempos pasados que de una sociedad democrática.

Solo un 9% de los profesores de Religión se considera valorado por la sociedad; y solo el 42% dice sentirse valorado por la Iglesia

En cuanto al estado emocional, cerca del 80% de los profesores de Religión estima que tiene una buena relación personal con sus compañeros docentes y con las familias de sus alumnos. Una amplia mayoría se siente valorado por sus alumnos (86%), por los equipos directivos y los claustros (61%). Sin embargo, en cuanto al reconocimiento social de su trabajo, solo un 9% se considera valorado en su tarea por la sociedad; y más llamativo aun es que solo el 42% dice sentirse valorado por la Iglesia.

 

80%

de las familias aprecia que la clase de Religión es buena por los valores que propone y por aumentar la cultura general

En cuanto a las familias de los alumnos que cursan Religión, una amplia mayoría tampoco cree en los estereotipos que rodean a la asignatura. Más de un 80% aprecia que la clase de Religión es buena por los valores que propone y por aumentar la cultura general. Una conclusión clara es que, para tres de cada cuatro familias, la asignatura de Religión es necesaria en la Educación de sus hijos.

Sumando las opiniones de alumnos, padres y profesores, se observa que ya no son sostenibles algunos estereotipos sobre la enseñanza religiosa que la relacionan con el adoctrinamiento y con privilegios de otro tiempo. “Este panorama nos obligará a buscar explicaciones a los posibles problemas de la clase de Religión fuera de sus protagonistas y en su entorno natural –concluye Esteban Garcés, director del Observatorio de la Religión en la Escuela–, habrá que mirar hacia otros ámbitos más alejados, quizá terrenos ideológicos o políticos”.

0
Comentarios
  1. Resumen de prensa 20 noviembre 2020Escuelas Católicas Castilla y León
    20 de noviembre de 2020 08:46

    […] La asignatura de Religión, lejos de sus estereotipos […]