fbpx

‘En sus Zapatos’: La Educación Emocional y la Especial de la mano

Una estrategia pedagógica que promueve la paz y previene la violencia y el acoso.
Alba BartoloméMartes, 19 de January de 2021
0

El programa muestra las emociones a través de los colores, lo que ayuda a los alumnos con necesidades especiales a retener conceptos. © EsZ

Personificar el interior de las personas, haciendo que las emociones cobren vida en escena, es ahora posible gracias al Teatro de Conciencia del Programa En Sus Zapatos: un espacio de empatía activa, que promueve la convivencia para la paz y previene la violencia y el acoso formando a toda la comunidad educativa, desde alumnos hasta familiares, en Educación Emocional.

Los adultos, educadores, familias y personal no docente reciben la formación directamente de una facilitadora acreditada por la Asociación Teatro de Conciencia, mientras que el alumnado recibe la formación de sus propios educadores. Los alumnos de cursos superiores crean y  representan obras de teatro de conciencia para mostrar a los cursos inferiores conceptos básicos de Educación Emocional.

Una estrategia pedagógica que se acompaña de pósters  que muestran las emociones de una forma muy visual, facilitando su integración tanto en niños como adultos con el objetivo de mejorar la convivencia escolar a través del desarrollo de valores, como la empatía.

10.000

personas de 53 centros educativos diferentes se han beneficiado del método educativo desde su creación en el curso 2017-18.

Este programa, que nació en 2017, ya ha sido implementado en 23 centros educativos, tanto de Educación Primaria como de Secundaria, solo durante el curso 2019-20.

Este nuevo curso han querido ir más allá y han decidido poner en marcha una experiencia piloto en el Colegio Público de Educación Especial (CPEE) “Alfonso X”, uno de los 68 centros para el colectivo con necesidades especiales con los que cuenta la Comunidad de Madrid. En la experiencia han participado ocho docentes y 39 alumnos, con edades cronológicas de 13 a 21 años y madurativas de 3 a 9 años.

Educación Especial

Los últimos datos de la Comunidad de Madrid del curso 2018-19 muestran que, durante el citado curso, se matricularon un total de 5.444 alumnos de Educación Especial repartidos en 68 centros de los cuales el 37% eran públicos. Esto representa el 0,45% del total del alumnado matriculado en la Comunidad de Madrid y el 1,9% de los centros en el conjunto de las enseñanzas de régimen general que se impartieron durante dicho curso.

Buscar nuevas formas de llegar al colectivo con necesidades especiales es imprescindible y tener en cuenta sus emociones, la mejor forma de empatizar con ellos. 

La creadora y principal impulsora del programa, Pax Dettoni, fundadora de la Asociación Teatro de Conciencia, asegura que “la experiencia en este centro ha demostrado que cuando hablamos de Educación Emocional las fronteras entre ‘lo igual’ y ‘lo diferente’ son tenues. Nos ha permitido probar que la Educación Especial y la Educación Emocional pueden y deben ir de la mano, porque todos los seres humanos tenemos un mundo interior: nos enfadamos, tenemos miedo, nos entristecemos y nos regocijamos en la alegría”.

5.444

alumnos de Educación Especial se matricularon en la Comunidad de Madrid según datos del año 2018-19.

En un informe presentado por la asociación se muestra como el 100% de los participantes han realizado aprendizajes que les han permitido reconocer sus emociones y, así, saber qué sienten, aprender a relacionarse abiertamente con sus compañeros y familias, algunos por primera vez, saber calmarse para reconducir impulsos agresivos e, incluso, transmitir estas habilidades socioemocionales a sus más cercanos durante la pandemia.

El impacto de lo visual

Según indica el informe, el fuerte componente visual del programa y el uso del Teatro de Conciencia, que escenifica las emociones y usa máscaras de colores según la emoción, así como los pósters formativos, para fortalecer el mensaje de los aprendizajes tratados en las sesiones de alfabetización emocional, han sido claves, ya que el poder visual es extremadamente relevante en el caso de los niños de Educación Especial y les ayuda a retener conceptos.

En Sus Zapatos puede llegar de forma general a toda la comunidad de un centro educativo o centrarse en un solo colectivo, como puede ser la familia. La implementación de dicho programa tiene un fuerte impacto a nivel general, tanto dentro como fuera del aula.

Gemma Palacios, profesora del centro, asegura que “crear un espacio donde poder expresar tus emociones sin ser juzgado, ha abierto la puerta a otra dimensión”. Opinión que comparte con su compañera Laura Lillo, orientadora del centro, que se ha referido al programa como “la llave que abre la puerta del cambio. Una metodología que impacta y que llega al alumnado”.

100%

de los alumnos del Centro “Alfonso X” ha mejorado en alguno de los ejes del programa ‘En sus Zapatos’ que promueve la empatía.

Los docentes reciben una formación de varias sesiones en alfabetización emocional mediante el Teatro de Conciencia que aborda los ejes teóricos básicos de la Educación Emocional; identificación y gestión emocional, empatía activa y resolución positiva del conflicto.

De esta forma, todos los docentes pueden introducir pautas de conducta que les ayudarán a favorecer el clima entre su alumnado y en el mismo claustro, así como dinámicas nuevas en el día a día.

Cursos de Formación

El Teatro de Conciencia está plenamente involucrado en apoyar a la comunidad educativa en esta situación excepcional que estamos viviendo y en aportar su granito de arena para conseguir una Educación rica en valores que enseñe a sus alumnos a enfrentarse a la vida.

Con el fin de compartir esta nueva forma de educar, con una mirada compasiva y empática, animan a los profesionales de la Educación a apuntarse al postgrado de Educación Emocional y convertirse, así, en facilitadores del método En sus zapatos.

Un curso semipresencial de 200 horas que estará disponible a partir de enero de 2021. Además, las familias o profesores que quieran recibir conocimientos de este tipo, pero de forma menos extensa, podrán hacerlo gracias a los cursos cortos que van desde las ocho hasta las diez horas y que combinan el aprendizaje teórico con  los recursos prácticos. 

“Si tú sabes cómo se siente tu hija, actúas de otra manera”

Uno de los problemas más frecuentes de los alumnos con necesidades especiales es que no son capaces de identificar sus emociones. Por ello, es imprescindible enseñarles a reconocer el estado en el que se encuentran para que, así, lo exterioricen y les sea más fácil actuar tanto a ellos como a los de su alrededor.

El informe presentado por la asociación Teatro de Conciencia recoge el testimonio de familiares y profesores de alumnos de Educación Especial que aseguran una mejora en la identificación de las emociones.

“Para mí lo más importante fue que mi hija identificara lo que sentía con las máscaras y con los colores. Lo que he observado es que a ella le ha sido más fácil saber cómo se siente, y al saber eso, es más fácil gestionarlo”, dice la madre de una alumna que agradece al proyecto haberle permitido conocer más a su hija. Pero, ¿cómo es posible que se lleve a cabo esta mejora? Si en un póster colgado en el aula escribimos las palabras tristeza, alegría, enfado y miedo asociadas a los colores azul, amarillo, rojo y negro, respectivamente, animamos a los alumnos a que compartan cómo se sienten mediante una actividad dinámica en la que pueden participar todos.

Si en un póster colgado en el aula escribimos las palabras tristeza, alegría, enfado y miedo asociadas a los colores azul, amarillo, rojo y negro, respectivamente, animamos a los alumnos a que compartan cómo se sienten.

No es el único cambio que el centro ha experimentado desde la implantación de En sus Zapatos y es que, según aseguran, los alumnos también han aprendido a calmarse mediante la respiración. Al no disponer de herramientas para autoconocerse “discutían y no se serenaban”, explican las docentes.

Con el proyecto empezaron a adquirir una mirada introspectiva gracias a la cual analizaban “por qué estaban como estaban” y, sobre todo, como solucionarlo. Los colores les ayudan a materializar sus emociones. “Es impresionante”, dice sorprendida la madre de un alumno que cuenta cómo a veces su hija se daba cuenta de una mala contestación y decía “cuidado que está saliendo por ahí el rojo”, refiriéndose a la ira, al enfado.

Avances de los alumnos

Compartir las emociones y abrirse a los demás es un paso muy difícil de dar en los alumnos con necesidades especiales y parece que la iniciativa implantada en el centro ha ayudado a facilitar dicha tarea.

Las docentes del centro destacan la experiencia de una niña con grandes problemas disruptivos que fue capaz de hablar del fallecimiento de su abuela. “Planteamos hacer una obra de teatro, ella dijo que quería representar una. Y les dijo a sus profesoras, ‘tú vas a ser mi abuela, túmbate en el suelo y tú vas a ser el gotero’. De esta forma nos contó cómo había sido el fallecimiento. La abrazaron todos, se puso a llorar y se sentó”. Conseguir cohesión de grupo era uno de los objetivos del proyecto, que lo ha conseguido con creces. 

Se detectó una mayor interacción socioemocional entre el alumnado, algo muy destacado en el aprendizaje de competencias vinculadas a su autonomía, inserción social e incluso laboral, pero además hubo un acercamiento familiar importante. Así lo cuenta la madre de un alumno que asegura que “si sabes cómo se siente tu hija actúas de otra manera” y que agradece al proyecto el aumento de unión familiar. “Cuando estamos tristes por algo es ella la que nos dice: ‘Oye, las emociones’. Así que ella nos enseñó también que hay otras formas de actuar para gestionar las emociones”.

"

Lo emocional es algo que está olvidado, que nadie trabaja, pero que afecta a todos los ámbitos de la vida

"

El vínculo familiar es imprescindible para registrar un aumento de la autoconfianza y la autoestima del individuo. Ahora, los alumnos absorben con mucha más facilidad que antes conceptos nuevos e incluso asisten a la escuela con más ilusión. “Cuando subo a su habitación la veo haciendo y creando cosas. Ahora está mucho más activa”, cuenta otra madre.

El proyecto En sus Zapatos ha sido un éxito total para la Educación Especial y ha demostrado que la Educación Emocional es imprescindible para educar en valores.

Conclusiones

Este proyecto demuestra que sin Educación Emocional es muy difícil conseguir resultados satisfactorios tanto a nivel personal como curricular en los alumnos en general y más específicamente en los que presentan necesidades especiales.

“Lo emocional es algo que está olvidado, que forma parte de nuestro día a día y nadie lo trabaja, tienes que vivir siempre con ello. Afecta a todo”, comenta un docente que ya ha participado en el programa.

Sin un compromiso integral por parte de la comunidad educativa, el proyecto no habría conseguido salir adelante, ni superar los baches que la pandemia de Covid-19 ha traído, que han puesto de manifiesto la importancia de saber distinguir las distintas emociones y  ponerles nombre para, así, aprender a gestionarlas, pues detrás de cada comportamiento hay una emoción.

0
Comentarios